Senos pequeños

Estructura de las mamas

Las mamas son dos órganos existentes tanto en la mujer como en el varón, situados en la parte anterior del tórax. Su principal función es la lactancia en las mujeres. Están formadas por lo que llamamos tejido glandular: un conjunto de células que se organizan de una manera concreta, para realizar la función de secreción de leche en el momento en que ésta se necesite. Rodeando a este tejido especial, tenemos el tejido de soporte, compuesto por músculo, tejido conjuntivo, y grasa. Este tejido de soporte protege y da consistencia a la glándula en su conjunto. Recubriendo a todo se encuentra la piel.

Las mujeres descontentas por el tamaño o la forma de sus senos pueden decidir recurrir a la cirugía de aumento.

©The Fertile Chick

Modificaciones de las mamas a lo largo de la vida de la mujer

Las mamas cambian de forma y tamaño durante toda la vida, de una forma progresiva. Es muy frecuente la asimetría de las mamas, es decir, que la mama de un lado no tiene por qué tener el mismo tamaño que la otra. De hecho, la mama izquierda suele ser de mayor tamaño que la derecha, aunque a simple vista no suele apreciarse.

Podemos decir que el verdadero desarrollo o crecimiento de las mamas se inicia cuando la mujer entra en la pubertad, que suele ser a los 10 -12 años y continúan creciendo y cambiando de forma durante todo este periodo. El tamaño y la forma final de las mamas suele venir marcado en parte, por factores hereditarios, pero su desarrollo en una madre y en su hija puede ser completamente diferente.

¿Puede modificarse el tamaño de las mamas?

Como acabamos de decir, el tamaño final suele estar marcado genéticamente, salvo excepciones. Depende de la cantidad de grasa y tejido mamario que posea la glándula en cuestión.

De interés

Le sugerimos la lectura del artículo:

El tamaño y la forma de las mamas no pueden modificarse de una manera importante con ninguna medicación específica o concreta, ni existen aparatos o ejercicios que logren hacerlo. Únicamente en casos médicos especiales, puede administrarse un suplemento hormonal para aumentar las mamas. Con las píldoras anticonceptivas, a veces la mujer tiene la impresión de que las mamas aumentan. Sólo en el embarazo y durante la lactancia se llega a apreciar un crecimiento visible: en estas dos situaciones, la mama crece porque se prepara para realizar su función de lactancia, o ya la está realizando. Es lo que llamamos un crecimiento fisiológico (o sea, normal) de la glándula.

¿Son los implantes la solución?

Existen mujeres descontentas con el tamaño de sus mamas, bien porque son demasiado voluminosas, o bien porque su tamaño es excesivamente pequeño. Los implantes son una opción para estas mujeres descontentas con la forma o el tamaño de las mamas. También lo es para aquéllas que han sufrido la extirpación de una mama (mastectomía), a consecuencia de un cáncer. Es una operación cara, pero su práctica está cada vez más extendida. La destreza de los cirujanos plásticos en este campo ha progresado notablemente, y sus resultados suelen ser satisfactorios.

Sin embargo, a consecuencia de los implantes han surgido algunos problemas: reacciones adversas al material de implante, salida de la silicona al pecho, trombos en los vasos sanguíneos, etc. Las evidencias médicas de algunos de estos hechos no están claras, y no pueden generalizarse. Es cierto que la intervención entraña un riesgo, y el hecho de introducir en el organismo un material extraño también lo es, pero este tipo de soluciones se perfeccionan continuamente día a día, y tales riesgos se han ido reduciendo cada vez más.

¿Piensa en operarse?

Le recomendamos encarecidamente la lectura de nuestro artículo 'Prótesis mamarias'

    Generalmente, los materiales que más se han utilizado y más conocidos por la población femenina son la silicona y los implantes de soja. Suelen ser lo más parecido posible, en tacto y consistencia, al tejido graso que hemos dicho que sirve de sostén a la glándula. Los resultados, de forma global, podemos decir que son buenos, y las pacientes quedan contentas tras la intervención.

    ¿Cómo se realiza la operación?

    Los implantes se colocan en la mama bajo los músculos, con lo que el tejido de la misma se mantiene intacto y los pezones permanecen conectados de forma natural al tejido de la glándula. El material se introduce bajo la piel y su situación exacta dependerá del tamaño y la forma de la mama. La operación se lleva a cabo con anestesia total.

    La mayoría de las mujeres tienen que costearse la operación. En los casos en que la colocación de una prótesis mamaria se debe a una enfermedad, como por ejemplo en las pacientes con cáncer de mama que han sufrido la amputación del pecho, esta operación puede venir financiada total o parcialmente por la sanidad pública o algunas compañías de seguros. El precio varía según el tipo de intervención y el material utilizado.

    Las mujeres que quieran someterse a una cirugía de este tipo, deben consultar antes con su médico de cabecera quien les puede orientar sobre la necesidad, los riesgos, o los resultados que pueden obtenerse para su caso particular.

    . .

    ¿Le ha parecido interesante?

    3 votos, media: 3.67 sobre 5

    Comparta en Redes Sociales