La amenaza de los fármacos falsos

Los medicamentos de mala calidad son una amenaza real para la lucha contra el sida, la malaria y la tuberculosis, según una serie de estudios.

Harry Lime en "El Tercer Hombre" (Orson Welles), que traficaba con medicinas falsas

Uno de ellos anuncia el descubrimiento de fármacos falsos contra la malaria que causaron más de 120.000 muertes de niños africanos en 2013.

Otros estudios identifican antibióticos de mala calidad, que pueden dañar la salud y aumentar la resistencia antimicrobiana.

Se trata de 17 artículos que detallan diversos aspectos del problema, a la vez que sugieren acciones para solucionarlo. Varios artículos sugieren intervenciones políticas, incluyendo una intervención internacional con la adopción de estrictas leyes globales contra la falsificación de medicamentos.

Este problema continúa creciendo en todo el mundo, creando un desafío aún mayor a la cooperación entre países, muchos de ellos con recursos limitados. Hay una necesidad urgente de colaboración entre expertos en política, ciencia, tecnología, vigilancia, epidemiología y logística, con el fin de asegurar las cadenas de suministro globales.

La investigación

Los científicos inspeccionaron alrededor de 17.000 muestras de medicamentos contra la malaria, la tuberculosis y la leishmaniosis, además de diversos antibióticos. Entre el 9 y el 41 por ciento no cumplieron con las especificaciones. Se llevaron a cabo siete estudios independientes, sobre todo en entornos de bajos recursos, y se incluyeron muestras de fuentes públicas y privadas.

La epidemia incluye antibióticos falsos y otras medicinas

La epidemia de medicamentos falsificados y de calidad inferior es omnipresente y subestimada, particularmente en los países de ingresos bajos y medios, donde los sistemas de reglamentación farmacéutica son débiles o inexistentes, como demuestran estos estudios.

A la espera de acciones globales, se están desarrollando nuevos y prometedores métodos para detectar drogas problemáticas en el punto de compra, dicen los científicos.

La investigación aparece en The American Journal of Tropical Medicine and Hygiene. Véalo aquí (inglés).

.

¿Le ha parecido interesante?

2 votos, media: 3 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales