Aunque engorde, es mejor dejar de fumar

El miedo a engordar puede disuadir a algunos fumadores para no dejar de fumar. Un nuevo estudio confirma lo ya sabido: que incluso si engorda tras dejarlo, su salud mejorará enormemente más que si hubiera seguido fumando.

El riesgo de seguir fumando es mucho mayor

"Este estudio es importante para los fumadores", dijo Patricia Folan, directora del Centro de Control del Tabaco del Sistema de Salud North Shore-LIJ en Great Neck, Nueva York. "El aumento de peso que pueda implicar dejar de fumar no equivale a las consecuencias apabullantes sobre la salud que tiene el hecho de seguir fumando", añadió.

El estudio fue dirigido por la Dra. Hisako Tsuji, del Departamento de Promoción de la Salud de Osaka, Japón. Su equipo revisó los resultados de la salud de más de 1.300 adultos que dejaron de fumar y los compararon con los de más de 2.800 personas que seguían fumando. Los participantes tenían un promedio de 54 años de edad y se les siguió entre 1997 y 2013.

Dejar de fumar, sin duda

"Los que dejaron de fumar tenían un riesgo significativamente más bajo de morir que los fumadores independientemente del cambio de peso tras dejar de fumar", dijo Tsuji en un comunicado de prensa de la AHA.

Podemos ayudarle

... a dejar de fumar.

Pruebe con StayQuit, el programa de ayuda desarrollado por NeDoctor.

    De los pacientes, 362 de los que dejaron de fumar no aumentaron de peso, 458 no aumentaron más de 2 kg y 485 aumentaron más de 2 kg.

    En comparación con los que siguieron fumando, el riesgo de muerte a lo largo del periodo de estudio siguió siendo un 34 por ciento más bajo para los que dejaron de fumar y no aumentaron de peso, un 49 por ciento más bajo para los que no engordaron más de 2 kg y un 26 por ciento menos para los que ganaron más de 2 kg.

    Los hallazgos fueron presentados en la reunión anual de la American Heart Association, en Chicago.

    .

    ¿Le ha parecido interesante?

    1 votos, media: 5 sobre 5

    Contenido Relacionado

    Comparta en Redes Sociales