No sólo olemos con la nariz

Parece que el corazón, los pulmones y la sangre podrían tener receptores olfativos

Quizás la sangre pueda oler ese café recién molido o aquel bollo que sale del horno, sugiere un estudio reciente.

Las células de la sangre tienen receptores del olor

Parece ser que las células sanguíneas tienen los mismos receptores del olor que la nariz, y hay una creciente evidencia de que esos receptores también se hallan en el corazón, los pulmones y otras partes del cuerpo.

Este sorprendente hallazgo se presentó en una reunión de la American Chemical Society en Nueva Orleans. Conforme a la investigación, los olores podrían desempeñar un papel en la vida mucho más importante de lo que se pensaba.

Corazón, pulmones y otros órganos

"El equipo descubrió que las células de la sangre, y no sólo las de la nariz, tienen receptores del olor", señaló Peter Schieberle, experto en química y tecnología alimentarias de la Universidad de Munich, en Alemania.

"En la nariz, esos receptores perciben sustancias llamadas odorantes y las traducen a un aroma que interpretamos como agradable o desagradable en el cerebro", explicó Schieberle. "Pero, sorprendentemente, hay una creciente evidencia de que también el corazón, los pulmones y otros órganos no olfativos tienen esos receptores".

"Una vez se consume un alimento, sus componentes pasan del estómago al torrente sanguíneo", añadió. "Pero ¿significa esto, por ejemplo, que el corazón 'huele' el filete que acaba de comerse? Desconocemos la respuesta a esa pregunta".

En uno de sus experimentos, los investigadores colocaron un compuesto odorante atrayente en un lado de una cámara y células sanguíneas en el otro. Las células sanguíneas se movieron hacia el olor.

"Pero una vez los componentes del olor entran al cuerpo, no está claro si funcionan de la misma manera que en la nariz", comentó Schieberle. "Nos gustaría averiguarlo".

.

¿Le ha parecido interesante?

Comparta en Redes Sociales