Mejor comer en familia

Comer (o cenar) en ‘mesa camilla’ podría mejorar la conducta y el bienestar, halla un estudio

Cenar regularmente en familia es benéfico para la salud mental de los adolescentes, según un nuevo estudio, que recalca que es independiente de si piensan que hablar con sus padres es, o no, difícil.

Se relacionó con menos problemas emocionales y conductuales

Para el estudio, realizado en Canadá, los investigadores recabaron datos de unos 26.000 adolescentes de 11 a 15 años de edad.

"Cenar en familia con más frecuencia se relacionó con menos problemas emocionales y conductuales, mayor bienestar emocional, conductas más confiadas y serviciales con los demás, y una mayor satisfacción global", señaló en un comunicado de prensa de la McGill University, en Montréal, el coautor del estudio, Dr. Frank Elgar.

Independientemente del sexo o la edad

Los efectos positivos de las comidas en familia fueron iguales independientemente de sexo, edad o ingresos familiares, según el estudio, publicado en el Journal of Adolescent Health.

"Nos sorprendió hallar unos efectos tan constantes sobre todos los resultados que estudiamos", comentó Elgar. "Desde nunca cenar juntos hasta comer juntos las siete noches de la semana, cada cena adicional se relacionó con una salud mental significativamente mejor".

Los investigadores dijeron que las comidas en familia son oportunidades para que la familia se comunique abiertamente, permiten a los padres formar a sus hijos en conductas positivas frente a la vida y la salud, y permiten a los adolescentes expresar sus preocupaciones y sentirse queridos. Todo esto ayuda a fomentar una buena salud mental.

.

¿Le ha parecido interesante?

Comparta en Redes Sociales