La siesta es buena para la salud

Una breve siesta podría paliar los efectos nocivos de dormir mal por la noche, sugiere un estudio reciente.

Las siestas parecieron favorecer los niveles de normalidad de las hormonas y proteínas relacionadas con el estrés y en la función inmunitaria, restaurándolos.

La falta de sueño aumenta el riesgo de problemas de salud

©Courtesy of tiverylucky at FreeDigitalPhotos

"La siesta podría ser una forma de contrarrestar los efectos nocivos de la restricción del sueño al ayudar a los sistemas inmunitario y endocrino a recuperarse", planteó el Dr. Brice Faraut, de la Université Paris Descartes - Sorbonne Paris Cité, en Francia. "Los hallazgos avalan el desarrollo de estrategias prácticas para ayudar a la población con privación crónica del sueño, como los trabajadores nocturnos".

"Los hallazgos sugieren que una siesta de 30 minutos puede revertir el impacto hormonal de una noche en que se durmió mal", señaló el autor; "este es el primer estudio que muestra que la siesta podría devolver los biomarcadores de la salud neuroendocrina e inmunitaria a niveles normales", señaló en un comunicado de prensa de la revista.

El estudio

Este pequeño estudio se basó en once hombres sanos de 25 a 32 años. A los voluntarios se les restringió el sueño a apenas dos horas por noche. El resultado: al día siguiente, tenían un aumento de 2,5 veces en el nivel de norepinefrina, una hormona del estrés que aumenta el ritmo cardiaco, la presión arterial y el azúcar en sangre.

También tenían niveles más bajos de la interleucina 6, que combate a los virus.

La noche siguiente, el sueño se limitó de nuevo a dos horas, pero se les permitió después disfrutar de dos siestas de 30 minutos, tras las cuales los niveles de norepinefrina y de interleucina 6 se mostraron normales.

La falta de sueño puede aumentar el riesgo de problemas de salud como la obesidad, la diabetes, la hipertensión y la depresión, y el sueño insuficiente también se asocia con una menor productividad laboral, y con accidentes de tráfico e industriales, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

El estudio aparece en la revista Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism.

.

¿Le ha parecido interesante?

2 votos, media: 5 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales