Demencia multi-infarto

¿Qué es la demencia multi-infarto?

La demencia multi-infarto es una forma de demencia producida por un gran número de pequeños coágulos (émbolos) en el cerebro. Es más frecuente en las personas con una anormalidad en su función cardiaca, en especial una irregularidad en el ritmo, o por oclusión de capilares cerebrales.

La demencia multi-infarto es una forma de demencia producida por un gran número de pequeños coágulos.

La consecuencia de los émbolos es una hipoxia cerebral (falta de oxígeno en el cerebro), llevando a la muerte a un gran número de células nerviosas. La enfermedad es más frecuente en los adultos mayores con aterosclerosis (endurecimiento de las arterias). Un infarto cerebral se puede definir como una zona de tejido cerebral muerto.

¿Pueden prevenirse?

No en muchos casos, pero se pueden eliminar factores de riesgo:

  • No fumar
  • Controlar la tensión
  • Controlar el colesterol
  • Si es diabético, seguir estrictamente las indicaciones del médico.

Lo más grave de la enfermedad, una vez diagnosticada, es que no se puede hacer nada relacionado con el daño que ya se ha producido. Sin embargo, es posible prevenir un mayor daño cerebral. Las causas de la enfermedad son idénticas a las del ictus (trombosis) producida por un coágulo grande. La diferencia principal es la formación de coágulos únicamente en los vasos de diámetro pequeño.

¿En qué circunstancias existe un aumento del riesgo de la demencia multi-infarto?

Todos los factores de riesgo conocidos que aumentan la posibilidad de una embolia cerebral también aumentan la probabilidad de desarrollar una demencia multi-infarto. Estos son:

Todos estos factores se relacionan con la arteriosclerosis, que es el principal desencadenante de la enfermedad. Esto significa que si logramos limitar el curso y desarrollo de la arteriosclerosis, podremos limitar sus consecuencias y el progreso de la demencia multi-infarto.

Artículos relacionados

En nuestra sección 'La tercera edad' encontrará artículos de interés:

¿Cómo se detecta la enfermedad?

La evolución es progresiva. La primera y más importante alteración es la pérdida de memoria, especialmente para los hechos recientes, evolucionando gradualmente a una mayor intensidad, indicando la existencia de una enfermedad. Esto suele ir acompañado de dificultades para realizar las actividades cotidianas.

En un principio, el paciente percibe que algo está ocurriendo, y esto constituye una experiencia muy desagradable e inquietante. Sin embargo, con el progreso de la enfermedad desaparece su preocupación, pasando a ser un problema para su familia y allegados.

¿Cuáles son los signos de alarma?

Muchas personas en su vida diaria sufren problemas de memoria. Si esta alteración es cada vez mayor, dificultando su vida diaria, puede ser signo de una demencia, necesitando una valoración por un médico, preferiblemente un especialista como un neurólogo clínico. No haga por sí mismo juicios y diagnósticos, puede haber alteraciones de memoria que no son necesariamente demencia.

¿Qué se puede hacer?

Para prevenir el inicio de una demencia multi-infarto usted puede hacer lo siguiente:

  • Comer menos alimentos con grasa.
  • Dejar de fumar o por lo menos, disminuir el número de cigarrillos que fuma.
  • Mantener controlada la presión arterial.
  • Si presenta alteraciones en la función del corazón, en especial en su ritmo, (llamadas arritmias), consulte a su médico.
  • Si tiene diabetes tipo I o tipo II, es muy importante un control regular y permanente.
  • Por su contenido en fenoles, un vaso diario de vino tinto probablemente disminuye el riesgo de embolia (coágulos).
Publicidad

¿Cómo diagnostica el médico?

Algunas enfermedades, incluso tratables, tienen síntomas parecidos a la demencia multi-infarto. Por medio de la historia clínica y algunos análisis, el médico hace el diagnóstico:

Es necesario un escáner cerebral (TAC) para confirmar cualquier sospecha de una demencia multi-infarto. La presencia de otros síntomas o signos clínicos como la alteración del ritmo cardiaco (llamada arritmia) o signos de oclusión de otros vasos sanguíneos, son indicativos de esta enfermedad.

¿Cómo se trata la demencia multi-infarto?

El daño cerebral es irreversible, aunque para evitar la progresión de la enfermedad pueden utilizarse medicamentos que siempre deben recetados por el médico.

  • Para prevenir la formación de coágulos (los llamados antiagregantes plaquetarios), se puede tomar ácido acetilsalicílico (aspirina), la ticlopidina o el dipiradamol.
  • Si se presentan arritmias cardiacas es necesario utilizar los anticoagulantes, como la heparina o warfarina.

La demencia en sí misma es intratable, siendo su manejo sintomático, requiriendo en las fases avanzadas un cuidado en una unidad especializada, o supervisada en casa o en residencias especializadas.

. .

¿Le ha parecido interesante?

42 votos, media: 4.31 sobre 5

Contenido Relacionado

Comparta en Redes Sociales