Pet, o Tomografía por Emisión de Positrones

Qué es la PET

©Copyright Science.ph

La tomografía de emisión de positrones (Positron Emission Tomography o sus siglas PET) es una técnica que mide la función fisiológica del organismo examinando el flujo sanguíneo, el metabolismo, los neurotransmisores o sustancias que liberan las neuronas del sistema nervioso para comunicarse, y fármacos marcados con partículas radiactivas.

La PET ofrece un análisis cuantitativo permitiendo una monitorización a lo largo del tiempo de los cambios relativos sufridos a medida que una enfermedad evoluciona o en respuesta a estímulos específicos.

¿En qué consiste esta técnica?

La técnica se basa en la detección de la radiactividad emitida tras la inyección en una vena periférica de una pequeña cantidad de un trazador radiactivo marcado con oxígeno-15, flúor-18, carbón-11 o nitrógeno-13. La dosis radiactiva total es similar a la dosis usada en la tomografía axial computerizada (TAC).

Básicamente la técnica se desarrolla en 4 pasos: el núcleo del radioisótopo inyectado emite un positrón, es decir, un electrón positivo. Éste choca contra un electrón en el tejido y el proceso convierte masa en energía en la forma de dos fotones. En el paso 3, la cámara de PET usa unos cristales llamados de escintilación colocados alrededor del paciente para detectar estos fotones emitidos. Por último, los cristales absorben los fotones produciendo luz que se convierte en una señal eléctrica que es recogida en una pantalla.

¿Cuáles son sus aplicaciones?

El uso más común de la PET es la medida de la tasa de consumo de la glucosa en diferentes partes del cuerpo a través de la acumulación del análogo de glucosa radiomarcado 18-fluorodesoxyglucosa. Uno de los principales usos clínicos de este hallazgo es que nos sirve para distinguir si un tumor es benigno o maligno (los tumores malignos metabolizan o consumen la glucosa de forma más rápida que los benignos) y por eso se usa fundamentalmente en Oncología. El rastreo de todo el cuerpo con esta técnica se utiliza a menudo para el estudio del estadio o fase en que se encuentra el cáncer.

Otras aplicaciones de la PET incluyen el estudio del flujo sanguíneo y del consumo de oxígeno en diferentes partes del cerebro, por ejemplo, para el estudio de la demencia, de accidentes vasculares cerebrales o de tumores. También sirve para el estudio de la enfermedad de Parkinson a través de la medida de los rastros de neurotransmisores químicos como la dopamina.

Por último, la PET tiene también sus aplicaciones en Cardiología, por ejemplo, para estudiar el músculo cardíaco antes de su trasplante, o en el estudio de varios tipos de cáncer del corazón.

¿Cómo se realiza esta prueba y cuánto tiempo se emplea en hacerla?

La tomografía de emisión de positrones (PET) se hace en unos 10 a 40 minutos y, al igual que en el TAC, el paciente está completamente vestido y no produce ningún tipo de dolor, salvo el derivado del pinchazo en la vena del brazo.

Las mujeres siempre deben informar a su médico si existe la posibilidad de que se encuentren embarazadas o si se encuentran en período de lactancia.

.

¿Le ha parecido interesante?

3 votos, media: 3.67 sobre 5

Comparta en Redes Sociales