Hacerse muchos “selfies” puede ser nocivo para la salud mental

¿Está obsesionado con los selfies? Pues, de acuerdo con una nueva investigación, podría sufrir “selfitis”, un trastorno psicológico real que puede afectar seriamente a la salud mental.

Pareja haciendose un selfie

La American Association of Psychiatry (APA) clasificó en 2014 la "selfitis" como un nuevo trastorno mental. El artículo afirmaba que la selfitis era "el deseo obsesivo compulsivo de hacerse fotos y publicarlas en las redes sociales como una manera de compensar la falta de autoestima y llenar un vacío en la intimidad".

El mismo estudio también afirma que hay tres niveles diferentes:

  • Leve: Hacerse fotos [de uno mismo] al menos tres veces al día pero no publicarlas en las redes sociales.
  • Agudo: Hacerse fotos al menos tres veces diarias y publicarlas en las redes, y
  • Crónico, definido como el impulso incontrolable de hacerse fotos durante todo el día y publicarlas en las redes, más de seis veces diarias.
Artículo Relacionado
La nomofobia, o la ansiedad por estar sin el móvil

El móvil puede generar problemas serios

El nuevo estudio

Un grupo de científicos ha confirmado que el fenómeno existe e incluso ha desarrollado una escala de selfitis que ayuda al usuario a identificar los síntomas y evaluar el trastorno.

¿Sabe en qué país hay más usuarios de Facebook? En la India. Y allí se efectuó la investigación, con un cuestionario a que se sometieron 400 voluntarios, estudiantes en la universidad. Se usó un baremo de medición de 1 a 5, en que el 1 significaba “Por completo en desacuerdo” y el 5, “Totalmente de acuerdo” con las afirmaciones que se planteaban a los voluntarios.

Los participantes respondieron a aseveraciones del tipo “Compartir los selfies es entrar en una sana competencia con mis amigos y colegas” y “Siento que soy más popular cuando los publico en las redes sociales”.

A partir de ahí, se desarrolló la Escala de Selfitis (Selfitis Behaviour Scale) con vistas a determinar el grado de afectación causado por pensamientos y sentimientos negativos asociados a hacerse selfies.

Chica posando en un selfie

“Habitualmente, los afectados por el síndrome sufren de falta de confianza en sí mismos y tratan con ello de integrarse más en su entorno; suelen mostrar síntomas similares a los de otras conductas potencialmente adictivas”, dijo el Dr. Janarthanan Balakrishnan, que participó en la investigación.

“Ahora que la existencia del trastorno parece haberse confirmado, es de esperar nuevas investigaciones para comprender a fondo el cómo y el porqué de desarrollar esta conducta potencialmente obsesiva, y qué se puede hacer para ayudar a quienes la padecen”, añadió.

La investigación se emprendió tras comprobar, mediante otros estudios, la existencia de otros trastornos relacionados con los móviles, como la “ansiedad por no llevarlo” o “nomofobia”.

Evaluación de la selfitis

Utilice la escala que sigue para averiguar su propio grado de selfitis. Califique de 1 a 5 su grado de conformidad con cada afirmación, donde 1 es “Por completo en desacuerdo” y 5 es “Totalmente de acuerdo”. Cuanto más alta sea su puntuación, mayor será su grado de selfitis.

1. Haciéndome selfies pienso que disfruto más de mi entorno.

2. Compartir mis selfies es competir de forma sana con mis amigos y colegas.

3. Logro mucha más popularidad compartiéndolos en las redes sociales.

4. Hacerme selfies me baja el nivel de estrés.

5. Me siento más seguro cuando me hago un selfie.

6. Creo que soy más aceptado entre mis ciber-amigos si comparto un selfie.

7. Creo que me expreso mejor en mi entorno con los selfies.

8. Pienso que los selfies en diferentes poses incrementan mi status social.

9. Me siento más popular cuando publico mis selfies en las redes.

10. Hacerme más selfies me hace sentirme mejor y más contento.

11. Cuando me hago selfies me encuentro mejor conmigo mismo.

12. Los selfies afianzan mi pertenencia a mi grupo de amigos.

13. Los selfies constituyen un mejor recuerdo del momento.

14. Me hago más selfies para obtener más “Me gusta” y otros comentarios en las redes.

15. Creo que los selfies me ayudan a que mis amigos me aprecien más.

16. Me siento mejor inmediatamente después de hacerme un selfie.

17. Hacerme más selfies y mirarlos yo solo incrementa mi auto-confianza.

18. Cuando no me hago selfies me siento apartado de mi grupo de amigos.

19. Los selfies son como “trofeos” para recordar en el futuro.

20. Edito mis selfies de modo que aparezca con mejor aspecto que mis amigos.

Este estudio se publicó en la revista International Journal of Mental Health and Addiction

.

¿Le ha parecido interesante?

2 votos, media: 4.50 sobre 5

Comparta en Redes Sociales