Llega el flexitarianismo

Un vegetarianismo flexible, o sea, ser vegetariano a tiempo parcial.

Reducir el consumo de carne y volverse “vegetariano a tiempo parcial” podría ser una clave para perder peso o reducir a casi la mitad el riesgo de obesidad (un 43%). Un nuevo estudio llevado a cabo sobre 16.000 personas avala la nueva tendencia flexitariana y sus beneficios para la salud.

Un flexitariano es un vegetariano pero, eso, a tiempo parcial; de vez en cuando come carne o pescado. Con anterioridad, la dieta basada en fruta y verdura se había asociado a menores riesgos cardíacos y de diabetes.

Artículo Relacionado
¿Debemos comer menos carne procesada?

El consumo elevado de carne procesada eleva el riesgo de muerte prematura 

Aun a falta de más estudios que lo acaben de demostrar, una dieta basada principalmente en vegetales se ha asociado con un menor riesgo de enfermedad cardíaca, pérdida de peso y menor tasa de diabetes. Aunque, de nuevo, se necesita más investigación antes de sacar conclusiones.

En este último estudio, los flexitarianos más vegetarianos (o sea, los que hacían más comidas sin carne y comían más verdura) tenían más probabilidades de no engordar, y su riesgo de obesidad era de casi la mitad.

Los autores del estudio revelaron que cuanto más fruta y verdura se come, y se consume menos carne, la probabilidad de engordar es menor. Los que estaban en el grupo "más vegetariano" comían sólo un par de comidas sin carne por semana (alrededor de 60 g menos al día) que los más carnívoros, pero también comían más frutas, verduras, nueces y aceite de oliva.

¿Nueva moda?

¿Por qué es tan atractivo el flexitarismo? Según aseveró la Dra. Bes-Rastrollo, de la Universidad de Navarra, en el Congreso Europeo sobre la Obesidad, en Oporto, "no se trata de un cambio radical a una dieta vegetariana; es más una aproximación suave, no es estricta".

Artículo Relacionado
Los consejos nutricionales que deben ignorarse

El análisis y las acotaciones de una nutricionista

Publicidad

Investigaciones anteriores han apoyado la idea de que seguir una dieta principalmente vegetariana, o incluso ser estrictamente vegetariano, aumenta la probabilidad de mantenerse delgado. En gran medida se piensa que es debido a que los productos de origen animal son generalmente más calóricos y contienen más grasa. Las carnes procesadas (bacon, salchichas, etc) también se han asociado a un mayor riesgo de cáncer colorrectal.

Cualquiera que piense en modificar la dieta hacia vegetarianismo o veganismo debería antes saber qué alimentos necesita reemplazar, sobre todo pensar en los alimentos rechazados que son ricos en nutrientes.

"Hay que prestar atención para asegurarse de que la dieta no va a ser deficitaria en proteínas. Se debería pensar en alimentos como el tofu, las nueces, las semillas, el brécol, las espinacas, los guisantes y otros.

El riesgo del vegetarianismo es reducir excesivamente la ingesta de proteínas, ya que las proteínas no sólo son importantes para mantener el peso, sino que influyen en todos los procesos metabólicos del cuerpo.

Artículo Relacionado
5 consejos para llevarse bien con la comida

Le ayudarán, entre otras cosas, a no obsesionarse.


¿Le ha parecido interesante?

4 votos, media: 4 sobre 5

Comparta en Redes Sociales