Preparación para una intervención quirúrgica

¿Cuáles son los pasos previos a una intervención quirúrgica?

Antes de cualquier operación, ya sea con hospitalización o en régimen ambulatorio, es necesario que tanto el médico como el paciente preparen la intervención que se pretende realizar:

Antes de cualquier operación, es necesario que tanto el médico como el paciente preparen la intervención.

Historia clínica

El cirujano debe realizar en la consulta una historia clínica del paciente, preguntando datos sobre la enfermedad principal, estado de salud general y otras enfermedades que puedan acompañar, antecedentes médicos y quirúrgicos, alergias a medicamentos y medicación actual. Después anotará los resultados de la exploración física del paciente.

Estudios preoperatorios

Dependiendo del tipo de intervención y de las condiciones del paciente, serán necesarios unos estudios previos a la intervención. En general se suelen realizar análisis de sangre, de coagulación, electrocardiograma y radiografía de tórax.

Información

El cirujano debe informar al paciente de forma clara y fácil sobre el diagnóstico, en qué consiste la intervención, cuáles son las complicaciones más frecuentes, los riesgos personalizados, acerca de las posibles secuelas y si existen otras alternativas de tratamiento.

Consentimiento

Como paso final, el paciente firma un documento en el que hace constar su satisfacción con la información recibida, y su consentimiento para que le sea realizada la intervención quirúrgica especificada.

¿Qué necesitan saber el cirujano y el anestesiólogo?

  • Si el paciente es alérgico a algún medicamento.
  • Si el paciente está tomando alguna medicación en el momento actual (especialmente anticoagulantes o antiagregantes de la sangre y corticoides).
  • Si el paciente fuma o ha fumado, y si tiene el pulmón dañado por el tabaco (bronquitis o enfisema).
  • Si el paciente tiene o ha tenido la presión arterial alta.
  • Si el paciente tiene o ha tenido el azúcar en sangre alto.
  • Si el paciente tiene o ha tenido asma bronquial.
  • Si el paciente ha tenido dolor torácico o angina de pecho, o un infarto de miocardio previo.
  • Si el paciente ha sido anestesiado con anterioridad, y los problemas que pudieron surgir.
  • Si el paciente ha sido intervenido quirúrgicamente con anterioridad, y qué tipo de intervención.
  • Si el paciente acepta la transfusión de sangre o derivados si fuese necesario.

¿Cómo será la anestesia?

El anestesiólogo ya habrá comentado con el paciente el tipo de anestesia que es previsible utilizar en su intervención. Dependiendo de ésta y de cada paciente, puede ser:

  • Anestesia local: sólo se anestesia la zona donde se va a realizar la incisión
  • Anestesia regional: epidural o raquídea, se anestesia la mitad inferior del cuerpo, aproximadamente desde la cintura para abajo.
  • Anestesia general: el paciente se duerme por completo, y suele ser necesario mantener la respiración mediante intubación endotraqueal y ventilación mecánica.

¿Cuánto tiempo estaré en el hospital?

La cirugía puede ser, según el tiempo que se necesita pasar en el centro sanitario:

Cirugía mayor ambulatoria

El paciente pasa las primeras horas del postoperatorio en el hospital hasta que se da el alta al domicilio, una vez recuperado, en el mismo día de la intervención. Cada vez se realizan más intervenciones en régimen de cirugía mayor ambulatoria (hernia inguinal, hemorroides, nódulos de mama, cataratas, etc.)

Cirugía con hospitalización

El paciente ingresa y pasa en el hospital al menos una noche. Puede ser cirugía de corta estancia (ingresos de 24-48 horas). Ésta es una buena alternativa cuando no es posible la cirugía mayor ambulatoria, por las condiciones del paciente o por motivos de organización.

¿Qué hacer con la medicación habitual?

Normalmente el anestesiólogo verá al paciente unos días antes de la intervención, y le aconsejará sobre la medicación que puede tomar en los días previos a la cirugía. En general, se puede seguir con la medicación habitual hasta el día de la intervención, con varias excepciones de gran importancia:

  • Anticoagulantes orales (Sintrom): se deben suspender 3-4 días antes de la cirugía. en los casos en que sea imprescindible continuar con la anticoagulación deberá administrarse heparina al enfermo hasta el momento de la intervención.
  • Antiagregantes de las plaquetas: como el ácido acetil salicílico (Aspirina, Adiro, Tromalyt, etc.) y otros (Persantín, Tiklid, etc.). Se deben suspender 7-10 días antes de la cirugía.

¿Qué se debe llevar al hospital?

El paciente ingresa la tarde anterior o el mismo día de la intervención, si no requiere ninguna preparación especial. Debe llevar:

  • Historial clínico e informes de episodios anteriores, radiografías
  • Medicación habitual
  • Nombres, direcciones y números de teléfono de familiares próximos
  • En general se proporcionará pijama, pero conviene llevar bata y zapatillas.
  • Útiles de aseo.
Publicidad

¿Cómo es la preparación en las horas anteriores a la cirugía?

  • Normalmente se proporcionará medicación sedante la noche anterior para facilitar el descanso.
  • El paciente se debe duchar, y la zona quirúrgica será rasurada.
  • Dependiendo del tipo de intervención, el paciente recibirá antibióticos para prevenir infecciones, y medicación para prevenir la formación de trombos en las venas y para prevenir la gastritis y el sangrado del estómago.
. .

¿Le ha parecido interesante?

112 votos, media: 4.47 sobre 5

Comparta en Redes Sociales