Mejor estilo de vida, menos demencias

Controlar la diabetes y la tensión arterial, no fumar, hacer ejercicio y mantener el peso adecuado pueden reducir el riesgo de demencia incluso en la vejez según una investigación reciente.

El Informe Mundial sobre el Alzheimer de 2014, encargado por Alzheimer's Disease International, reveló que la diabetes puede aumentar el riesgo de demencia en un 50 por ciento. El estudio anotó que la obesidad y el sedentarismo son factores de riesgo clave de la diabetes y la hipertensión.

Nunca se es demasiado viejo para cambiar a un estilo de vida saludable.

"Aunque la edad y la genética son parte de los factores de riesgo de la enfermedad, no fumar, comer de forma más saludable, hacer ejercicio y mantenerse mentalmente activo, pueden ser fundamentales para minimizar las probabilidades de contraer demencia", aseguró Graham Stokes, del King’s College, en Londres, director de atención de la demencia del grupo Bupa.

La actividad debe ser física y mental

"Las personas con demencia o síntomas de ella también pueden hacerlo, y podría ayudar a ralentizar el avance de la enfermedad", añadió Stokes.

Un equipo de investigadores liderados por el Dr. Martin Prince, del Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia del citado College, halló que dejar de fumar tenía un vínculo firme con una reducción en el riesgo de contraer demencia.

Nivel educativo

Las personas con un mayor nivel educativo también tienen un riesgo más bajo de demencia. Aunque la educación no afecta a los cambios cerebrales que pueden conducir a la demencia, puede reducir su impacto sobre la función cerebral, explicaron los investigadores.

Los cambios en el cerebro pueden comenzar mucho antes de que se desarrollen los síntomas. Los investigadores concluyeron que envejecer con un cerebro estimulado y sano puede ayudar a las personas a vivir más tiempo y con una mayor independencia.

.

¿Le ha parecido interesante?

1 votos, media: 5 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales