Picaduras de escorpiones y arañas

La vida animal exótica generalmente es una atracción para viajar al extranjero, pero a determinados animales se les debe mostrar respeto. La mayoría de las personas temen a las serpientes, pero otros bichos mucho más pequeños y habituales pueden suponer un riesgo para los humanos; por ejemplo, determinados insectos voladores como las avispas y las abejas. Entre los que son ligeramente más grandes y mucho más "fascinantes" tenemos los escorpiones y las arañas.

Las picaduras de escorpiones y de arañas deben ser tratadas rápidamente si los síntomas son preocupantes.

¿Dónde se encuentran los escorpiones?

Los escorpiones se encuentran principalmente en África meridional, occidental y septentrional, en todo el continente americano, la India y el Caribe.

Entre los escorpiones de Norteamérica, los "desagradables" se encuentran normalmente en Arizona y Nuevo México. En México por ejemplo, se producen cada año de 1.000 a 2.000 muertes por picaduras de escorpión.

Debido a su tamaño, los escorpiones pueden viajar con facilidad a cualquier parte del mundo como polizones de cargueros y se han encontrado en muchos puertos grandes como Londres, Marsella o Copenhague.

Los escorpiones de España, de todas formas, están considerados como de los menos venenosos de todas las especies que existen. Hay dos especies principales, doméstico (Euscorpius italicus), con un veneno cuyo efecto es semejante al de la picadura de una abeja o avispa y el escorpión campestre (Buthus occitanus), cuyo veneno es más fuerte y puede producir un fuerte dolor en la zona de la picadura.

De interés

¿Cómo se puede evitar la picadura del escorpión?

  • Los escorpiones son animales nocturnos y por lo tanto, suelen salir sólo de noche. Con frecuencia se ocultan en grietas oscuras y en la vegetación.
  • En áreas con escorpiones, es necesario vigilar los escondites oscuros dentro de la casa: en armarios, bajo el edredón y la cama, o en los zapatos (mire bajo el edredón o la cama, y sacuda bien los zapatos antes de ponérselos). La altura ideal para una casa en estas zonas es al menos de 20 cm sobre el suelo para evitar la entrada de escorpiones.
  • En el campo debe tener cuidado al levantar troncos o piedras.
  • Mantenga también las precauciones en exposiciones zoológicas o en tiendas de estos animales.
  • En algunos países es un deporte popular "jugar" con estos animales: si encuentra interesante ver este tormento, procure mantenerse bien alejado del animal.
  • Tener en cuenta que los escorpiones pican con el gancho venenoso de su cola, que generalmente se levanta antes del ataque.

Señales de peligro y síntomas

La mayoría de los escorpiones son inofensivos para los humanos, aunque la picadura es sumamente dolorosa y requiere tratamiento con analgésicos. Tiene un mayor riesgo en niños pequeños y personas mayores. En caso de envenenamiento moderado a grave, se puede observar lo siguiente:

Consultas al médico

  • Malestar, sudor, palpitaciones cardiacas, dilatación de las pupilas, salivación, náuseas, vómitos y diarrea. Ante estos síntomas debe consultar a un médico lo antes posible.
  • Excepcionalmente, pueden darse reacciones hiperagudas (normalmente alérgicas) en forma de disminución de la consciencia, convulsiones, caída de la presión sanguínea, shock y, en consecuencia, peligro de muerte.

Tratamiento de una picadura de escorpión

  • Realizar primero una limpieza local de la picadura, con agua y jabón. Para el dolor en el lugar de la picadura se puede aplicar hielo envuelto en un trapo o sábana. Si no se tiene, pueden utilizarse compresas frías.
  • Se pueden requerir analgésicos para el dolor de la picadura y la vacunación antitetánica. En el caso de síntomas más marcados, el paciente debe recibir tratamiento médico lo antes posible.
  • Existen antídotos para el veneno del escorpión. El tratamiento debe ser supervisado por un médico.
Publicidad

Arañas

En principio, todas las arañas son predadores venenosos, pero sólo unas pocas son peligrosas para el hombre. Las glándulas responsables de producir el veneno están ubicadas en la mandíbula superior. Las especies de arañas que suponen el mayor riesgo incluyen:

  • La araña australiana de Sydney (Atrax robustus), que con frecuencia se encuentra en sótanos, servicios o piscinas húmedos, especialmente en la zona de Nueva Gales del Sur.
  • La "ermitaña marrón" norteamericana (Loxosceles reclusa).
  • El grupo "viuda" (por ejemplo la viuda negra: especie Latrodectus).
  • La "araña de la banana" sudamericana (Phoneutria nigriventer).
  • La tarántula, que vive en Sudamérica y en los países mediterráneos, mientras que su peluda hermana, la "araña pájaro", sólo vive en la selva del Amazonas (aunque se ha convertido en un objeto popular de coleccionistas para aquellos a los que les interesa). A pesar de su apariencia imponente, o incluso enorme y temible, las tarántulas sólo son peligrosas directamente para los humanos en casos de condiciones especialmente desfavorables (como alergias).

Las especies de arañas en España suelen ser inofensivas. Destacan:

  • La araña marrón o de los rincones (Loxosceles rufescens), menos peligrosa que la americana y que habita en la zona mediterránea.
  • La tarántula, igualmente en la cuenca mediterránea, aunque está presente en toda la península, en zonas secas.
  • Y la araña viuda negra, tal vez la que puede producir mayores síntomas. Predomina también en la cuenca mediterránea, en zonas húmedas.

¿Cómo evitar la picadura de la araña?

Las arañas son más difíciles de evitar que los escorpiones, al entrar más fácilmente a las casas y preferir cazar durante el día. Con frecuencia, aunque no siempre, prefieren lugares ligeramente húmedos en semisombra.

Veneno de araña

Los venenos de las arañas se han estudiado químicamente mucho menos que los venenos de las serpientes. El veneno de la familia "viuda" (especie Lactrodectus), como algunos venenos de las serpientes, pueden alterar los impulsos eléctricos de los nervios a los músculos y, de ese modo, inducir la parálisis. En casos determinados, el veneno de la familia "ermitaña" (especie Loxosceles) causa daños locales y muerte del tejido. En principio, ante picaduras de arañas se debe consultar a un médico lo antes posible. Hay que intentar matar a la araña y llevarla al médico para su identificación.

Personas que están especialmente en riesgo

En general, los grupos en que la picadura puede conllevar más riesgos son las personas menores de 6 años y mayores de 60, las mujeresembarazadas, las personas con enfermedades cardiovasculares y las personas con una marcada tendencia a reacciones alérgicas.

Síntomas y señales de peligro

Lo más frecuente es una reacción local en la zona de la picadura, con inflamación, dolor y escozor. A veces el dolor puede ser intenso y violento. En otros casos no hay un dolor inmediato, pero en vez de ello se siente después de 30 ó 60 minutos. Se puede hacer una ampolla, puede haber hemorragia bajo la piel y se puede sentir una sensación convulsiva en los músculos. Posteriormente se puede producir muerte local del tejido (necrosis), pero depende del veneno en cuestión.

Todos los síntomas generales son posibles: ansiedad, sensación de debilidad, sudor, cefaleas, mareos, hinchazón alrededor de los ojos, erupción de la piel, dificultades para respirar, náuseas, salivación y vómitos.

Si la picadura reviste gravedad, se produce dificultad para mantener el control muscular y convulsiones, que en el peor de los casos puede afectar a los músculos implicados en la acción de tragar y respirar.

Y aunque muy excepcional, se ocasionan reacciones alérgicas con fallo circulatorio, shock y muerte.

Primeros auxilios y tratamiento en caso de picaduras de araña

  • Primero, limpieza y asepsia de la lesión, al menos con agua y jabón. Posteriormente puede aplicarse hielo envuelto con un trapo o sábana, aplicado en el punto de la picadura para reducir el dolor. Si no se tiene hielo, utilizar compresas frías.
  • Como tratamiento se administrarán analgésicos para el dolor y si es necesario, antihistamínicos y corticoides para aliviar los síntomas.
  • Existen antídotos para varios venenos de arañas, que se aplicarán a las personas que puedan estar en peligro.
  • Todo este tratamiento debe ser supervisado por un médico, que pautará si procede un tratamiento analgésico y antibiótico por vía oral, indicando incluso la administración de la vacunación antitetánica.
Publicidad

.

¿Le ha parecido interesante?

17 votos, media: 4.29 sobre 5

Comparta en Redes Sociales