Hipertensión: puede ser tan devastadora como el VIH

Advierte un grupo de expertos en política social y salud que puede constituir una verdadera epidemia.

Un grupo de expertos asegura que aún existe “una negación sobre el impacto de la hipertensión en la salud mundial”, así como frecuentes malentendidos, a pesar de que el número de muertes asociadas a esta enfermedad puede, en los próximos 20 años, exceder a las atribuibles al VIH, causante del sida.

La respuesta al problema mundial de hipertensión es tímida

Ambas enfermedades requieren consideración de enfermedades crónicas y deben tratarse con una combinación de fármacos y cambios de estilo de vida. Los autores de un nuevo informe publicado en International Journal of Epidemiology, expertos en política social, desarrollo internacional, salud pública y VIH, plantean que la hipertensión podría ser la nueva epidemia, como lo fue el VIH.

Respuesta débil y tardía

"Se ha sugerido que se podrían tomas valiosas lecciones de las políticas sobre el VIH/sida para la hipertensión. Sin embargo, hay pocos indicios de que están siendo tenidas en cuenta. Nuestra respuesta a la epidemia mundial de la hipertensión parece poco mejor que nuestra respuesta al VIH/sida hace dos décadas: demasiado poco y demasiado tarde. ¿Podemos despertarnos esta vez antes de que millones de personas hayan muerto?", escriben en su artículo titulado '¿Es la hipertensión la nueva epidemia de VIH?'.

El hecho de que la hipertensión es una enfermedad no transmisible y los factores de comportamiento asociados, (obesidad, sedentarismo y dieta deficiente) hacen que sea difícil convencer a los financiadores y los contribuyentes ayudar a las personas que "comen y fuman demasiado".

Cuando los programas nacionales de control de las enfermedades no transmisibles se establecen, la mayoría sigue siendo una prioridad menor y su aplicación "se arrastra con una lentitud frustrante", una situación que recuerda a la lenta acumulación de los programas de control del sida antes de 1990. "La hipertensión no es una enfermedad infecciosa, pero las conductas de riesgo asociadas con ella se están extendiendo rápidamente y parece que se transmiten con tanta eficacia como agentes infecciosos", alertan.

.

¿Le ha parecido interesante?

1 votos, media: 3 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales