Áreas de Salud
Enciclopedia
Noticias
Servicios de Salud
Publicidad

Infecciones por hongos cabeza

¿Qué son?

Las infecciones por hongos del cuero cabelludo están producidas en gran parte por hongos del grupo de los dermatofitos, denominándose en estos casos, tiña del cuero cabelludo.

Los dermatofitos son hongos que sólo colonizan estructuras con queratina, es decir, epidermis (la capa más superficial de la piel), pelo y uñas. Tienen su receptáculo natural en la piel y pelos del hombre y de los animales, y en el suelo rico en tales desperdicios. A partir de estas fuentes se pueden contagiar el hombre y los animales. Según su receptáculo natural, se clasifican en:

Saber más

Vea en nuestra sección 'La piel' algunos artículos relacionados:

Hongos antropofílicos

Únicamente son parásitos del ser humano. Sólo se transmiten de persona a persona. Producen grandes epidemias en medios urbanos por contacto en duchas, piscinas, colegios, etc. Las lesiones son poco inflamatorias.

Hongos zoofílicos

Habitan normalmente sobre los animales. Ocasionalmente pueden ser parásitos del ser humano o encontrarse en el suelo. Producen epidemias familiares en personas en contacto con animales infectados. Son poco contagiosas de persona a persona, o por la ropa. Las lesiones son muy inflamatorias. En Europa, la mayor parte de las tiñas del cuero cabelludo están producidas por este tipo de hongos (Microsporum canis, Trichophyton mentagrophytes, Trichophyton verrucosum).

Hongos geofílicos

Viven en el suelo alimentándose de restos de queratina de animales. Aunque es raro, pueden presentarse como parásitos del ser humano directamente o por medio de animales, produciendo tiñas inflamatorias.

¿Quiénes tienen mayor riesgo de contagio y cómo se produce?

Los niños son los que tienen mayor riesgo de contraer la infección. Les afecta sobre todo desde la lactancia hasta la edad escolar, con tendencia a propagarse a otros niños (colegios, guarderías, etc.). Es una infección rara en adultos. Además, los niños son los que están más en contacto con los animales domésticos. En la mayor parte de los casos, la infección se transmite a través de los animales (perros, gatos, conejos, etc.).

Consultas al médico

Vea dudas de nuestros usuarios en 'Pregunte al médico'

    ¿Cuáles son los síntomas?

    Existen diferentes formas de presentación de la tiña del cuero cabelludo, pudiendo aparecer cualquiera de los síntomas siguientes:

    • Pérdida de pelo en áreas circulares (alopecia areata)
    • Lesiones redondeadas, bien delimitadas, con la piel roja y tumefacta y con un grado de descamación variable
    • Áreas con cabellos cortados a ras del cuero cabelludo, que se desprenden fácilmente al tirar de ellos
    • Aparición de zonas de cuero cabelludo rojas con formación de puntos con pus, y posterior aparición de costras amarillentas
    • Algunas de las lesiones pueden sobreinfectarse por bacterias.
    • Posible extensión de las lesiones a la cara o al resto del cuerpo.
    • En algunas ocasiones los ganglios linfáticos del cuello o de la nuca pueden inflamarse y hacerse dolorosos.
    • También pueden aparecer otros síntomas como fiebre, cefalea o vómitos.

    ¿Qué se puede hacer en casa?

    Los hongos que causan infecciones están en gran cantidad de lugares, por lo que es prácticamente imposible eliminarlos totalmente. Debe evitarse el contacto con animales que presenten signos de infección (áreas redondeadas sin pelo, con escamas sobre la piel).

    ¿Cómo se diagnostica?

    Muchas enfermedades de la piel muestran síntomas similares, aunque requieren tratamientos completamente diferentes. Por lo tanto, es importante que el diagnóstico inicial sea confirmado con pruebas de laboratorio, aunque no siempre son imprescindibles.

    Pruebas de laboratorio: se puede realizar un raspado de las lesiones para realizar un examen directo por el microscopio y un cultivo; además, algunos hongos se hacen fluorescentes cuando son expuestos a la luz ultravioleta (luz de Wood).

    En caso de duda sobre el diagnóstico, es conveniente acudir a un dermatólogo.

    ¿Cuál es el tratamiento?

    La tiña del cuero cabelludo debe tratarse con un fármaco por vía oral, debido a la necesidad de que el medicamento penetre en el folículo piloso (lugar donde se produce el pelo). Por ello, los tratamientos tópicos (aplicados directamente sobre la lesión) utilizados como único tratamiento, son ineficaces.

    Se pueden utilizar varios medicamentos. Los más frecuentes son: terbinafina, itraconazol, griseofulvina, etc. En algunas ocasiones, puede ser necesario realizar un tratamiento con corticoides, o con antibióticos y corticoides simultáneamente.

    La duración del tratamiento varía entre 4 y 8 semanas. El tratamiento debe instaurarse lo antes posible, para evitar la diseminación de la infección a otras partes del cuerpo o a otras personas.

    Algunas tiñas del cuero cabelludo pueden producir zonas de alopecia (calvas) de forma permanente, incluso a pesar de realizar un tratamiento correcto.

    Es importante examinar a las personas en contacto íntimo con la persona afectada, para investigar la causa de la enfermedad. En principio, no se justifica separar a los niños infectados del colegio si se indica un tratamiento efectivo.

    Es recomendable examinar a los animales domésticos por si éstos estuvieran afectados, realizando un tratamiento siempre que se sospeche infección.

    Dr.  Flemming Andersen  (especialista en Dermatología) , Dra.  Ulla Søderberg  (especialista en Dermatología) , Dr.  James Ferguson  (especialista en Dermatología) .

    Última versión: 2014-07-16