Recomendaciones para la prevención de la malaria (paludismo) en el sur de Asia

Todas las personas que viajen a cualquier lugar del sub-continente indio, a excepción de las zonas de alta montaña, tienen riesgo de contraer malaria, tanto en las zonas rurales como en las ciudades. El Plasmodium vivax es la forma de parásito de la malaria más común en esta zona, pero también existe malaria por parásito Plasmodium falciparum que, con frecuencia, es resistente a la cloroquina. Asimismo, existe la posibilidad de infección mixta por ambos tipos de parásito.

Las personas que hayan emigrado a Europa desde Asia del sur deben tener en cuenta que desde que se llevaron a cabo las campañas para la erradicación de la malaria, ésta ha resurgido en la mayor parte del sur de Asia, por lo que si regresan para visitar a familiares o a amigos, deben tomar las medicinas preventivas recomendadas.

El tratamiento recomendado para las personas que viajen al sur de Asia consiste en evitar las picaduras de mosquito y tomar uno de los medicamentos recomendados: Mefloquina, doxiciclina o malarone® (una combinación de otros dos medicamentos, proguanil y atovaquona).

RiesgoPaísMedicación recomendadaMedicación alternativa
Riesgo muy alto o localmente muy alto
Resistencia a la cloroquina
Bangladesh: riesgo en todas las áreas excepto en la ciudad de Dhaka. Mefloquina, doxiciclina o malarone® Combinación de cloroquina y proguanil (protección limitada)
Riesgo variable
Normalmente la resistencia a la cloroquina es moderada
Bhutan: riesgo únicamente en los distritos del sur
India: riesgo en todas las áreas por debajo de 2000 m incluyendo las ciudades. No hay riesgo en los estados de las montañas del norte. Delhi y Bombay son áreas de riesgo
Nepal: riesgo sólo por debajo de los 1200 m. No hay riesgo en Kathmandu
Pakistán: todas las áreas, incluyendo las ciudades, por debajo de los 2000 m
Sri Lanka: riesgo en todas las áreas, excepto los distritos de Colombo, Kalutara y Nuwara Eliya.
Combinación de cloroquina y proguanil Mefloquina, doxiciclina o malarone®
Riesgo bajo Islas Maldivas Evite la picadura de mosquitos

Fuente: Centro para el Control y Prevención de la Enfermedad (CDC), Atlanta, EEUU, Abril 2003.

Consulte siempre con su médico para que éste le proporcione información más detallada sobre el riesgo de contraer la malaria en el país al que viaja. Su médico podrá informarle de las medicinas recomendadas.

Recuerde que debe informar a su médico sobre:

  • si está embarazada, planificando un futuro embarazo o si está amamantando a su bebé;
  • si padece algún tipo de enfermedad o padece alguna alergia, incluso alergias a medicamentos;
  • si toma de forma regular algún tipo de medicamento;
  • si va a viajar con un niño.

Esta información ayudará a su médico a recomendarle la medicación más apropiada. Recuerde que los medicamentos para la prevención de la malaria deben empezar a tomarse antes de salir de viaje al menos dos o tres semanas antes. Esto permitirá evaluar los posibles efectos secundarios que puedan aparecer y que pueden llegar a obligar a cambiar el medicamento, por lo que debe de disponer de tiempo suficiente para adquirir la medicación necesaria antes del mismo.

Es necesario que la mefloquina empiece a administrarse una semana y media antes del viaje. La cloroquina y el proguanil deberían empezar a suministrarse una semana antes. La doxiciclina, uno o dos días antes y el malarone®, dos o tres días antes.

Algunos de estos medicamentos están disponibles en las farmacias pero otros sólo son dispensables en delegaciones del Ministerio de Sanidad y en Consejerías de Salud.

Por todas estas razones, es necesario que visite a su médico entre tres y cuatro semanas antes de salir de viaje para averiguar qué medicinas son recomendadas, y en su caso, cuándo necesita empezar a tomarlas y en qué dosis.

Recuerde que cuando esté de viaje debe tomar sus medicinas regularmente y que, a excepción del malarone®, debe continuar tomándolas de cuatro a seis semanas después de haber abandonado la zona de riesgo. En el caso del malarone®, únicamente debe continuar con la medicación durante una semana después de haber abandonado el lugar.

Mientras se encuentre de viaje, y durante el año posterior a la fecha de regreso, en especial durante los primeros tres meses, si tuviera fiebre o un cuadro sintomático parecido a la gripe debe sospechar de la posibilidad de padecer malaria y, por lo tanto, buscar asistencia médica urgente incluso si está o ha estado tomando medicinas preventivas.

.

¿Le ha parecido interesante?

Comparta en Redes Sociales