Implante hormonal anticonceptivo

Qué es el implante hormonal anticonceptivo

El implante es un método anticonceptivo de larga duración y consiste en una o dos varillas plásticas de 4cm, insertadas debajo de la piel en el brazo. Las varillas liberan constantemente dosis de gestágeno, lo que produce el efecto anticonceptivo.

El médico insertará la varilla bajo la piel de la paciente

El implante hormonal está dirigido a mujeres que quieren protegerse por periodos largos de tiempo.

La duración del preparado es la siguiente:

  • 3 años. Se implanta una única varilla.
  • 5 años. Se implantan dos varillas. Se recomienda retirarlo al cuarto año ya que la eficacia disminuye.

Cómo se coloca

El médico inserta, mediante un aplicador (como un pinchazo), la varilla bajo la piel de la paciente, normalmente en la cara interna de la parte superior del brazo. El procedimiento se lleva a cabo con anestesia local y dura pocos minutos.

El implante debe realizarse dentro de los siete primeros días del ciclo menstrual. Y durante los 7 siguientes a la inserción, se ha de utilizar preservativo.

Eficacia y control

Tras la operación, es necesario mantener la zona seca dos o tres días para evitar infecciones, así como no levantar objetos pesados o sufrir golpes en esta área. Las varillas no se desplazan ni rompen en el interior del brazo.

El implante puede extraerse en cualquier momento. La eficacia contraceptiva desaparece con rapidez después de quitárselo y los ciclos menstruales vuelven a la normalidad en el plazo de un mes.

Deben realizarse controles a los tres meses de la inserción y luego cada año.

Retirada. Efectos secundarios

A la hora de retirar el implante, se pone anestesia local, se hace un corte de 2mm de longitud, se saca el implante (momento en el que se introduciría el de reemplazo) y se da un punto de sutura.

En cuanto a sus efectos secundarios, el más frecuente es una menstruación irregular. Las alteraciones se presentan con el siguiente orden de frecuencia: sangrado frecuente e irregular, goteos, poca cantidad de sangrado, ausencia de sangrado y sangrado prolongado.

Otros efectos secundarios extremadamente raros incluyen malestares como perdida de cabello, acné, perdida de interés por el sexo, dolores de cabeza, depresión, quistes ováricos, tensión mamaria, aumento de peso, infección o reacción de la piel en la zona de la inserción.

En caso de persistir alguna de las situaciones mencionadas se deberá consultar con el médico.

.

¿Le ha parecido interesante?

20 votos, media: 4.50 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales