Dispositivos intrauterinos (DIUs)

Los dispositivos intrauterinos, más conocidos como DIUs, son pequeños sistemas de metal (generalmente cobre) o plástico, diseñados para introducirse en el interior del útero, evitando de esta forma el embarazo.

Los dispositivos intrauterinos se insertan en el interior del útero. Debe hacerlo el ginecólogo.

¿Cuál es el mecanismo de acción de los DIUs?

El mecanismo de acción de los DIUs se basa en una inflamación de bajo grado que provoca el contacto del cobre con las paredes internas del útero. Esta reacción inflamatoria impide el ascenso de los espermatozoides hasta las trompas de Falopio, e imposibilita que el ovocito fecundado anide en el interior del útero.

Por otro lado, los DIUs provocan la segregación de unas sustancias denominadas prostaglandinas, que aumentan la inflamación y estimulan el músculo uterino, favoreciendo aún más la anticoncepción.

Existe un determinado tipo de dispositivo intrauterino que libera una hormona (progesterona) que posee un mecanismo de acción adicional, ya que la hormona liberada lentamente contribuye a la atrofia de la cavidad uterina.

De interés

Le sugerimos la lectura de algunos artículos relacionados:

¿Cuál es su seguridad anticonceptiva?

La seguridad que ofrecen los DIUs es casi del 100% con mínimas variaciones dependiendo de los diferentes tipos de dispositivos y del tiempo utilización por parte de la paciente. Así por ejemplo, una paciente que use un DIU de cobre en forma de "T" durante cuatro años tiene un riesgo de embarazo del 1,9%.

¿Qué tipo de DIUs existen?

En la actualidad, existen diferentes modelos de DIUs en función del compuesto, la forma y el tamaño del mismo. Podemos encontrar DIUs de cobre, de plástico, y liberadores de hormonas, en forma de "T", en forma de "7", configurando asas en "C" o en "D". Todos estos tipos incorporan unos "hilos" en su extremo, de tal forma que sean visibles en la vagina para su futura extracción. El tamaño no suele variar en exceso, estando alrededor de 4-5 cm.

¿Cómo y cuándo se insertan?

Previo a la inserción de un DIU, se debe realizar una exploración completa del útero, para determinar el tamaño, comprobar que no existe ninguna infección relevante en el aparato genital y realizar una citología, para descartar cualquier enfermedad del cuello uterino. Además, es en esta primera visita cuando el médico deberá informar a la mujer de los riesgos y de las posibles alternativas de la anticoncepción.

En algunos países es una enfermera con formación especializada la que inserta el dispositivo, pero en nuestro país lo realiza siempre un ginecólogo.

El dispositivo intrauterino debe insertarse cuando la mujer tenga la menstruación, ya que facilita su colocación al permanecer con mayor permeabilidad el cuello del útero. Si no se encuentra en esta circunstancia, debemos realizar un test de embarazo.

Se aconseja firmemente la previa utilización de antiinflamatorios, como el ibuprofeno, y se debe considerar la administración de antibióticos.

La colocación del DIU no suele ser dolorosa aunque si algo molesta; la forma del útero, la dilatación del cuello uterino y, como no, la relajación de la mujer son datos influyentes.

La inserción no suele durar más de diez minutos y consiste en introducir el DIU en una vaina de escaso diámetro a través del orificio cervical del útero, y conducirla con delicadeza hasta el interior de la cavidad uterina, en donde el médico descarga el DIU una vez que considere que se encuentra ubicado en el lugar correcto. Posteriormente, se cortan los hilos a 2 cm del cuello uterino.

En la mayoría de los centros se suele realizar una visita posterior a la siguiente regla, para averiguar cómo ha sido tolerado y si existe algún problema al respecto.

Publicidad

¿Que debe hacerse tras la colocación de un DIU?

Se debe hacer reposo relativo (esto significa que no puede realizar ningún tipo de esfuerzo) durante la primera hora después de la colocación del DIU y, si aparecen molestias, puede ser necesario el empleo de analgésicos como el paracetamol o el ibuprofeno, pero no es recomendable la aspirina porque incrementaría el sangrado. Es probable que en los siguientes días aumente la hemorragia vaginal.

¿Cuándo se pueden reanudar las relaciones sexuales?

Cuando la paciente lo desee.

¿Qué efectos secundarios puede producir un DIU?

Entre los efectos secundarios más frecuentes originados por el uso de un DIU se encuentran el sangrado menstrual excesivo y más doloroso y de mayor duración que los previos a la inserción del dispositivo. Debemos comentar que estos efectos varían en función del tipo de DIU, siendo los de menor tamaño los que menos efectos secundarios producen.

La pérdida del dispositivo intrauterino debe ser comprobada por la propia mujer, palpándose periódicamente los hilos en el interior de su vagina, próximos al orificio cervical uterino.

Sin embargo, existen otros problemas más graves derivados del uso del DIU, y son los siguientes:

Infección pélvica

Han sido numerosos los estudios que relacionan la Infección pélvica con el uso de los DIUs; la razón principal se piensa que se debe a que los filamentos que asoman a la vagina actúan como una "mecha" para las bacterias transportándose hacia la cavidad uterina. Debemos comentar, que la incidencia de infección se incrementa con determinados modelos de dispositivos intrauterinos y con la promiscuidad sexual de la mujer. Así por ejemplo, una mujer con múltiples parejas sexuales y con un modelo provisto de numerosos filamentos en su extremo posee un riesgo muy elevado de enfermedad pélvica inflamatoria.

Los síntomas principales de la infección pélvica son: dolor en la región abdominal inferior, fiebre, exploración ginecológica dolorosa...

El tratamiento en la mayoría de los casos consiste exclusivamente en el empleo de antibióticos.

Embarazo ectópico

Es la gestación producida fuera de la cavidad uterina (generalmente en las trompas de Falopio). Las mujeres portadoras de un dispositivo intrauterino tienen menor probabilidad de presentar un embarazo ectópico que las mujeres que no utilizan anticoncepción, por el hecho de que es muy difícil que se queden embarazadas al utilizar este dispositivo anticonceptivo; pero, si se produce un embarazo en una mujer que utiliza DIU será ectópico en alrededor de un 5% de los casos. Esto se debe a que las trompas no están tan protegidas contra el embarazo como la cavidad uterina.

Embarazo en portadora de un DIU

Aproximadamente dos de cada cien mujeres que utilizan DIU durante un año se quedarán embarazadas y mantendrán en su interior el dispositivo, lo que debe ser comunicado al ginecólogo.

La tasa de aborto espontáneo cuando el DIU no se ha extraído durante el embarazo se acerca al 50%, mientras que en todas las mujeres embarazadas esta taza es de un 15%. Otros riesgos que se asocian con los embarazos complicados por DIU retenido comprenden la pérdida del embarazo en el segundo trimestre, aborto séptico y parto prematuro.

Si los hilos del dispositivo son visibles en el momento del diagnóstico de embarazo, se debe extraer el DIU, informando a la paciente que la probabilidad de que tenga un aborto espontáneo es del 30%.

Migración del DIU

cada vez que no se encuentren los hilos del dispositivo intrauterino en una revisión ginecológica de rutina se debe evaluar la posibilidad de pérdida o migración del DIU dentro de la cavidad abdominal. Si en una ecografía ginecológica se observa que el interior del útero se encuentra vacío, se debe realizar una radiografía del abdomen porque el dispositivo puede haber perforado la pared uterina y encontrarse en la cavidad abdominal, lo que entraña riesgos importantes como el de infección del peritoneo (peritonitis), que es la capa que envuelve los órganos abdominales.

¿Cada cuánto tiempo se debe renovar el DIU?

La duración de los dispositivos intrauterinos depende del tipo insertado. A continuación nombraremos las marcas comerciales más utilizadas en nuestro país y el tiempo recomendado para su renovación:

  • Nova-T : 5 años
  • Gynefix: 5 años
  • Flexi-T 300: 5 años
  • Multiload Cu 375 y Cu 250: 3 años.

¿Qué mujeres no deben usar el DIU?

Hay una serie de situaciones que desaconsejan claramente el empleo de este método anticonceptivo, como las que afectan a las pacientes con hemorragias vaginales anormales no diagnosticadas, la existencia de múltiples parejas sexuales, existencia de infecciones pélvicas, mujeres que nunca han tenido descendencia, pacientes con enfermedades tumorales pélvicas, presencia de malformaciones o anomalías uterinas, enfermas alérgicas al cobre y pacientes que previamente han sufrido embarazos extrauterinos.

. .

¿Le ha parecido interesante?

251 votos, media: 4.35 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales