La laparoscopia mini-invasiva, nuevo tratamiento de la diabetes del adulto

Señal stop diabetes

La posibilidad de padecer diabetes a lo largo de nuestra vida adulta es cada vez mayor. La diabetes del adulto, la que se trata inicialmente con “pastillas” y a la larga con insulina (diabetes mellitus tipo II), prácticamente siempre va unida a la obesidad.

Diabetes del adulto = Obesidad

Se trata de una nueva epidemia asociada a una dieta inadecuada, casi siempre excesiva, y que viene de la mano de la obesidad. De hecho a esta nueva epidemia se le ha venido en llamar “diabesidad”, porque en ella se unen obesidad y diabetes.

La gravedad de ambos procesos es casi siempre correlativa: cuando se agrava la obesidad, se agrava la diabetes y, cuando se pierde peso y se realiza ejercicio físico, inmediatamente mejora la diabetes, los controles de glucemia y disminuye la necesidad de fármacos (pastillas o insulina) para su control.

Artículo Relacionado
Diabetes tipo 2 (no insulino dependiente)

Al contrario que la diabetes tipo 1, la tipo 2 se puede prevenir en gran medida.

¿Por qué la obesidad produce diabetes?

Múltiples estudios científicos han demostrado que la acumulación de grasa en el abdomen (obesidad troncal) causa un bloqueo insulínico. Es decir, el páncreas libera insulina correctamente, pero no puede actuar con normalidad sobre los distintos receptores. La consecuencia es que los nutrientes y la glucosa que ingerimos no se metabolizan correctamente; la glucosa en sangre se eleva demasiado y durante demasiado tiempo, y causa daño celular grave.

La obesidad retroalimenta la diabetes

El páncreas, la glándula que produce la insulina, reacciona al bloqueo insulínico produciendo más insulina. Es decir, los pacientes con diabesidad padecen hiperinsulinemia (el aumento de insulina en sangre), de manera que la mejor forma de ayudar a ese páncreas es perder peso.

Sin embargo, durante los primeros años de la obesidad asociada a diabetes, la propia diabetes facilita el incremento de la obesidad y ésta, a su vez, empeora la diabetes. De esta manera, el paciente se encuentra en un círculo vicioso de difícil control.

Publicidad

Artículo Relacionado
Glucosa en la sangre: niveles

Es fundamental controlar la glucemia en sangre: aquí explicamos los niveles adecuados y las "líneas rojas".

La diabetes del adulto, una enfermedad consuntiva o debilitadora

Con el paso de los años, a partir de los 7-10 años, la diabetes causa un daño celular, vascular y orgánico progresivo, que finalmente acaba en un deterioro grave de la salud y se produce una pérdida de peso progresiva, aunque sin mejoría o incluso con empeoramiento de la diabetes.

Cómo evitar que la diabetes nos gane la batalla

Aparte de contar con un buen especialista y un equipo multidisciplinar que ayude a llevarlo a cabo, toda la evidencia científica ha demostrado que la pérdida de peso y el ejercicio físico constituyen el tratamiento más adecuado para la diabetes del adulto asociada a obesidad.

Todos los clínicos y especialistas observamos en nuestros pacientes que, durante los periodos iniciales de la diabetes (los primeros 7-10 años), la pérdida del exceso de peso y el ejercicio físico regular, CURAN la diabetes: los pacientes ya no necesitan medicación, y los niveles de glucosa en sangre se normalizan.

Sin embargo se produce una alta tasa de fracasos, debido a la dificultad de conseguir una pérdida de peso duradera, en pacientes con sobrepesos de 20 ó 25 kilos de más (Índice de Masa Corporal mayor de 30).

Artículo Relacionado
La diabetes oculta, una de las enfermedades del siglo XXI

En España hay 5 millones de diabéticos y más de dos millones de ellos no lo saben.

Los Equipos Multidisciplinares son una primera buena opción

Cada vez es más frecuente la formación de equipos especializados, multidisciplinares, para el tratamiento integral del paciente diabético-obeso.

Balón intragástrico

Balón intragástrico

©Obésitas

Los psicólogos, con su terapia conductual, juegan un papel fundamental en el control emocional de la ingesta excesiva de dulces y de alimentos en general. Los preparadores físicos, los fisioterapeutas, la terapia de grupo y los endocrinólogos, actuando coordinadamente, consiguen milagros con estos pacientes.

Los tratamientos endoscópicos como opción de apoyo

Cuando el paciente no responde a la terapia multidisciplinar, o lo hace de forma insuficiente, actualmente pueden utilizarse tratamientos como el balón intragástrico o la plicatura gástrica endoscópica. Estos tratamientos, apoyados siempre por el equipo multidisciplinar, facilitan una importante pérdida de peso por parte del paciente, y con ello mejoran el resultado terapéutico de su diabetes y de su obesidad.

El balón intragástrico es un tratamiento bastante popular, aunque muchas veces mal indicado y utilizado, pero en este tipo de pacientes puede resultar de gran ayuda. La plicatura gástrica por endoscopia es un nuevo método, desarrollado por un laboratorio estadounidense, que permite reducir el tamaño, y con ello la capacidad del estómago, mediante una simple endoscopia.

Plicatura gástrica

Plicatura gástrica

©Obésitas

Ambos métodos son capaces de facilitar la pérdida de peso y ello, asociado a una terapia multidisciplinar, mejorar mucho o incluso curar una diabetes. Sin embargo los procedimientos no son definitivos y tienen una duración de 6 meses para el balón y de unos 18 meses para la plicatura.

Publicidad

La laparoscopia mini-invasiva, una opción necesaria cuando todo ha fracasado

Efectivamente, cuando todo ha fracasado, actualmente disponemos de los tratamientos por laparoscopia mini-invasiva para la diabetes del adulto. Se trata de disminuir el tamaño del estómago y a su vez evitar que el alimento pase por el intestino que rodea el páncreas (duodeno e inicio del yeyuno).

Se ha demostrado que esta derivación o bypass de los alimentos, por un lado mejora o cura el bloqueo insulínico, y por otro favorece una pérdida de peso permanente, que permite finalmente curar la diabetes y la obesidad.

Bypass gástrico

Bypass gástrico

©Obésitas

De las distintas técnicas que se han estudiado para el control de la diabesidad, las llamadas bypass en Y de roux metabólico y bypass tipo SADIS, son las que mejor eficacia y seguridad han demostrado. El uso de estas técnicas para el control y tratamiento de la diabetes con índice de masa corporal mayor de 30 (un sobrepeso de 20 o más kg, unido a padecer diabetes que no mejora o empeora con tratamiento adecuado), ha sido avaladas por las sociedades científicas más importantes del todo el mundo y por publicaciones científicas en las revistas más prestigiosas y de mayor impacto.

Pero la principal novedad es la posibilidad de aplicarlas de forma “mini-invasiva”, gracias al desarrollo de la tecnología (siempre asociada a un entrenamiento y capacitación específicos). Actualmente la aplicación de una metodología mini-invasiva permite realizar en la cavidad abdominal del paciente modificaciones anatómicas definitivas del tubo digestivo, que permiten el control o curación de la diabetes del adulto asociada a obesidad, con 24-48 horas de ingreso en un hospital y la reincorporación a la vida normal en 5-7 días.

Bypass sistema SADIS

El bypass SADIS

©Obésitas

De esta forma, la balanza riesgo-beneficio se inclina claramente hacia el beneficio, tanto en la salud como en una buena relación coste-beneficio para los sistemas de salud, respecto al tratamiento médico convencional de la diabetes y de sus complicaciones a largo plazo.

Los pacientes tienen que concienciarse, buscar la ayuda de un buen endocrinólogo, mejor en el contexto de un equipo multidisciplinar (psicólogo, preparador físico, terapia de grupo…), y poner todo el esfuerzo posible; la gravedad de la enfermedad lo merece. Y si finalmente todo fracasa, no darse por vencido y acudir a Unidades especializadas en tratamientos por laparoscopia mini-invasiva de la diabetes asociada a obesidad.

Artículo cortesía de Clínica Obésitas para NetDoctor.

.

¿Le ha parecido interesante?

3 votos, media: 5 sobre 5

Comparta en Redes Sociales