Nuevo medicamento para la obesidad

Contrave, aprobado por la FDA norteamericana.

La Food and Drugs Administration aprobó el miércoles pasado un Nuevo fármaco para combatir la obesidad, Contrave. Es la combinación de dos medicamentos: la naltrexona, usado en el tratamiento de drogodependencias, y el bupropion, que trata la depresión y se usa para ayudar a los fumadores a abandonar el hábito (Zyntabac, en España).

En su comunicado de aprobación, la Agencia dijo que es adecuado para adultos con un índice de masa corporal de 30 o superior y en adultos con un índice de 27 o más (sobrepeso) que tienen al menos un trastorno relacionado, como hipertensión arterial, diabetes o hipercolesterolemia.

Se diseñó para los que no pueden perder peso solo con dieta y ejercicio

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos., más de una tercera parte de los adultos de dicho país son obesos, señaló la FDA en el comunicado de prensa.

Contrave se desarrolló para las personas que no pueden perder peso solo con dieta y ejercicio, y que por cualquier causa no puedan ser sometidas a una intervención para perder peso, según declararon algunos expertos a The New York Times.

La aprobación del fármaco se basó en los resultados de varios ensayos en que participaron 4.500 personas. Los resultados mostraron que el 42 por ciento de las personas que tomaron Contrave perdieron el 5 por ciento de su peso corporal, frente al 17 por ciento de las que tomaron un placebo. Un segundo ensayo halló que el 36 por ciento de las personas con diabetes tipo 2 que tomaron Contrave perdieron el 5 por ciento de su peso corporal, frente a apenas el 18 por ciento de las que tomaron un placebo.

Advertencia

Dado que Contrave contiene bupropion, la etiqueta contendrá un recuadro de advertencia sobre un mayor riesgo de ideas suicidas asociadas con los antidepresivos.

Contrave también puede aumentar la presión arterial, y no se debe usar en hipertensos fuera de control, según la FDA. También puede provocar convulsiones y por tanto no debe ser usado por quienes sufren trastornos convulsivos. Si no funciona tras doce semanas, el paciente debe dejar de tomarlo, dijo la agencia.

.

¿Le ha parecido interesante?

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales