Fármacos de ayuda para dejar de fumar

Las medicinas pueden doblar las probabilidades de dejar de fumar con éxito. Las estadísticas dicen que el porcentaje de éxito tras 12 meses de dejar de fumar es del 20% en lugar del 10% dejándolo sin ayuda farmacológica.

Existen dos tipos de fármacos de ayuda para dejar de fumar: la terapia sustitutiva de la nicotina (TSN) , objeto de un artúclo aparte, ver enlace) y el bupropión y la vareniclina.

¿Qué es el Zyntabac?

El bupropión (Zyntabac), a la venta sólo con receta en España, es un fármaco que se desarrolló inicialmente como anti-depresivo. Se descubrió su capacidad como ayuda para dejar de fumar cuando se comprobó que los voluntarios de los primeros ensayos clínicos perdían las ganas de fumar.

No se conoce con certeza cómo funciona el bupropión. Se cree que afecta las áreas del cerebro asociadas con la adicción y los efectos placenteros de la nicotina. Reduce las ganas de fumar y atenúa los síntomas físicos de la abstinencia de nicotina.

Pros y contras

El Zyntabac es una alternativa a los TSN y no contiene nicotina. Además, puede emplearse conjuntamente, como complemento a aquéllos. Como con todo fármaco relativamente reciente, la comunidad científica tiene menos experiencia con sus efectos que con los de los TSN.

Como todas las medicinas, tiene efectos secundarios y contraindicaciones que pueden impedir su uso a determinadas personas. Hay personas, igualmente, que no pueden tomarlo por estar en ciertas condiciones médicas o por interacciones con otras medicinas que toman. Asimismo, las mujeres embarazadas no deben medicarse con bupropión.

Cómo se usa el Zyntabac

  • El Zyntabac sólo se vende con receta; el médico de familia o el especialista determinará si puede o no tomarlo.
  • Es recomendable usarlo en combinación con tratamientos motivacionales de ayuda.
  • El tratamiento dura entre 7 y 9 semanas, dependiendo de si el paciente se siente o no capaz seguir adelante sin ayuda.
  • Los primeros seis días se toma una cápsula diaria. A partir del séptimo, se toman dos diarias, separadas al menos 8 horas.
  • Su máximo efecto tarda en aparecer y se suele alcanzar tras una semana de tratamiento. Por esta razón se recomienda empezar a tomarlo una semana antes del día fijado para dejar de fumar.

Sus efectos secundarios

  • Los más comunes son fiebre, náuseas, agitación, ansiedad, sequedad de boca y piel, dolores de cabeza y estreñimiento. También puede agudizar los problemas de insomnio, muy comunes en personas que dejan de fumar.
  • Los efectos secundarios más serios son crisis convulsivas, que pueden darse hasta en un paciente de cada cien si existen factores de riesgo.
  • No se debe administrar bupropión a personas con problemas de epilepsia, alteraciones hepáticas o con trastornos alimentarios como anorexia y bulimia nerviosas.

Como con todo fármaco, deberá leerse el prospecto que se acompaña a las cápsulas.

¿Qué es el Champix?

Champix es un fármaco, lanzado en diciembre de 2006, cuyo principio activo es la vareniclina. Está sujeto a prescripción médica.

Los efectos de la vareniclina son:

  • Estimula los mismos receptores cerebrales que la nicotina, lo que alivia los efectos de la ansiedad que puede producir el dejar de fumar.
  • Bloquea la acción de la nicotina en dichos receptores. Esto significa que el fumador no obtendrá el efecto placentero habitual al encender un cigarrillo.
Publicidad

Pros y contras

Como el Zyntabac, Champix es una alternativa a los TSN y no contiene nicotina. En los informes médicos reportados a la fecha, es mayor el número de éxitos con Champix que con Zyntabac. Champix no se ha comparado todavía con los TSN.

Del lado negativo, hay usuarios que reportan que, al dejar de tomarlo:

  • la urgencia por fumar se volvió a manifestar
  • se sentían irritables
  • se sentían deprimidos
  • tenían problemas de sueño.

Bajar gradualmente la dosis al final del tratamiento podría ayudar a reducir estos problemas. Como todas las medicinas, Champix tiene efectos secundarios que podrían desaconsejar su uso en algunos fumadores. El tratamiento podría ser inadecuado para ciertas personas.

Cómo se usa el Champix

  • Champix está sujeto a prescripción médica, de modo que debe de ser el médico el que indique si el tratamiento es adecuado para el paciente.
  • Como en el caso del Zyntabac, Champix debe usarse en combinación con técnicas de motivación.
  • El tratamiento debe empezarse una o dos semanas antes de la fecha fijada para dejarlo.
  • La dosis se incrementa gradualmente durante la primera semana, a partir de la cual se toma dos veces al día durante 12 semanas.

Efectos secundarios del Champix

  • Las náuseas son el más común, habitualmente en las primeras semanas. Por lo general, van mejorando a medida que avanza el tratamiento.
  • Otros efectos comunes son dolor de cabeza, problemas de sueño, sueños anormales, mayor sensación de hambre, sequedad de boca, modorra, cansancio, mareos y trastornos intestinales como estreñimiento, diarrea o indigestión.

Para información más detallada sobre efectos secundarios e interacciones, consulte el prospecto del fármaco.

.

¿Le ha parecido interesante?

15 votos, media: 4.13 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales