Cómo ponerse pomada en los ojos

Las pomadas oftálmicas son una preparación estéril de medicina. Se aplican en la parte interior del párpado inferior para producir un efecto local directamente en el ojo.

A algunas personas les puede resultar más cómodo que otra persona les ponga la pomada de los ojos.

  • Lávese las manos.
  • Siéntese enfrente de un espejo para que pueda ver lo que está haciendo.
  • Destape el tubo de pomada.
  • Incline la cabeza hacia atrás.
  • Con cuidado tire hacia abajo del párpado inferior y mire hacia arriba.
  • Sujete el tubo de la pomada sobre el ojo y con cuidado ponga 1cm de pomada en la parte interior del párpado inferior, sin que el tubo toque el ojo o las pestañas.
  • Guiñe los ojos para que la pomada se extienda por la superficie del ojo.
  • La visión puede estar nublada al abrir los ojos; NO se los frote. Si continúa guiñando los ojos la vista se aclarará en un momento.
  • Limpie la pomada sobrante con un pañuelo limpio.
  • Repita este procedimiento en el otro ojo si el médico lo ha indicado así.
  • Vuelva a tapar el tubo de la pomada.
  • Tenga cuidado de que los dedos no toquen el conducto de salida de la pomada.
  • Si tuviera que utilizar más de un tipo de pomada, espere una media hora antes de ponerse la siguiente pomada para dar tiempo a que la primera se absorba.
  • Si tuviera que utilizar gotas, hágalo antes de la administración de la pomada y espere cinco minutos antes de aplicar la pomada oftálmica.

Otros consejos útiles

  • A algunas personas les puede resultar más cómodo que otra persona les ponga la pomada de los ojos.
  • No comparta la pomada de los ojos con otras personas.
  • Si se le nubla la vista tras la administración de la pomada, no conduzca, espere a que se aclare.
  • LENTILLAS: si normalmente utiliza lentillas, no las use mientras esté poniéndose pomada en los ojos, a no ser que el médico u oculista haya dicho lo contrario.
  • ALMACENAMIENTO: algunas pomadas oftálmicas, aunque no todas, deben guardarse en el frigorífico. Averigüe dónde debe guardarla.
  • FECHA DE CADUCIDAD: las pomadas oftálmicas nunca deben usarse tras la fecha de caducidad, ya que pueden estar contaminadas con suciedad o bacterias. Las pomadas oftálmicas que contengan conservantes deben tirarse a la basura cuatro semanas después de abrirse. Siga las instrucciones indicadas en el prospecto. Escriba la fecha en la que ha abierto la pomada en el mismo tubo para saber cuándo debe deshacerse de ella.
  • Algunas personas pueden notar que le pican los ojos inmediatamente después de la administración de la pomada. Si esto sucede tan solo debería durar un ratito. De todas maneras si la irritación fuera seria o la pomada empeora los síntomas, acuda al médico o farmacéutico.
  • Si olvida la administración de una de las dosis, póngase la pomada tan pronto como lo recuerde y continúe con el tratamiento habitual.
  • Utilice siempre la pomada de acuerdo con lo que está escrito en el prospecto o conforme a lo indicado por el médico o farmacéutico.
  • Informe al médico o farmacéutico si accidentalmente se administrara una cantidad superior a la del tratamiento.
  • Una vez que haya finalizado el tratamiento tire a la basura lo que quede de la pomada.
  • Los medicamentos siempre deben mantenerse fuera del alcance de los niños.
  • La pomada de ojos debe utilizarse únicamente en los ojos y no debe ingerirse.
.

¿Le ha parecido interesante?

5 votos, media: 5 sobre 5

Comparta en Redes Sociales