Cosméticos

La industria de los cosméticos se esfuerza constantemente en producir los productos más innovadores y efectivos del mercado para el cuidado de la piel, tentándonos a comprar la esencia de los sueños: milagros en frascos.

Los productos de cosméticos baratos contienen probablemente componentes baratos

Sin embargo, puesto que todos los productos están diseñados específicamente para hacernos parecer más jóvenes durante más tiempo, el consumidor se enfrenta a una desconcertante colección de productos empaquetados de forma atractiva que incita a preguntas como:

  • ¿cómo elegir? (esos nombres impronunciables)
  • ¿qué ingredientes son?
  • ¿qué efectos producen?
  • ¿son seguros?
  • ¿qué pruebas hay para apoyar las demandas/reclamaciones contra las compañías?
  • ¿les importan estas reclamaciones?
  • ¿cómo deciden los precios?

¿Saber más?

Vea nuestra sección 'La piel' y accederá a artículos relacionados.

    ¿De qué están hechas las cremas faciales?

    Las cremas faciales tienen varios componentes estandarizados:

    • Conservantes: como aceites esenciales o parabenos sintéticos, incluyendo etilos, propilos o butilos.
    • Emulsionantes: como ácidos linolénicos que se suelen utilizar para asegurar una mezcla uniforme y consistente.
    • Humectantes: (retienen agua), tales como glicol o glicerina. Se usan con frecuencia derivados de aceite mineral que extraen agua del aire a la superficie de la piel y evitan a su vez que el producto pierda agua y se seque.
    • Silicona: se incorpora a menudo para proporcionar una agradable textura y hacer la aplicación más fácil

    Como con la mayoría de las cosas en la vida, se obtiene lo que se paga. Los productos de cosméticos baratos contienen probablemente componentes baratos. En el caso de la marcas caras, normalmente se paga por la promesa de que el nuevo componente X proporcionará antienvejecimiento, rehidratación, anti-arrugas, reafirmante de la piel, y algún que otro beneficio más de los muchos que existen.

    Consultas al médico

    Vea en 'Pregunte al médico' consultas sobre fármacos efectuadas por nuestros usuarios

      Los componentes tan pronto están de moda como pasan. Las compañías de cosméticos parecen estar interesados únicamente en el más moderno y que mejor se vende. Se utilizan múltiples recursos para desarrollar componentes que hagan los productos para la piel más efectivos que nunca. De este modo, la investigación proporciona una ligera ventaja a las compañías pero enseguida la innovación se copia, adapta y reproduce con una amplia variedad de cualidades y precios en el mercado de los cosméticos.

      Además, las compañías cosméticas se esfuerzan por descubrir nuevos y efectivos modos de conseguir ingredientes para la piel. Los liposomas se utilizan con frecuencia. Son unas diminutas cápsulas rellenas de componentes activos que son absorbidos por la piel liberando sus contenidos precisamente en los sitios donde más se necesitan: debajo de la superficie, en las capas más profundas de la piel.

      Los dermatólogos sostienen que los cosméticos en general pueden conseguir poco; como mucho una hidratación temporal. Por definición, un cosmético no está autorizado para alterar la estructura o función de la piel. Por supuesto, muchas compañías dan a entender que sus productos alteran la piel. Éstos están rebasando el límite entre los cosméticos y los terapéuticos. Las leyes están en continuo cambio y no son las mismas para todos los países, por lo que muchos de estos productos están sometidos a supervisiones. Por este motivo, el público a veces queda mal informado y confundido.

      Ingredientes activos

      Ésta es la denominación común. Algunos de los más recientes son:

      Alfa-hidroxiácidos (ácidos frutales)

      También conocidos como AHAs. Han revolucionado la eficacia de muchos productos. Sus propiedades se conocen desde la época romana, y los primeros documentos científicos datan de 1974. Como grupo, no hay otros componentes cosméticos que hayan sido más estudiados que los AHAs. Incluyen acidos cítricos de las frutas cítricas, ácido málico de manzanas y ácido láctico de la leche. Sin embargo, el más utilizado e investigado (con diferencia) es el ácido glicólico, que proviene de la caña de azúcar.

      En concentraciones bajas, actúan como exfoliantes, con pocas probabilidades de irritar la piel. Las concentraciones más altas se utilizan en clínicas cosméticas o consultas dermatológicas, demostrando ser efectivas en la reducción de los signos de envejecimiento, y son de gran ayuda para el tratamiento del acné y el exceso de pigmentación. Es importante resaltar que la aplicación de altas concentraciones de AHAs deben ser realizadas bajo prescripción médica y junto con un fotoprotector.

      Ácido ascórbico

      Este es el nombre químico que da nombre a la molécula básica de la vitamina C. Los derivados de la vitamina C pura son inestables y muy irritantes. La vitamina C es un antioxidante potente con una gran habilidad para aclarar la pigmentación; por este motivo es el componente más habitual de los productos actuales.

      Betahidroxiácidos (BHAs)

      El BHA más común es el ácido salicílico. Los BHAs son agentes antiinflamatorios y exfoliantes, muy útiles para el tratamiento de granos o espinillas, pero pueden causar reacciones de hipersensibilidad si se abusa de ellos.

      Aminoácidos

      Sustancias que forman las proteínas y que están presentes en la piel y el pelo. Las teorías que afirman que pueden ser absorbidas por la piel para rehidratar y proveer nutrientes no están demostradas.

      Antioxidantes

      Cada inspiración que realizamos conlleva la formación de radicales libres que dañan las células sanas. Esto produce en la piel arrugas y pérdida del tono de la piel. Los antioxidantes pueden reducir la actividad de éstos radicales libres. Por eso, en teoría, los antioxidantes pueden ayudar al cuerpo a repararse por sí mismo. Actualmente, no existen pruebas que demuestren lo contrario y hay gran cantidad de productos que contienen antioxidantes. Busque las vitaminas A, C y E y picnogenol, la parte activa del extracto de la semilla de la uva.

      Caviar

      Algunas teorías que afirman que poner caviar sobre la piel rejuvenece son para gente inocente y demasiado crédula.

      Ceramidas

      Uno de los componentes que se rumorea se encuentra en la piel. De nuevo hay que decir que no hay un soporte científico para despreciar esta teoría. Las ceramidas pueden ser efectivas en un futuro.

      Co-enzima 10

      También es un componente de moda. Se encuentra en la piel y es un agente antioxidante y antibacteriológico. A medida que cumplimos años, los niveles de Q10 disminuyen y puede influir en el envejecimiento de la piel. Las teorías sobre las propiedades antienvejecimiento del Q10 son insustanciales.

      Colágeno

      Es una molécula muy grande y no hay pruebas científicas que afirmen la idea de que puede penetrar la piel. Tan sólo puede situarse en la superficie donde produce escasos beneficios.

      Té verde

      Contiene polifenoles que tienen propiedades antioxidantes y anti-inflamatorias. Es un componente muy popular y se puede encontrar en cualquiera de las cremas o ceras depilatorias. Estos efectos pueden explicar por qué se aplican bolsas de té frío en la cara para reducir la inflamación en los ojos. ¡No desechen la idea de las bolsas de té ya que la investigación promete!

      Ácido hialurónico

      Es una proteína esencial que se encuentra en la piel. Tiene enormes propiedades de hidratación, capaz de atraer alrededor de 100 veces su peso en agua. Sin embargo, para estar activa, el ácido hialurónico necesita estar en la concentración correcta.

      Lanolina

      Se obtiene de la lana y se usa como barrera para reducir la pérdida de agua de la superficie de la piel. Es una causa frecuente de hipersensibilidad, por tanto hay que leer detenidamente la lista de componentes.

      Parabenos

      Están presentes en alimentos y cosméticos para prevenir el crecimiento de bacterias y hongos. No son tóxicos y están aprobados por las autoridades.

      Polietilenglicol (PEG)

      Ayuda a que el producto se extienda más uniformemente sobre la piel.

      Ácido Retinoico, retinol o palmitato de retinilo

      Son los derivados de la vitamina A. El ácido retinoico ha convencido a la clase médica de que una crema aplicada tópicamente puede reducir actualmente la aparición de arrugas y pigmentaciones. Bajo el nombre comercial de Retinova, éste es el primer medicamento con licencia para tratar la piel dañada por el sol. Por supuesto, para obtener dicha licencia la compañía tiene que demostrar sin ninguna duda que el producto hace efecto en la mayoría de las personas con efectos secundarios limitados. Sin embargo, puede irritar y hacer la piel más sensible al sol por lo que se deberá usar con un fotoprotector. Las compañías de cosméticos se han subido al carro rápidamente con varios derivados de la vitamina. La mayoría tienen beneficios limitados para la piel y ninguno es tan efectivo como Retinova.

      Escualeno

      Es otro componente graso de la piel, que ayuda a mantener la función barrera de la misma y su flexibilidad.

      Acetato de tocoferol

      Vitamina E. Es un potente agente antioxidante y antiinflamatorio. Frecuentemente esta vitamina se incluye en los fotoprotectores para luchar contra los radicales libres producidos por la luz del sol. Se está recogiendo información rigurosa sobre los beneficios de la vitamina E tópica y oral en el envejecimiento de la piel.

      Con esta lista de componentes no sorprende que la mayoría de la gente se sienta insegura a la hora de elegir el producto adecuado para proteger su piel. Por tanto, la próxima vez que elija un producto facial o corporal, busque la opinión de un dermatólogo. Ellos tienen productos potentes en su arsenal, que normalmente son más eficaces que los cosméticos que se encuentran en las tiendas. Fíjese en los componentes del producto y no dude en preguntar.

      .

      ¿Le ha parecido interesante?

      1 votos, media: 5 sobre 5

      Contenido Relacionado

      Comparta en Redes Sociales