Enfermedad del sueño

¿Qué es la enfermedad del sueño?

La enfermedad del sueño se conoce también como "tripanosomiasis africana" y está causada por un pequeño parásito, transmitido al ser humano por la picadura de una mosca que actúa como vector. En esta enfermedad se afecta seriamente el cerebro y las meninges (que son las membranas que cubren el cerebro y la médula espinal). La enfermedad progresa lentamente, y si no se trata adecuadamente, suele ser mortal.

El parásito sólo existe allí donde se encuentra la mosca, en el llamado cinturón de la mosca tse-tse.

©zoobarcelona.cat

El parásito se encuentra en la saliva de diferentes especies de moscas africanas hematófagas (comedoras de sangre), pertenecientes al genero Glossina, conocidas comúnmente como mosca tse-tse. Afortunadamente, no todas las moscas tse-tse están infectadas con el parásito y frecuentemente su picadura sólo provoca algunas molestias.

El parásito sólo existe allí donde se encuentra la mosca, en el llamado cinturón de la mosca tse-tse y que comprende una zona a ambos lados del ecuador que se extiende hasta unos 15º de latitud hacia el norte y unos 20º hacia el sur.

La picadura de la mosca tse-tse es dolorosa y a veces es difícil de diferenciar de la también dolorosa picadura del tábano.

En África

Afecta actualmente de 300.000 a 500.000 personas, principalmente en África. Cada año se tiene conocimiento de 20.000 nuevos casos, aunque pueden ser más según sospecha la OMS.

    ¿Cuál es la causa de la enfermedad del sueño?

    La enfermedad la causa un parásito protozoo de tamaño muy pequeño (unas 30 micras o milésimas de milímetro), el Trypanosoma brucei. Se trata de un microorganismo unicelular (formado por una sola célula) que pertenece al grupo de los flagelados (ya que posee un flagelo, una especie de cola que le sirve para propulsarse).

    Cuando la mosca tse-tse pica a una persona o un animal que tenga el tripanosoma en su sangre, queda ella misma infectada. El parásito se desarrolla luego en su intestino durante unas semanas y después pasa a sus glándulas salivares, donde se multiplicará de forma continuada, de modo que la mosca, una vez infectada, tendrá el parásito para el resto de su vida. Cuando esta mosca infectada pica a una persona o animal, le puede transmitir el tripanosoma.

    Hoy por hoy

    No existe vacuna para la tripanosomiasis, que puede ser mortal. En los últimos 30 años la situación ha empeorado debido, entre otras causas, a la pobreza y al cese de programas de vigilancia.

      El protozoo se multiplicará entonces en la sangre de la persona, y los síntomas de la enfermedad del sueño irán apareciendo gradualmente, según aumenta el número de parásitos. Además, el tripanosoma pasa al sistema nervioso central, donde ocasiona síntomas característicos.

      Existen dos tipos (subespecies) de Trypanosoma brucei, que afectan al hombre:

      Trypanosoma brucei gambiense

      Cuyo vector principal es la mosca Glossina palpalis, provoca una enfermedad crónica que se prolonga varios años y en la cual la invasión del sistema nervioso central es tardía. Pero al final, la infección se produce y el enfermo entra en un estado de coma del que no se le puede despertar. Este es el motivo de que se llame "enfermedad del sueño". En esta variedad suele haber también una acusada inflamación de los ganglios linfáticos.

      Trypanosoma brucei rhodesiense

      Cuyo vector más importante es la mosca Glossina morsitans, provoca una enfermedad aguda (es decir, de evolución más rápida), debido a que el número de parásitos en la sangre de los enfermos es mayor, y la invasión del sistema nervioso central más temprana (en unos meses habitualmente). No suele haber una inflamación importante de los ganglios linfáticos.

      De interés

      Vea en nuestra sección 'Salud del viajero' artículos relacionados:

      El enfermo que ha entrado en coma puede que tenga una afectación del sistema nervioso tan importante que ya no pueda ser curado, y puede fallecer finalmente por infecciones añadidas.

      ¿Cómo se extiende la enfermedad del sueño?

      El huésped del parásito es la mosca tse-tse, que puede transmitirlo a las personas y otros animales por su picadura. La picadura es dolorosa y suele notarse, pero no todas las picaduras implican que se padecerá la enfermedad. A continuación el parásito se multiplica en la piel de la zona de la picadura y luego pasa a la sangre y desde ahí a los ganglios linfáticos y al sistema nervioso central. El parásito se reproduce (dividiéndose por la mitad) en la sangre y así su número aumenta. Cuando una mosca pica a un humano o un animal infectado, puede ella misma infectarse y después de unas semanas puede a su vez transmitir la infección por su picadura.

      ¿Dónde existe la enfermedad del sueño y cuántas personas están afectadas?

      Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), unos 60 millones de personas que habitan en zonas subdesarrolladas de África, están expuestas a adquirir esta enfermedad. Según datos de la década de los años 80, cada año se producen unos 20.000 nuevos casos de tripanosomiasis humana africana (aunque se piensa que las cifras reales deben ser mayores) y la OMS calcula en unos 300 a 500.000 el número de afectados por la enfermedad. Existen dos formas de enfermedad del sueño:

      La tripanosomiasis africana occidental

      Se produce en la parte central y occidental de África ecuatorial y tropical. Esta causada por el Trypanosoma brucei gambiense, que es un parásito que tiene como casi exclusivo reservorio al ser humano, no encontrándose normalmente en otras especies animales. La mosca que lo transmite vive sobre todo en selvas, zonas boscosas y riberas de los ríos. El riesgo de transmisión al hombre aumenta en la estación seca, en la cual aumenta la concentración de personas y moscas en torno a los pozos o lugares en los que hay agua. Debido a esto, la enfermedad es un grave problema para las poblaciones rurales de la zona, pero raramente afecta a los turistas.

      La tripanosomiasis africana oriental

      Existe sobre todo en áreas boscosas y en llanuras de África oriental (Tanzania, Mozambique, Zimbabwe etc.). Su causa es el Trypanosoma brucei rhodesiense, cuyo principal reservorio no es el hombre, sino diversas especies de animales salvajes, principalmente antílopes, los cuales son tolerantes al parásito, y pueden tenerlo sin que les ocasione alteraciones. A muchas especies de animales domésticos (especialmente vacuno), les provoca una grave enfermedad, al igual que a los seres humanos. Las personas suelen infectarse de modo incidental por la picadura de moscas que se alimentan principalmente de la sangre de animales salvajes.

      La forma oriental tiene, por tanto, un reservorio natural en los animales salvajes que la hace muy difícil de erradicar.

      Desde la década de los treinta se están realizando intentos de controlar la enfermedad del sueño, y el número de casos estaba en disminución. Pero en los últimos 30 años la situación ha empeorado debido, entre otras causas, a la pobreza y el cese de programas de vigilancia. En zonas donde se creía erradicada la enfermedad ha reaparecido. Asimismo hay algunas zonas de endemia en Angola, Uganda, Sudán o la República Democrática del Congo donde se estima que más de un 20% de la población está infectada.

      Otras especies de Tripanosomas pueden causar enfermedades en el hombre: el Trypanosoma cruci provoca la tripanosomiasis americana o enfermedad de Chagas, que se transmite por las chinches.

      ¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad?

      Tripanosomiasis africana occidental

      • Comienza con un período de incubación (en el que aún no hay síntomas, pero ya está presente el parásito) que dura de días a meses.
      • En el lugar de la picadura puede producirse una lesión local de varios centímetros de diámetro, con enrojecimiento e inflamación y que a veces se ulcera o se infecta. Los ganglios linfáticos de la zona suelen inflamarse.
      • Más tarde, los parásitos se diseminan por la sangre y aparece fiebre, malestar general, pérdida de peso, dolor de cabeza, dolores musculares y articulares y a veces una erupción de manchas en la piel y picores.
      • Después de meses o años se produce la afectación del sistema nervioso central y puede haber estado de confusión, somnolencia progresiva, demencia, parálisis, convulsiones y finalmente el coma y la muerte.
      • En los niños la enfermedad es menos frecuente, pero tiende a ser más aguda.

      Tripanosomiasis africana oriental

      Esta forma es similar a la occidental, pero es más grave y de evolución más rápida. Frecuentemente se produce la muerte en unos meses, si no se trata pronto. Puede producirse además una grave afectación del corazón que puede ser fatal aún antes de que se haya producido la afectación del sistema nervioso central.

      Publicidad

      ¿Qué se puede hacer para prevenir esta enfermedad?

      Desgraciadamente no existe una vacuna y la quimioprofilaxis en general no se recomienda, debido a la alta toxicidad de los fármacos activos frente al tripanosoma.

      El riesgo de adquisición de la enfermedad se puede disminuir evitando las áreas habitadas por la mosca tse-tse, vistiendo prendas que cubran el cuerpo y que así reduzcan las picaduras de las moscas (esto es difícil a veces en climas cálidos) o usando repelentes de insectos.

      ¿Cómo se diagnostica la enfermedad?

      Los síntomas y el antecedente de haber estado en una zona en que existe la enfermedad ayudan al diagnóstico, pero éste ha de confirmarse detectando el parásito en la sangre, líquido cefalorraquídeo, ganglios u otras muestras del paciente.

      Otras técnicas de diagnóstico consisten en el estudio de anticuerpos frente al tripanosoma, o en la inoculación de muestras del paciente a ratones.

      ¿Cómo se trata la enfermedad del sueño?

      Al principio, cuando aún no está afectado el sistema nervioso central, se usa suramina o pentamidina; más tarde, cuando ya está afectado, se usará melarsoprol o eflornitina. Todos estos medicamentos son tóxicos y por ello han de administrarse bajo estricta supervisión médica. Generalmente se usan por vía intravenosa.

      .

      ¿Le ha parecido interesante?

      4 votos, media: 4 sobre 5

      Comparta en Redes Sociales