El maltrato a las mujeres

Una lacra aún pendiente de eliminarse

El maltrato a la mujer es uno de los actos violentos más frecuentes en nuestra sociedad, aunque muchos de los casos no se conocen nunca. Según Gelles (2000), en los Estados Unidos cada quince segundos una mujer sufre malos tratos por parte de su compañero o esposo. Según la Asociación Médica Norteamericana (datos del año 2000), la violencia doméstica supone la primera causa de lesiones en mujeres entre 15 y 44 años. En dicho país, cada año mueren 1500 mujeres debido a la violencia doméstica.

La depresión es el principal síntoma de la mujer maltratada

En España

En nuestro país, los casos de maltrato son también muy frecuentes y cada vez se denuncia un mayor porcentaje de los mismos.

Algunas cifras

  • El 9,6% de las mujeres españolas (1,8 millones) padecen maltrato técnico (comportamientos indicativos de cierto grado de violencia) (2006).
  • En el año 2014 murieron a manos de sus parejas o exparejas 54 mujeres, al igual que en 2013, en el que también se produjeron 54 víctimas mortales. En 2015 la cifra ascendió a 60 mujeres asesinadas.
  • El número de denuncias por maltrato efectuadas en 2015 fue de 33.705.
  • Tan sólo 17 de las víctimas mortales (el 31,5% del total) habían denunciado a su agresor y únicamente 4 víctimas mortales (el 7,4% del total) tenían medidas de protección en vigor cuando se produjeron los hechos.

(Fuentes: Instituto Nacional de Estadística, Consejo General del Poder Judicial)

Grupos sociales

El maltrato a las mujeres es una lacra muy generalizada, no exclusivo de un grupo o clase social. Cabe señalar que un 4,3% de las universitarias españolas admite haber sufrido violencia física por su pareja; asimismo, un 11,7% aseveraron haber sido obligadas a practicar diversos actos sexuales. (Datos de la Investigación de las Delegación del Gobierno para la Violencia de Género en conjunto con 12 universidades españolas, 2012).

¿En que consiste el maltrato a la mujer?

El maltrato a una mujer puede ser físico (agresiones físicas en distintos grados, desde un empujón a una paliza), psicológico (insultos, amenazas, menosprecios etc.), sexual, económico y, en general, un trato deficiente o vejatorio.

El investigador Cavey (2000), describió una forma frecuente de maltrato a la mujer. Para Cavey, en estos casos, la conducta abusiva se convierte en un círculo vicioso que nunca acaba, si no hay alguna intervención. Según el citado experto, el maltrato pasa por tres fases:

Primera fase

En la primera fase la tensión va creciendo progresivamente. Al comienzo de la primera fase del ciclo, en que la tensión va creciendo, la actitud del maltratador empieza a ser desagradable y comienzan los ataques verbales y pequeñas agresiones, bofetadas etc. La mujer (la víctima), tiene miedo, se encuentra tensa y desprotegida, en actitud sumisa con su agresor, y siente la “necesidad” de aceptar la culpa.

Segunda fase

Es en la segunda fase donde se producen serias agresiones. En este momento la tensión se vuelve insoportable, y la víctima tratará de tapar sus lesiones o buscar ayuda.

Tercera fase

En la tercera fase de reconciliación o “luna de miel” la pareja actúa como si se acabaran de comprometer, muestran una actitud de enamoramiento: se envían regalos, flores etc. En esta fase de la relación, la víctima confía en su agresor, que promete cambios esperanzadores y, una vez más, se hace vulnerable a la violencia doméstica. Después de esta tercera fase, el ciclo de violencia vuelve a comenzar.

Tipos de malos tratos

El Instituto Aragonés de la Mujer define los tipos de malos tratos que sufren las mujeres:

Físicos

Cualquier acción, no accidental, que provoque o pueda provocar daños físicos o enfermedad en el cuerpo de la mujer, tales como hematomas, heridas, fracturas, quemaduras, bofetadas...

Psíquicos

Cualquier acto o conducta intencionada que produzca desvalorización, sufrimiento o agresión psicológica a la mujer. Se incluyen amenazas, humillaciones, exigencia de obediencia, tratar de convencer a la víctima de que ella es culpable de cualquier problema, insultos, aislamiento, el control de las salidas de casa, descalificar o ridiculizar su propia opinión, humillaciones en público, así como limitar y retener el dinero.

Sexuales

Siempre que se imponga a la mujer una relación sexual contra su voluntad:

  • Abuso o agresión sexual: comprende aquellas conductas donde se utiliza también la fuerza o la intimidación.
  • Violación: comprende toda penetración usando la fuerza o intimidación.
  • Abusos sexuales a menores: hacen referencia a las actitudes y comportamientos que una persona adulta realiza para su propia satisfacción sexual, con una niña o adolescente, empleando chantajes, engaños, amenazas, etc., y en algunos casos, la violencia física.
  • Acoso sexual: comprende todo comportamiento sexual considerado ofensivo y no deseado por la persona acosada, desarrollado en el ámbito laboral, docente o similar, utilizando una situación de superioridad o compañerismo y que repercute creando un entorno hostil, intimidatorio o humillante.
Publicidad

¿Qué mujeres tienen más riesgo de sufrir malos tratos?

  • Menores de 45 años
  • De estado civil solteras o divorciadas
  • Que conviven con su esposo, un amigo o un varón en casa
  • De nivel socioeconómico bajo
  • Cuando existe alcoholismo o drogadicción en la pareja.

¿Qué técnicas utilizan los maltratadores?

  • La mayor parte de los agresores son encantadores.
  • Cuando un hombre maltrata, a continuación se arrepiente.
  • El maltratador intentará alejar a la mujer de sus familiares y amigos y tratará de controlarla.
  • El maltratador tratará de culparle a ella de los malos tratos, echándole en cara que no sirve para nada y que no es nada, anulándola completamente como persona. Criticará igualmente la forma de cuidar y educar a los hijos.
  • El maltratador controla a la mujer mediante el miedo, la amenaza y la agresividad.
  • Procurará que ella no trabaje y manejar su dinero.

¿Qué síntomas presenta la mujer maltratada?

La mujer sufre lesiones físicas repetidas y de gravedad creciente, con problemas psicosociales como depresión, irritabilidad, crisis de pánico, fobias, insomnio, baja autoestima, ansiedad, dolor crónico, abuso de sustancias como fármacos o alcohol e intentos de suicidio. Las lesiones físicas por malos tratos a menudo son bilaterales y solo se descubren en zonas cubiertas por la ropa. También pueden existir contusiones, laceraciones, abrasiones y signos de violación. La mayoría de las mujeres no acude a urgencias, sino a la consulta del médico general.

El embarazo puede precipitar los episodios iniciales de malos tratos o incrementarlos, si ya existían. Las mujeres maltratadas tienen el doble de posibilidades de abortar, y hasta cuatro veces más posibilidades de tener un hijo con bajo peso al nacer.

¿Qué puede hacer la mujer maltratada?

  • Romper el silencio y denunciar la situación. Si no se atreve a denunciar, debe pedir ayuda para comprender lo que le está pasando y poder empezar a sentirse mejor. En los centros municipales de servicios sociales y en los servicios sociales de base, encontrará asistencia social, que le indicará los pasos que debe seguir.
  • Si ha sufrido daños físicos debe acudir a un centro sanitario, donde la atenderán y evaluarán las lesiones. Debe pedir una copia del parte médico, pues será una prueba relevante en el momento del juicio.
  • Formalizar su denuncia ante el juzgado de guardia o la policía. Se debe indicar si el mal trato es repetido y aportar documentación, si se tiene. Debe tenerse en cuenta que también se pueden denunciar los malos tratos psíquicos.

Es importante solicitar la ayuda de otros familiares y amigos. Si fuese necesario, también la ayuda profesional.

Existe un teléfono de emergencia para la mujer maltratada: 900 100 009. Y recientemente el Ministerio de Asuntos Sociales ha establecido un servicio de información en el número 016 (900 116 016 para personas sordas) y una página web: http://www.telefono016.com/ Se proporciona información sobre servicios sociales, temas de empleo, ayudas económicas, centros de acogida, etcétera.

También puede ser de interés el teléfono del Instituto de la Mujer: 900 191 010.

.

¿Le ha parecido interesante?

99 votos, media: 4.36 sobre 5

Comparta en Redes Sociales