Mayores e Internet

El desarrollo de Internet en los últimos años ha abierto un gran abanico de posibilidades, especialmente en el área de las personas mayores y la gerontología.

El objetivo de este artículo es valorar cómo la aparición y el posterior desarrollo de Internet afecta a los mayores, tanto por ser una herramienta útil en su atención, sanitaria y social, como por la mejora que ha producido en la comunicación, incluso por paliar la soledad en algunos casos. Asimismo, pretendemos dar a conocer algunos de los principales recursos existentes en la red dedicados a los mayores y las experiencias en este campo, públicas y privadas. Asimismo, trataremos de mostrar las nuevas formas de relación que ofrece Internet.

Internet es una nueva forma de comunicarse y de hacer sentirse más vivos y útiles a los mayores.

Transformaciones sociales

Es bien conocida la transformación que están sufriendo las sociedades de los países industrializados en las últimas décadas. Se pueden apuntar como cambios sociales destacados la modificación del rol de los individuos, el cambio del papel de la familia y el aumento de población de mayores de 65 años. Esto último se debe fundamentalmente, en líneas generales, al crecimiento progresivo de la esperanza de vida en estas sociedades, que actualmente se encuentra en torno a los 80 años y aún se espera que crezca más.

De todas maneras, actualmente no sólo importa la cantidad de años que vivimos, sino también cómo vivimos esos años, o sea la calidad de vida. Es muy importante comentar que la gran mayoría de las personas mayores de 70 años, hasta un 80%, no necesitan una atención especial para realizar las actividades diarias y mantienen una aceptable forma física y toda la lucidez mental y creativa que se pueda tener.

En términos generales, se puede romper con el tópico de que los mayores tienen una gran dependencia para poder desarrollar una vida normal. Realmente, nada tienen que ver con personas improductivas y, desde luego, no debemos ignorar la experiencia personal y profesional de las personas mayores. Los mayores pueden y deben tener una actitud activa y participativa en la vida social, como el resto de personas de otros grupos.

Cambios en el comportamiento de los mayores

Con todo ello, ¿podemos decir que se está formando una nueva clase de personas mayores? En este siglo XXI, entre todos debemos establecer un marco adecuado de relaciones y de necesidades que produce el alargamiento de la vida de las personas; ello permitirá prevenir la posible exclusión social de los mayores de la utilización de las nuevas tecnologías, concretamente de Internet.

En los países desarrollados existe el riesgo de crear una frontera generacional entre los jóvenes y los mayores ya que éstos podrían tener mayor dificultad a la hora de asimilar las novedades y caer en un “analfabetismo informático”, impidiéndoles acceder a Internet.

Aprender a navegar en Internet

Para evitarlo, se han desarrollado diversos proyectos dirigidos a los mayores que promueven el aprendizaje de la informática, la navegación por Internet e incluso la construcción de páginas propias. Además, en los últimos años se ha mejorado la accesibilidad a los equipos informáticos, e incluso se ha tenido en cuenta a las personas con minusvalías y a los mayores dependientes. Los programas de reconocimiento de voz son un ejemplo, como la adaptación de los ordenadores a problemas de audición, visión o movilidad, al igual que los portales "accesibles" que hay en Internet.

Entre las iniciativas públicas se encuentra el “Plan Info 2001”, del Ministerio de Ciencia y Tecnología, el “Programa Infosenior” de la Generalitat Valenciana, iniciado en 1998, el programa “Gent Gran” en Cataluña o las aulas de informática organizadas por la Comunidad de Madrid. Además, existen programas privados, como el “Club Estrella”, enfocados directamente hacia los mayores y que tienen como objetivo aproximarlos a las nuevas tecnologías y al entorno de Internet. Esos programas plantean y desarrollan desde la instalación de equipos multimedia y su conexión a la red, en centros de la tercera edad o residencias, hasta el aprendizaje del uso del ordenador y de Internet. Incluso se pueden citar iniciativas, como ClicaTV en Cataluña, para navegar por Internet de manera sencilla, sin necesidad de ordenador, y sólo con una televisión y una conexión telefónica.

Con todas estas actividades se quiere promocionar el acceso a las posibilidades que ofrece Internet: ofertas lúdicas y culturales, información, envío y recepción de datos, formación, colaboración en iniciativas solidarias y proyectos de voluntariado, etc.

Sobre todo, los mayores con Internet tienen opción a conocer a otras personas y comunicarse con ellas, superando así la soledad y la dependencia. Pueden participar en debates o foros de discusión y encuestas sobre diversos temas compartiendo experiencias y conocimientos. Les permite incluso realizar actividades de comercio electrónico: comprar, vender e intercambiar productos. Hasta comunicar con las administraciones públicas. Todo ello sin siquiera salir de casa.

Internet y la salud

Dentro del área de la salud, Internet ofrece servicios como la teleasistencia, la consulta médica virtual, información sobre enfermedades, foros de discusión donde compartir experiencias y opiniones con otros enfermos, citas por vía electrónica, consulta de resultados de pruebas diagnósticas, servicios médicos para seguimiento continuo del paciente (por ej., de marcapasos inteligentes), cuidados farmacoterapéuticos individualizados y compra-venta de artículos médicos (sobre todo para ayuda en el domicilio y ortopedia).

Aumento del número de usuarios

Todas estas iniciativas y las posibilidades que Internet ofrece fomentan que el número de usuarios siga creciendo, involucrando cada vez más a la gente mayor. Si tomamos como referencia los últimos datos, de marzo de 2003, referentes a la sociedad “más conectada” a Internet, Estados Unidos, indican que hasta el 85% de toda su población se encuentra en algún momento utilizando Internet y se espera que para este año 2003 cerca del 30% de estos usuarios sean mayores de 50 años.

Actualmente, al menos un 25% de los estadounidenses mayores de 65 años utiliza la red con frecuencia, casi diariamente. De estos usuarios, más del 90% la utiliza para el correo electrónico, un 60% para buscar información sobre su ocupación favorita, y aproximadamente un 55% para localizar información sanitaria y para distraerse; incluso para comprar “online”. Lo más interesante es constatar que más de la mitad afirma que Internet ha mejorado las relaciones con su familia, pues con el correo electrónico e incluso con la video conferencia, han aumentado los contactos con los hijos y familiares.

En España, según los datos ofrecidos por la Encuesta General de Medios, acceden a Internet un 20% de los mayores de 14 años.

Publicidad

¿Para que utilizan los mayores Internet?

Aunque ya no es una sorpresa ver a los mayores frente a un ordenador, navegando, buscando información, comunicándose, aprendiendo y divirtiéndose, los mayores siguen enfrentándose a las novedades tecnológicas con optimismo y con ganas de aprender, pero con miedo ante la dificultad que pueden significar los ordenadores, que erróneamente se muestran como exclusivos de los jóvenes.

Las personas mayores son las que más tarde han accedido a Internet, pero son los que más rápidamente se están aprovechando y se están beneficiando de las ventajas que les ofrece, por disponer de más tiempo para aprender y navegar; y porque les ayuda a superar problemas como la soledad o las pérdidas de audición o de memoria. Además, han tomado conciencia de que son un importante grupo de presión.

Internet es una herramienta que no necesita de fuerza ni destreza física, y un medio que invita a la reflexión, la creatividad, el aprendizaje y la observación, incluso para los mayores dependientes, para quienes se ofrecen diferentes medios de accesibilidad y adaptabilidad.

Internet representa una manera de ayudar a enfrentarse a uno de los mayores problemas de la sociedad actual: el aislamiento y la soledad. Internet es una nueva forma de comunicarse y de hacer sentirse más vivos y útiles a los mayores. Asimismo, es una enorme fuente de servicios y un canal de comunicación entre toda la sociedad, con un gran potencial para eliminar barreras.

Sin embargo Internet tiene que adaptarse a la sociedad, en especial a las personas mayores, para no desestimar su riqueza humana y cultural y su experiencia. Para ello es necesario facilitar el acceso y el uso, empezando por conocer las prioridades de los mayores de cara a Internet y motivándoles a ser usuarios asiduos de los contenidos y de las posibilidades tecnológicas que ofrece, fomentando el intercambio entre ambas partes: Internet y mayores.

Hace mucho que los mayores están preparados, anímica y tecnológicamente hablando, para sacar el mayor y mejor provecho de Internet. Por lo tanto, debe ser prioritario para cualquier sociedad mantenerlos informados y comunicados, haciendo que se sientan útiles y enriquecedores, mejorando así su calidad de vida.

Algunos recursos disponibles en Internet sobre los mayores

Página web del IMSERSO con información y enlaces de interés.

Información de ámbito público en Cataluña

Página privada, con buenos contenidos y fácil de manejar: losmayores.com

Portal solidario con los amyores, apoyado por la ONG Mensajeros por la Paz:redmayores.net

Ofrece numerosa y variada información, incluyendo de tipo comercial:todoancianos.com

Sitio web con contenidos muy variados, por y para mayores de 50 años, con numerosos artículos:Jubilatas.com

Ofrece la posibilidad de establecer contactos para mayores, de amistad o incluso de relación de pareja:Terceraedad.corazones.com

Revista digital para mayores, enfocada hacia el entretenimiento: Sendasenior.com

.

¿Le ha parecido interesante?

2 votos, media: 5 sobre 5

Comparta en Redes Sociales