Úlcera gastroduodenal (tratamiento)

Mucho ha cambiado en el tratamiento de la úlcera en los últimos años

Hoy es un trastorno que se puede curar en una semana. Es importante, no obstante, un diagnóstico preciso de la causa de la úlcera.

La úlcera era una enfermedad crónica, con frecuentes recaídas, que requería tratamiento médico de larga duración. La intervención quirúrgica era a menudo necesaria. Hoy es un trastorno que se puede curar en una semana. Es importante, no obstante, un diagnóstico preciso de la causa de la úlcera.

Saber más

¿Qué ocasiona la úlcera?

La mayoría de las úlceras gastroduodenales se producen como resultado de:

Helicobacter pylori

El Helicobacter pylori es una bacteria que infecta el estómago (muy común).

Uso de medicamentos

El uso de medicamentos antirreumáticos y analgésicos antiinflamatorios no esteroideos o AINEs y aspirina (menos común).

Cáncer de estómago

En ocasiones, una úlcera en realidad está ocultando un cáncer de estómago. Una úlcera de duodeno, por el contrario, muy raramente puede ser en realidad un tumor.

Hay otros tipos de úlcera gastroduodenal, pero son muy poco frecuentes.

Consultas al médico

¿Cómo se trata la úlcera causada por Helicobacter pylori?

El tratamiento, en este caso, está dirigido a erradicar la bacteria. Con ello, se cura la úlcera y se previenen las recaídas. Suelen tomarse tres medicinas diferentes, dos a tres veces al día. Éstas son:

  • Inhibidores de la bomba del ácido (omeprazol, lansoprazol,...)
  • Dos tipos de antibióticos

A continuación se enumeran los tres tratamientos más habituales:

inhibidores de la bomba del ácido + antibiótico 1 + antibiótico 2 Dosificación Ventajas Desventajas
omeprazol 20 mg lanzoprazol 30 mg pantoprazol 40 mg amoxicilina 1.000 mg claritromicina 500 mg 1 de cada uno, 2 veces diarias, durante 7 días - el tratamiento es rápido - 2 dosis al día - eficacia > 90% - pocos efectos secundarios - no puede emplearse cuando el paciente es alérgico a la penicilina - posibilidad de desarrollar resistencia a antibióticos similares a la claritromicina
Igual metronidazol 400 mg clarithromicina 250 mg 1 de cada uno, 2 veces diarias, durante 7 días - el tratamiento es rápido - 2 dosis al día - eficacia > 90% - puede ser utilizado cuando hay alergia a la penicilina - no es aconsejable el consumo de alcohol durante el tratamiento - el metronidazol puede causar náuseas - posibilidad de desarrollar resistencia a antibióticos similares a la claritromicina
Igual amoxicilina 1.000 mg metronidazol 400 mg 1 de cada uno, 3 veces diarias, durante 14 días - puede ser más eficaz - no es aconsejable el consumo de alcohol durante el tratamiento - el metronidazol puede causar náuseas - el tratamiento es más largo - 3 dosis diarias - más caro que los otros
Publicidad

Un tratamiento menos empleado

Tres o cuatro medicamentos diferentes, cuatro veces al día, durante 14 días (inhibidores de la bomba del ácido + subcitrato de bismuto + amoxicilina + metronidazol). Este tratamiento se emplea solamente en circunstancias especiales.

Todos estos tratamientos son eficaces y no demasiado difíciles de tomar.

¿El Helicobacter pylori puede ser resistente al tratamiento?

Sí, pero es poco frecuente que resista al tratamiento. Generalmente, no se recomienda la evaluación tras el tratamiento para comprobar si la bacteria se ha eliminado, debido a que:

  • Puede que no note si se ha eliminado la bacteria y el médico puede no detectarla mediante el test sanguíneo.
  • Comprobarlo con seguridad haría necesaria una nueva gastroscopia con toma de biopsias o un "test del aliento", que es otra de las pruebas que se pueden realizar para comprobar la presencia del Helicobacter pylori en el estómago de los enfermos con úlcera gastroduodenal.

¿Se cura la úlcera después de una semana del tratamiento?

Una semana de tratamiento es tiempo suficiente, en muchos casos, para eliminar completamente la bacteria de la úlcera.

En algunos casos la lesión no se cura totalmente, siendo necesario continuar algunas semanas más con un tratamiento que inhiba el ácido.

¿Debe supervisarse el tratamiento de la úlcera?

Si la úlcera está en el estómago, hay una pequeña probabilidad de que se trate de un cáncer, por lo que es necesario realizar otra gastroscopia tras cuatro a seis semanas de tratamiento. Entonces podrá confirmarse si la úlcera ha cicatrizado normalmente, cosa que no ocurriría si se tratase de un tumor de estómago. Es necesario estar bien seguros mediante el estudio al microscopio de muestras de tejido de estómago tomadas por biopsias repetidas de dicho área.

Si la úlcera es de duodeno, no es necesario supervisar su cicatrización. Solamente se considerará un nuevo estudio en caso de que los síntomas reaparezcan.

¿Cómo se tratan las úlceras causadas por la aspirina o los AINEs?

  • En primer lugar, es necesario suspender la toma de estos medicamentos.
  • El médico puede encontrar necesario que el paciente siga con los AINEs, en circunstancias especiales.
  • Si el Helicobacter pylori está presente, la infección debe tratarse tal y como se ha indicado.

Si no hay infección por Helicobacter pylori, la úlcera se trata con:

  • Antagonistas-H2 (bloqueantes H2), 1 comprimidos diarios durante cuatro a ocho semanas.
  • Un inhibidor de la bomba del ácido, como el omeprazol, una cápsula diarias durante cuatro a seis semanas.

Las úlceras de estómago serán revisadas repitiendo la gastroscopia tras seis semanas de tratamiento.

¿Es necesario dejar de tomar la medicación que produjo una úlcera?

Si ha habido complicaciones (hemorragia o perforación), ese medicamento debe suspenderse y no se volverá a utilizar.

Publicidad

¿Hay algunas alternativas a los AINEs o la aspirina?

Sólo en situaciones médicas excepcionales está justificado reanudar tal medicación. En tales casos, la úlcera se tratará tal como se ha indicado. La medicación que desencadenó la úlcera deberá cambiarse de la siguiente forma:

  • AINEs: debe usarse un preparado de bajo riesgo, a la menor dosis posible.
  • Aspirina: debe utilizarse a la dosis de 75-100 mg, la más baja posible.

Estos medicamentos pueden combinarse con un inhibidor de la bomba del ácido.

De forma alternativa, puede combinarse un AINE con Misoprostol, que protege la mucosa gástrica y contrarresta así el efecto nocivo de los AINEs y de la aspirina sobre dicha mucosa.

¿Cómo se trata la úlcera sangrante?

Una úlcera sangrante es una situación grave que requiere de una asistencia hospitalaria urgente. A menudo requiere de transfusión sanguínea.

Los AINEs, la aspirina y los anticoagulantes (medicamentos que disminuyen el poder de coagulación de la sangre) se suspenderán inmediatamente.

Se realizará una gastroscopia urgente para:

  • Diagnosticar la causa del sangrado.
  • Valorar el riesgo de nueva hemorragia.
  • Inyectar una sustancia en la mucosa próxima a la úlcera para reducir al mínimo la posibilidad de un nuevo sangrado.
  • Detener, si es posible, el sangrado arterial activo.

En tales circunstancias, el paciente permanecerá hospitalizado durante algunos días tras la hemorragia. En algunos casos, cuando hay una hemorragia importante que no se puede detener durante la gastroscopia, será necesaria la cirugía urgente. Durante la misma, se ata cualquier pequeño vaso que esté sangrando y se cose la úlcera. La intervención quirúrgica es muy eficaz para tratar hemorragias graves que no pueden detenerse o controlarse mediante medidas menos invasivas.

¿Cómo se trata la úlcera perforada?

Una úlcera perforada es también una situación grave que requiere un tratamiento urgente. Para llegar al diagnóstico se precisa de una radiografía de la zona del estómago (buscando aire por debajo del diafragma). Una úlcera perforada requiere cirugía urgente.

¿Cómo se trata la obstrucción del duodeno?

Al cicatrizar, una úlcera crónica puede ocasionar obstrucción del píloro (la salida del estómago) y del duodeno, dificultando el vaciamiento del estómago. Los síntomas incluyen vómitos y pérdida de peso.

Esta situación, llamada estenosis pilórica, se suele tratar mediante cirugía, creando un atajo o cortocircuito hasta el duodeno obstruido o estrechado ("gastro-entero-anastomosis"). Con ello se facilita el vaciamiento del estómago.

¿Cuándo se debe tratar quirúrgicamente una úlcera crónica?

Hoy en día es raro que la úlcera crónica se trate quirúrgicamente, salvo en caso de hemorragia, perforación y estrechamiento de la salida del estómago o del duodeno a causa de la cicatriz.

Hace algunos años el tratamiento quirúrgico de la úlcera crónica era habitual. Entonces todavía no existían medicamentos que suprimieran el ácido de forma eficaz, y el Helicobacter pylori no se había descubierto.

El procedimiento quirúrgico dependía de la localización de la úlcera.

Se solían utilizar tres técnicas diferentes:

  • Se seccionaban los nervios del estómago que llevan el estímulo de la secreción gástrica del estómago (vagotomía).
  • Se resecaba o amputaba una parte del estómago (gastrectomía parcial).
  • Se empalmaba (anastómosis) el estómago al duodeno de diferentes formas.

Los efectos secundarios o colaterales eran frecuentes: trastornos gástricos, reflujo, dolor abdominal, cansancio, diarrea y pérdida de peso.

Estas intervenciones se realizaban de esta manera pues no se disponía de otras opciones de tratamiento.

Actualmente, en muy pocos casos es necesario alguno de estos procedimientos quirúrgicos; solamente cuando el tratamiento médico ha fracasado.

. . . .

¿Le ha parecido interesante?

179 votos, media: 4.45 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales