El colesterol alto podría aumentar el riesgo de Alzheimer

Mantener el colesterol "malo" bajo control y aumentar el colesterol "bueno" no solo es bueno para el corazón, sino también para el cerebro, sugiere una investigación reciente, llevada a cabo en la Universidad de California en Davis.

Los niveles bajos de colesterol "malo" (LDL) y los niveles altos de colesterol "bueno" (HDL) se vinculaban con unos niveles más bajos de la llamada placa amiloidea en el cerebro. Una acumulación de esta placa es una indicación de la enfermedad de Alzheimer, comentaron los investigadores en un comunicado de prensa de la Universidad.

No sólo para el corazón

Los investigadores sugirieron que mantener unos niveles sanos de colesterol es igual de importante para la salud del cerebro que controlar la presión arterial.

Sugiere un método para reducir los niveles de placa amiloidea

"Nuestro estudio muestra que tanto unos niveles más altos de colesterol HDL como unos niveles más bajos de colesterol LDL en sangre se asocian con menores depósitos de placa amiloidea en el cerebro", comentó en el comunicado de prensa el director del estudio, Dr. Bruce Reed, del Centro de la Enfermedad de Alzheimer de la UC Davis.

"Unos patrones malsanos de colesterol podrían provocar directamente unos niveles más altos de amiloidea, lo que se sabe que contribuye al Alzheimer, de la misma manera que esos patrones fomentan la enfermedad cardiaca", advirtió Reed.

El estudio aparece en la revista JAMA Neurology. Los participantes en el mismo tenían 70 o más años de edad. De este grupo, tres personas tenían demencia leve, 33 no tenían problemas con la función cerebral y 38 tenían un deterioro leve de su función cerebral.

Los investigadores midieron mediante escáneres cerebrales los niveles de placa amiloidea de los participantes. El estudio reveló que unos niveles en ayunas más altos de colesterol LDL y unos niveles más bajos de colesterol HDL se asociaban con una mayor acumulación de dicha placa en el cerebro.

Reed y sus colaboradores dijeron que es importante mantener unos niveles sanos de colesterol en los pacientes que muestran señales de problemas de memoria o de demencia, independientemente de su salud cardiaca.

"Este estudio proporciona un motivo para continuar el tratamiento del colesterol en las personas que están desarrollando pérdida de memoria, independientemente de las preocupaciones sobre su salud cardiovascular", señaló Reed, quien también es profesor del departamento de neurología de la UC Davis.

"También sugiere un método para reducir los niveles de amiloidea en las personas de mediana edad, cuando esa acumulación apenas está comenzando", comentó Reed en el comunicado de prensa.

"Si resulta que modificar los niveles de colesterol en el cerebro a principios de la vida reduce los depósitos de amiloidea más adelante en la vida, podríamos potencialmente hacer una diferencia significativa en la reducción del Alzheimer, la meta de una inmensa cantidad de esfuerzos de investigación y de desarrollo de fármacos", aseguró.

.

¿Le ha parecido interesante?

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales