¿Debemos comer menos carne procesada?

Un estudio muestra que el consumo elevado de carne procesada eleva el riesgo de muerte prematura un 44 por ciento

Un estudio reciente sobre cosa de 450.000 personas muestra que el consumo excesivo de carnes procesadas (salchichas, mortadelas, chopped...) podría recortar años de vida.

Hay argumentos muy sólidos para que comamos sobre todo verduras y fruta

Los que comían la mayor cantidad de carnes procesadas aumentaban su riesgo de muerte prematura en un 44 por ciento. En términos más amplios, si se comieran menos carnes procesadas, el número de muertes prematuras en general descendería en casi un tres por ciento, hallaron los investigadores suizos.

Lo ideal: menos de 28 gramos diarios

"Nuestra recomendación es limitar las carnes procesadas a menos de 28 gramos (una onza) al día", aconsejó la autora del estudio, Dra, Sabine Rohrmann, directora de la división de Epidemiología y Prevención del Cáncer del Institut für Sozial und Präventivmedizin (Instituto de Medicina Social y Preventiva) de la Universidad de Zúrich.

"Sabemos de algunos mecanismos que probablemente contribuyan", señaló Rohrmann. "Este tipo de carne es rico en colesterol y grasa saturada, lo que podría ser el vínculo con la enfermedad cardiaca coronaria".

La carne procesada también se trata con nitratos para mejorar su durabilidad, color y sabor. "Que provocan la formación de carcinógenos. Están relacionados con el riesgo de cáncer de colon y de estómago", apuntó Rohrmann.

Menos carne y más fruta y verdura

"Hay argumentos muy sólidos para que todos comamos sobre todo verduras y fruta", planteó el Dr. David Katz, director del Prevention Research Center at Yale University School of Medicine (Centro de Investigación en Prevención de la Universidad de Yale, New Haven, EE.UU.) "Una amplia variedad de estudios han relacionado la ingesta de carne con unas tasas más altas de enfermedades crónicas", señaló el Dr. Katz,

Comer más carne probablemente conlleve menos alimentos vegetales, que protegen de la enfermedad crónica, apuntó.

Para el estudio, que aparece en la revista BMC Medicine, Rohrmann y un equipo internacional de investigadores tomaron datos de casi 450.000 hombres y mujeres. Al inicio del estudio, ninguno de los participantes había sufrido de cáncer, de problemas cardiacos ni accidentes cerebrovasculares. Los investigadores también compilaron datos sobre la dieta, el tabaquismo, el ejercicio y el peso.

Para mediados de 2009, más de 26,000 de los participantes del estudio habían muerto.

"La mortalidad aumenta cuando comparamos a los participantes que comían más de 40 gramos al día de carne procesada con los que comían entre 10 y 20 gramos al día", señaló Rohrmann. Cuanto mayor es el consumo, mayor es el riesgo. "Para el grupo de mayor consumo (al menos 160 gramos de carne procesada al día), la mortalidad fue un 44 por ciento más elevada en comparación con los que comían poca carne (de 10 a 20 gramos al día)", comentó.

.

¿Le ha parecido interesante?

1 votos, media: 5 sobre 5

Comparta en Redes Sociales