¿Chat, SMS..? Bueno, pero nada como una buena conversación

Es difícil resistirse a la velocidad y comodidad de los mensajes de texto, pero los científicos afirman que la comunicación no deja las mismas buenas sensaciones que conversar como toda la vida.

Oír la voz no solo transmite el tono y la sinceridad, sino la identidad

Al investigar a un grupo de chicas, médicos estadounidenses hallaron que ciertas hormonas con un papel clave en relación con las emociones (entre las que se incluyen el cortisol y la oxitocina) se comportaron de manera potencialmente beneficiosa cuando las chicas hablaban sobre algo estresante con sus madres. Cuando “hablaban” por SMS del mismo tema no se producía el mismo comportamiento.

"No estamos seguros del porqué, pero quizá el hecho de escuchar esa voz es algo especial. Oír la voz no solo transmite el tono y la sinceridad, sino la identidad", señaló la autora del estudio, Dra. Leslie Seltzer, del departamento de psicología en la Universidad de Wisconsin, en Madison.

"Un niño puede identificar si su interlocutor es su padre o su madre, pero no en un chat o un SMS. Quizá no es una gran sorpresa, pero es relevante porque a todo el mundo le gustan los mensajes de texto o instantáneos... pero se debería saber que no se consigue la misma respuesta emocional".

El estudio, presentado recientemente en una reunión de la Society for Personality and Social Psychology, en Nueva Orleáns, fue publicado en la revista Evolution and Human Behavior.

La dra. Seltzer y sus colegas compararon las respuestas hormonales de 68 chicas entre 8 y 12 años de edad al escuchar la voz de su madre con esas mismas respuestas al comunicarse con ella mediante un mensaje instantáneo después de unos estresantes exámenes de matemáticas y lengua.

En comparación con las chicas que enviaron mensajes de texto a sus madres después de los exámenes, las que hablaron con su madre, bien por teléfono o bien en persona, tenían niveles más bajos de cortisol (la hormona "del estrés") y niveles más altos de oxitocina, conocida como la "hormona del amor" por su relación con la aparición de relaciones positivas. Los niveles hormonales del grupo de los SMS fueron similares a los del grupo de control de chicas a las que no se permitió que contactaran con sus madres después de los exámenes.

Una reciente encuesta del Pew Research Center for the People and the Press confirmó que los mensajes de texto se están convirtiendo en el principal medio de comunicación entre los adolescentes. El estudio, de 2012, halló que el 63 por ciento de los adolescentes intercambian mensajes de texto a diario, y que el 39 por ciento llaman diariamente vía móvil.

.

¿Le ha parecido interesante?

Comparta en Redes Sociales