Las medicinas que debería tener en casa estas Navidades

Ayer cenó de más, y ha pasado una noche de perros. Ha dormido sentado, pues el reflujo –el reflujo gastroesofágico– subía hasta la garganta, produciendo un ardor extraordinariamente molesto. Aún tiene ronquera e irritación. O bien un niño tose sin parar, debe de haberse enfriado al volver a casa. O bien tiene un buen dolor de cabeza, consecuencia del champán de ayer.

Armarito con medicinas entreabierto

O bien… Pueden darse muchas situaciones que, de haber sido previstas, se podrían haber solucionado, o al menos paliado con una medicina de venta libre, sin receta.

Para que las situaciones más habituales no le cojan desprevenido, enumeramos a continuación una pequeña lista de los medicamentos que debería tener –bien guardados, eso sí, sobre todo si hay niños en casa– que le permitirán hacer frente a pequeños males frecuentes durante las vacaciones navideñas.

Artículo Relacionado
12 trucos para combatir la resaca

Para antes, durante y después de "la noche anterior".

Contra el resfriado y la gripe

No existe un medicamento que ayude a curar un catarro o una gripe. Lo que sí hay es medicamentos que alivian los síntomas. La mayoría de ellos son combinados de analgésicos y descongestivos, con paracetamol y fenilefrina. Por ejemplo, Frenadol®, Bisolgrip® o Couldina®.

Lea siempre el prospecto de cualquier medicamento contra la gripe o el resfriado. Si toma más de uno, compruebe que no contienen el mismo principio activo. Pregunte al farmacéutico cuál es el más adecuado en su propio caso.

Las inhalaciones son una de las mejores formas de aliviar una nariz taponada. Tenga Sinus® o Inhalvicks®, por ejemplo, en su botiquín. Ponga unas gotas en un bol de agua caliente y respire el vapor, tapando la cabeza y el bol con una toalla. Inhale el vapor unos minutos y ayudará a destaponar la nariz. De nuevo, lea el prospecto que acompaña al fármaco.

Contra la tos

O sea, antitusivos. Tenga a mano un frasco de jarabe que sirva tanto para toses secas como para las más húmedas. Por ejemplo, Bisoltus®, Histaverin® o Flutox® son adecuados para los dos tipos de tos.

Artículo Relacionado
7 alimentos que ayudan con el dolor de cabeza

¿Es propenso al dolor de cabeza? Pues añada lo que sigue a la bolsa de la compra

Publicidad

Contra la diarrea

Las navidades es un momento especialmente proclive a padecer problemas digestivos. Tenga a mano una caja de Fortasec® o Imodium® y también un compuesto soluble, en sobres, con minerales, para rehidratar al paciente, reponiendo las sales y azúcares perdidos durante la diarrea.

Contra la indigestión

Es probable que comamos y bebamos de más, en navidades, lo que puede provocar indigestión. No está de más tener unas tabletas de antiácido, que podrán aliviar los síntomas de indigestión, ardor de estómago y los gases.

Si el ardor de estómago es el principal síntoma y no se alivia con medicinas como Gaviscon®, Rennie® o Almax® hable con el farmacéutico para que le indique algún remedio que reduzca la cantidad de ácido producido en el estómago, como Zantac® (Ranitidina®) u omeprazol.

Artículo Relacionado
12 pasos para tener buenas digestiones... a pesar de la edad

Cuidar la digestión cobra más importancia a medida que se envejece

Analgésicos

Los analgésicos funcionan de diferentes maneras para aliviar el dolor. La Aspirina® y el ibuprofeno son adecuados para el dolor inflamatorio (dolores musculares o de articulaciones), mientras que el paracetamol es más efectivo para bajar la fiebre.

De manera que es buena idea tener ambos a mano: Aspirina® o ibuprofeno y paracetamol, mejor solubles o efervescentes que en tabletas. La Aspirina® funciona bien para el dolor de garganta, y hacer gárgaras con Aspirina® soluble podrá calmar la irritación.

Contra la resaca

El paracetamol soluble es la mejor opción para el dolor de cabeza que produce la resaca. También podrá ayudar un suplemento vitamínico en sobres, como Berocca®.

Un ‘Primeros auxilios’ básico

Tenga a mano un kit básico de primeros auxilios, que le permitirán tratar pequeñas heridas, quemaduras, esguinces o cortes: apósitos, vendas, un termómetro, crema antiséptica y un desinfectante (agua oxigenada, Betadine®, alcohol).

Publicidad

Artículo Relacionado
Primeros auxilios: lo que todo el mundo debería saber

Los primeros auxilios son un conjunto de técnicas importantes que pueden salvar vidas

Y recuerde...

... que esto no pasa de ser una guía elemental y, en caso de cualquier duda, debería acudir siempre al farmacéutico (o incluso al médico) para que recomiende lo más adecuado.

Si está sometido a tratamiento farmacológico, o si tiene alguna enfermedad crónica, asegúrese de tener suficientes medicinas, pues la farmacia o el Centro de Salud podrían estar cerrados durante las fiestas.

.

¿Le ha parecido interesante?

3 votos, media: 5 sobre 5

Comparta en Redes Sociales