Por qué nos apetece el dulce

Una reciente investigación ha puesto al descubierto el mecanismo responsable de la apetencia, incluso necesidad acuciante para algunos, por el dulce.

Para muchos, la necesidad es acuciante

El estudio puso de manifiesto el mecanismo que ‘usa’ el cerebro para detectar la falta de glucosa en el organismo. “El cerebro necesita nutrirse, entre otras cosas, de glucosa, algo que en nuestro pasado remoto no era fácil de conseguir, y queda esa reminiscencia en forma de preferencia por los alimentos ricos en dicha sustancia”, aseveró el Dr. James Gardiner, director del estudio.

La glucoquinasa

Los investigadores se centraron en una enzima, la glucoquinasa, segregada por el hipotálamo, que regula diversas funciones, incluyendo la alimentación y, notablemente, controla la cantidad de glucosa en el hígado y el páncreas. La tesis era el papel que dicha enzima podría jugar en la necesidad de conseguir glucosa.

El experimento se llevó a cabo con ratones, a los que se sometió a 24 horas de ayuno, al cabo del cual se observó un aumento de actividad de la glucoquinasa.

Igualmente, tras el ayuno se les dio a elegir entre su comida habitual y un preparado de glucosa y los ratones eligieron éste. Cuando se normalizaron los niveles de la enzima, los ratones volvieron a su comida habitual.

Según Gardiner, el estudio, publicado en el Journal of Clinical Investigation, podría ser la base de nuevos tratamientos contra la obesidad.

.

¿Le ha parecido interesante?

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales