Nuevos artilugios: los niños ganaron a los universitarios

Niños en edad pre-escolar comprendieron antes el funcionamiento de un aparato extraño que universitarios brillantes.

La razón probable, según los investigadores, es que los niños muy pequeños podrían tener menos ideas fijas que los adultos sobre las causas y los efectos y generarían métodos más flexibles para la resolución de problemas.

El estudio contó con 106 niños pequeños, de 4 y 5 años de edad, y con 170 universitarios a los que se pidió que comprendieran un artilugio que funcionaba de un modo inusual: constaba de piezas de plastilina de diferentes formas dentro una caja especial, de modo que ciertas formas (simples o compuestas) podían encender una luz en la caja a la vez que sonaba música.

Los niños tienen mucho que enseñarnos sobre el aprendizaje

Los niños entendieron con mayor rapidez que los universitarios las combinaciones inusuales de formas que podían hacer que el artilugio funcionara.

"Los niños lo entendieron. Comprendieron que la máquina podría funcionar de este modo inusual y también que se tenían que poner piezas juntas", declaró la autora principal del estudio, Alison Gopnik, psicóloga del desarrollo de la Universidad de California, en Berkeley.

"Pero los mejores y más brillantes universitarios actuaron como si la máquina siempre siguiera la regla más común y obvia, incluso cuando les mostramos que podía funcionar de manera distinta", añadió.

No queda claro la causa de que los niños sean más flexibles en el aprendizaje. ¿Simplemente están libres de los prejuicios de los adultos o son fundamentalmente más flexibles o más “exploradores” en su modo de ver el mundo?

"Independientemente de la respuesta, los niños tienen mucho que enseñarnos sobre el aprendizaje", añadieron los investigadores.

El estudio se publicará en la revista Cognition.

.

¿Le ha parecido interesante?

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales