4 cambios en el estilo de vida para alejar el cáncer

Hasta dos tercios (el 66%) de las muertes de varones por cáncer y el 50% de la muertes de mujeres podrían evitarse simplemente adoptando estos cambios que proponen los investigadores: no fumar, hacer ejercicio, controlar el peso y dejar el alcohol.

“La clave es que un estilo de vida saludable es importante”, dijo el Dr. Mingyang Song, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard. “Esto podría sonar obvio, pero los efectos del estilo de vida sobre el riesgo de cáncer se habían cuestionado recientemente”. Song citó un estudio de 2015, publicado en la revista Science, que aseveraba que la mala suerte tiene un papel importante en el cáncer.

La teoría era que algunos tejidos corporales, como el del colon, tienen una alta tasa de reemplazo de su población de células, lo que lo vuelve más vulnerable a las "mutaciones aleatorias" que llevan al cáncer. Esa mala suerte, a su vez, explicaría en gran medida por qué algunos tejidos del cuerpo tienen mayores tasas de cáncer. “Según esto sólo quedaría encogerse de hombros, porque el cáncer sería cuestión de suerte", dijo el Dr. Graham Colditz, de la Universidad de Washington, en St. Louis, que escribió un editorial publicado con el estudio.

¿La suerte?

Y no, no sólo es cuestión de suerte. Estos nuevos hallazgos avalan la idea presente en muchos estudios pasados. "No todo es suerte o azar", dijo Colditz. "Muchos cánceres son prevenibles".

Los resultados se basan en 136.000 profesionales de la salud en EE. UU. a quienes se seguía desde los años ochenta. El equipo de Song los dividió en dos grupos: uno que consideraban que tenía un bajo riesgo de cáncer, en función de los cuatro factores del estilo de vida; y un segundo grupo, con un riesgo más alto.

Los miembros del grupo de bajo riesgo tenían un peso normal o un ligero sobrepeso, nunca habían sido fumadoras, no bebían o lo hacían moderadamente (no más de una bebida al día para las mujeres o dos al día para los hombres), y hacían al menos 2 horas y media semanales de ejercicio moderado.

A lo largo de los años, los del grupo de bajo riesgo sufrieron menos cánceres. Si los del grupo con el riesgo más alto hubieran seguido los mismos hábitos del estilo de vida, los investigadores estimaron que entre un cuarto y un tercio de los cánceres se podrían haber evitado.

Y casi la mitad de sus muertes a causa del cáncer podrían haberse evitado, indicó el informe.

El nuevo estudio se publicó en la revista JAMA Oncology.


¿Le ha parecido interesante?

10 votos, media: 4.60 sobre 5

Comparta en Redes Sociales