Por qué es buenísimo el yogur: 3 de sus beneficios

El yogur es un producto lácteo natural elaborado principalmente con leche de vaca y que contiene gran cantidad de bacterias benignas que brindan múltiples beneficios a la salud.

Si tienes problemas de digestión, tu nivel de defensas es bajo y quieres tener unos huesos sanos, lo mejor que puedes hacer es comer yogur.

Aprende todos los detalles sobre este magnífico alimento con Nutrición Sin Más.

¿Qué es el yogur?

El yogur es un producto lácteo que se obtiene de la fermentación de la leche.

Se puede elaborar con cualquier clase de leche, pero casi siempre se suele emplear la leche de vaca.

Es un líquido de color blanco y espeso, con una textura cremosa y un sabor muy característico adquiridos por la fermentación de la lactosa en ácido láctico.

Valor nutricional

Por calorías, el yogur se compone de un 47 % de grasa, un 29 % de carbohidratos y un 24 % de proteína.

La mayoría de la grasa presente en el yogur es grasa saturada y la cantidad que este contenga depende de la clase de leche que se use en su elaboración: entera, semidesnatada o desnatada.

Recuerda, las grasas saturadas son saludables y no causan enfermedades cardíacas.

Por otro lado, la grasa de la leche de vaca tiene una característica única: contiene más de 400 clases distintas de ácidos grasos (1).

En cuanto a nutrientes, estos varían en función del tipo de yogur y las bacterias usadas para su fermentación: los yogures ricos en grasa poseen el aporte nutricional más rico.

Un yogur de leche entera (≅ 227 g) contiene (2):

  • Calcio: 27 % de la CDR (cantidad diaria recomendada).
  • Fósforo: 22 % de la CDR.
  • Vitamina B2: 19 % de la CDR.
  • Vitamina B12: 14 % de la CDR.
  • Potasio: 10 % de la CDR.
  • Zinc: 9 % de la CDR.
  • Proteína: 7,9 g.
  • Grasa: 7,4 g.
  • Calorías: 138.

¿Qué beneficios tienen los componentes del yogur?

Calcio:

Es el mineral más abundante del cuerpo humano, esencial para el desarrollo de huesos y dientes, donde destaca por su presencia.

Fósforo:

Otro mineral vital para la formación de los huesos y los dientes (3).

Vitamina B2:

También llamada riboflavina, esta vitamina es esencial para el crecimiento, la producción de glóbulos rojos y la producción de energía (4).

Vitamina B12:

Participa en el metabolismo de proteínas, la producción de glóbulos rojos y ayuda a mantener las funciones del sistema nervioso central (5).

Potasio:

Mineral esencial para el control de la tensión arterial y la función renal (6).

Asimismo, el yogur contiene una serie de compuestos esenciales que le atribuyen numerosas propiedades saludables y lo convierten en un alimento muy importante:

Proteína: La proteína presente en el yogur es de una calidad extrema y se divide en dos tipos: proteína de suero y caseína.

  • La proteína de suero representa el 20 % de la proteína del yogur y es conocida por sus efectos positivos en el aumento de masa muscular y la reducción de la tensión (7).
  • La caseína representa el 80 % de la proteína del yogur y su principal función es aumentar la absorción de minerales (8).

Probióticos:

Los yogures no pasteurizados son ricos en probióticos, un tipo de bacterias benignas repletas de beneficios saludables: mejoran la digestión, aumentan las defensas, combaten la diarrea, previenen infecciones urinarias, favorecen la pérdida de peso, reducen el colesterol…

Grasas trans naturales:

Estas grasas se forman en el estómago de los animales rumiantes cuando las bacterias digieren la grasa y no tienen nada que ver con las grasas trans artificiales (9).

El yogur es rico en ácido linoleico conjugado (CLA), cuyo consumo moderado aporta un sinfín de beneficios saludables y se comercializa incluso en forma de suplemento.

Tres beneficios del yogur

La mayoría de las propiedades saludables del yogur se deben a su contenido de probióticos, unos organismos vivos que al ser administrados en cantidades adecuadas proporcionan o generan efectos benéficos a la salud del huésped (10).

Veamos en detalle qué beneficios te aporta el consumo regular de yogur:

1. Favorece la salud digestiva

Una de las principales características de los probióticos es su capacidad de mejorar múltiples aspectos relacionados con el aparato digestivo.

Gracias al alto contenido de estas bacterias, la ingesta de yogur puede ser un tratamiento muy eficaz para algunos trastornos digestivos, ya que ayuda a restablecer la flora intestinal:

Diarrea

Son muchos los estudios que han confirmado que los probióticos presentes en los productos lácteos, como el yogur, pueden combatir distintos tipos de diarrea, por ejemplo, la diarrea aguda, la diarrea infecciosa o la diarrea inducida por antibióticos (11).

Helicobacter pylori

Las infecciones causadas por la bacteria Helicobacter pylori son las principales responsables de la aparición de úlceras péptidas, gastritis y cáncer de estómago.

Según los expertos, la ingesta de probióticos procedentes de alimentos o suplementos puede ayudar a reducir los efectos causados por este patógeno e, incluso, erradicar la infección causada por el mismo (12).

Enfermedades inflamatorias intestinales

Enfermedades como el síndrome de intestino irritable o la enfermedad de Crohn también pueden ver reducidos sus síntomas cuando se introducen probióticos en la alimentación, por ejemplo, a través del consumo de yogur (13).

2. Protege y refuerza tus huesos

El yogur, como alimento lácteo, es rico en calcio y fósforo, dos minerales esenciales para el desarrollo y mantenimiento de los huesos.

Además, también posee una gran cantidad de proteína, la cual actúa en sinergia con el calcio para mejorar la acumulación de este último y el metabolismo de los huesos (14).

Asimismo, los estudios han revelado que los productos lácteos mejoran la densidad ósea y reducen el riesgo de osteoporosis y fracturas en ancianos.

3. Incrementa tus defensas

Al consumir yogures naturales y enteros, con presencia de cultivos vivos, contribuimos a incrementar las defensas inmunológicas.

De acuerdo con varios estudios, ciertas bacterias Lactobacillus pueden influir de forma notablemente positiva en la formación de anticuerpos y la activación de los macrófagos, células encargadas de destruir cuerpos extraños localizados en el organismo (15).

¿Tiene el yogur algún efecto negativo en la salud?

Generalmente, el consumo de yogur es seguro y tiende a ser bien tolerado por la mayoría de quienes lo consumen.

No obstante, hay que recordar que el yogur contiene lactosa, una clase de azúcar presente en la leche que puede causar intolerancia en algunas personas.

Si bien es cierto que la cantidad de lactosa es muy pequeña y muchos expertos incluso coinciden en que los probióticos presentes en el yogur favorecen la digestión de la misma (16).

Con todo, a título personal no recomiendo consumir yogur a personas intolerantes a la lactosa.

Por otro lado, las personas con alergia a la leche deben evitar el consumo de yogur, ya que este posee las mismas proteínas causantes de las reacciones alérgicas: suero y caseína.

Publicidad

Conclusión

El yogur natural y entero, con cultivos vivos y activos, es un alimento lácteo muy saludable, ideal para tratar problemas digestivos y reforzar la salud ósea.


¿Le ha parecido interesante?

13 votos, media: 4.77 sobre 5

Comparta en Redes Sociales