Cómo usar inhaladores con reservorio

Los reservorios pediátricos tienen una pequeña mascarilla que se coloca sobre la nariz y boca del niño.

Mucha gente encuentra difícil el uso de lo inhaladores convencionales. Esto se debe a que la coordinación en apretar la bomba y tomar simultáneamente aliento no siempre es sencillo. Una cámara reservorio es un dispositivo diseñado para facilitar el uso de un inhalador de control de dosis y de esta manera hacer llegar a los pulmones la medicina cuando se necesita. Esto resulta en un mejor aprovechamiento del fármaco y reduce los efectos secundarios que puede tener la inhalación de la medicina en la boca o garganta.

Un dispositivo de reservorio es un contenedor de plástico habitualmente dividido en dos mitades que se encajan entre sí. En un extremo hay una boquilla y en el otro un agujero para insertar la boquilla del inhalador.

La dosis de medicina se vaporiza dentro de la cámara reservorio, desde donde puede ser inhalada sin necesidad de coordinar la inspiración y el disparo del inhalador. Es particularmente útil en bebés y niños incapaces de dicha coordinación. Los reservorios pediátricos tienen una pequeña mascarilla que se inserta en la boquilla de la cámara y se coloca sobre la nariz y boca del niño.

Cámaras reservorio para adultos

  • Siéntese derecho o póngase de pie y levante la barbilla para abrir las vías aéreas.
  • Quite la tapa del inhalador y agítelo vigorosamente.
  • Si no se ha usado en la última semana, o es la primera vez que se usa, pulverice primero al aire para probar su correcto funcionamiento.
  • Inserte la boquilla del inhalador en el extremo del reservorio (donde debería caber exactamente y sin dificultad, ver más abajo).
  • Inspire profundamente algunas veces y ponga sus dientes alrededor de la boquilla de la cámara reservorio (no coloque los dientes delante, ni muerda la boquilla) y “séllelo” con sus labios para evitar la entrada de aire.
  • Apriete hacia abajo la bomba del inhalador al interior del reservorio.
  • Inspire lenta y profundamente y contenga la respiración 10 segundos o tanto tiempo como sea cómodamente posible.
  • Espire el aire e inmediatamente inspire de nuevo a través de la boquilla y contenga la respiración. Debería inhalarse profundamente dos veces por cada descarga del inhalador.
  • Si se requiere otra dosis, es conveniente esperar 30 segundos, agitar de nuevo el inhalador y repetir los pasos 4 a 8.
  • No efectúe más de una pulverización en la cámara reservorio simultáneamente. Esto puede provocar la condensación de la medicina en las paredes de la cámara y resultar en la inhalación de una dosis menor.

Cámaras reservorio pediátricas

  • Quite la tapa del inhalador y agítelo vigorosamente.
  • Si no se ha usado antes de una semana, o es la primera vez que se usa, efectúe primero una pulverización al aire para probar su funcionamiento.
  • Ponga la mascarilla en la cámara reservorio.
  • Inserte la boquilla del inhalador en el extremo de la cámara (donde debería caber exactamente y sin dificultad, ver más abajo).
  • Colóquele la mascarilla al niño, sobre la nariz y boca, de manera que constituya un sellado real con la cara.
  • Efectúe una pulverización del inhalador en la cámara reservorio.
  • Mantenga la mascarilla en su sitio y deje al niño respirar normalmente durante 30 segundos.
  • Si se requiere otra dosis, es conveniente esperar 30 segundos, agitar de nuevo el inhalador y repetir los pasos 4 a 7.
  • No efectúe más de una descarga en el reservorio a la vez. Esto puede provocar la condensación de la medicina en las paredes del mismo y resultar en la inhalación de una dosis menor.

Otros consejos útiles

  • Puede ensayar la técnica del inhalador con el médico o farmacéutico.
  • Si no consigue adaptadores adecuados entre el inhalador y la cámara reservorio, existen otros tipos alternativos de inhaladores en el mercado. Puede encontrar alguno más fácil de usar cuando hable con el médico o farmacéutico sobre lo más conveniente para usted o el niño.
  • Se deberá limpiar la cámara reservorio una vez por semana con agua jabonosa templada para prevenir residuos o depósitos en su interior. Se evitará secarlo con un paño, y se dejará secar al aire. El secado mediante una tela puede crear electricidad estática y disminuir el rendimiento del dispositivo.
  • El uso de una mascarilla y una cámara reservorio con un bebé puede ser complicado. Tenga al niño cómodamente en brazos, para que se sienta seguro. Acaricie suavemente la mascarilla y la cara para que se acostumbre a ella. Sonríale y háblele, recuerde que el niño detecta si usted está preocupado. Puede mantener la mascarilla durante el sueño del niño; los bebés también inspirarán la medicina si están llorando.
  • Si tiene dificultad para apretar la bomba del inhalador pueden conseguirse dispositivos de ayuda que hacen más fácil el uso del mismo.
  • Hay varias marcas de cámaras reservorio disponibles y todas son diferentes. Cada dispositivo reservorio se adapta a diferentes inhaladores, de manera que es importante conseguir el adecuado al inhalador en cuestión. Cada boquilla del inhalador debe encajar justamente en su cámara reservorio.
  • Hay que evitar el contacto del inhalador con los ojos, puede ser perjudicial.
  • Deben leerse siempre las instrucciones o el prospecto de las medicinas y usarse de acuerdo a lo prescrito por el médico.
  • Las medicinas propias no deben darse a terceros, aunque tengan los mismos síntomas.
  • Pueden ser perjudiciales en otras personas.
  • Los medicamentos siempre deben mantenerse fuera del alcance de los niños.
  • Si se olvida una dosis del inhalador, debe tomarse lo antes posible y seguir con el ritmo habitual.
  • Debe informarse al medico si por accidente se inhala una dosis superior a la indicada.
.

¿Le ha parecido interesante?

2 votos, media: 3 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales