Consejos para una mujer que ha abortado

Es bueno hablar al principio de sus sentimientos e ideas con alguien de confianza, la pareja, un familiar, un amigo, etc.

En este artículo vamos a analizar cómo afrontar psicológicamente un aborto una vez realizado, pero no la oportunidad de hacerlo o no. Téngase en cuenta en este tema que en España están reguladas por ley las situaciones que permiten la interrupción voluntaria del embarazo.

No nos referimos tampoco a la situación de aquella mujer que habiendo abortado, no padece ningún tipo de afección psicológica por dicha razón.

Causas del aborto

Existen situaciones muy distintas por las cuales una mujer se puede encontrar ante un aborto.

De interés

Le sugerimos la lectura de algunos artículos relacionados:

  • A veces, un embarazo se interrumpe de forma involuntaria por diversas razones, desde un accidente hasta causas meramente fisiológicas.
  • En otras ocasiones un mujer decide voluntariamente la interrupción del embarazo. Puede ser porque se ha detectado una malformación peligrosa en el feto, a consecuencia de una violación o porque el desarrollo del embarazo genera un riesgo grave para la salud física o psíquica de la madre, etc.

El impacto psicológico del aborto puede estar determinado por las causas del aborto y los sentimientos de pérdida o culpabilidad que se pudieran generar.

Impacto psicológico del aborto involuntario

Cuando una mujer se encuentra ante un aborto involuntario, las reacciones psicológicas que puede sufrir están mediatizadas por diversas cuestiones, entre ellas:

  • Grado de deseo del embarazo: no es lo mismo que el embarazo haya sido casual o que sea el resultado de muchos meses de esfuerzo por conseguirlo.
  • Momento del embarazo en que se produce. Cuanto más avanzado, más afectada se puede encontrar la mujer.
  • Cómo ha ocurrido el aborto: un accidente muy agresivo, un problema fisiológico, etc.
  • Consecuencias que pueda tener en el futuro.
  • Situación social en la que se encuentra la mujer, es decir el apoyo que puede recibir en esta situación.
  • Grado de percepción de responsabilidad en el aborto: si la mujer considera, o no, que ha sido debido a una conducta negligente o a falta de cuidado, etc.

Consultas al médico

En función de estas variables, las reacciones esperables son de impotencia, desilusión, tristeza y en casos más extremos, depresión.

  • Lo primero que debe tener en cuenta la mujer para superar esta situación, es que ella no ha sido responsable de esta pérdida y no se debe permitir ningún sentimiento de culpabilidad. No hay que paralizarse, ni recrearse en lo ocurrido. Es bueno hablar con una persona de confianza de los sentimientos, pero no puede permitirse una obsesión con el tema.
  • Durante un tiempo es normal atravesar un periodo de tristeza y melancolía y es el momento de apoyarse en la pareja, los familiares o los amigos.
  • Es bueno que la mujer reanude lo antes posible su vida cotidiana.
  • Si los sentimientos de culpa o las emociones negativas son muy fuertes y/o duraderas, y la vida de la mujer está siendo afectada seriamente hay que buscar a un profesional de la psicología o psiquiatría que le ayude a superar la situación.

Impacto psicológico de un aborto voluntario

¿Síntomas de depresión?

Haga nuestro test de 'Depresión de Goldberg'.

    Aunque gran parte de los consejos que se pudieran dar a una mujer que se ha encontrado involuntariamente con un aborto son válidos también para una mujer que lo ha hecho voluntariamente, existe un matiz que puede cambiar totalmente el efecto psicológico de esta decisión.

    La cuestión fundamental es: ¿hasta qué punto la decisión de interrumpir el embarazo fue una decisión suficientemente meditada y aceptada? Es decir, el minimizar las posibles afecciones psicológicas de un aborto en este caso comienza con una decisión consciente, meditada y decidida sobre el aborto. También es importante tener en cuenta cuál ha sido la razón última de esta decisión; por ejemplo, en el caso de una violación, algunas mujeres pueden interpretar el aborto como una liberación total.

    Si se ha realizado el aborto con importantes dudas sobre si era oportuno o no, podemos encontrarnos tras la intervención con un importante sentimiento de culpa.

    La culpa puede manifestarse de la siguiente forma:

    • Pensamientos recurrentes sobre la decisión tomada, sobre si fue un error
    • Pensamientos recurrentes sobre cómo hubiera sido el niño-a si hubiera nacido
    • Tristeza, melancolía, labilidad emocional
    • Irritabilidad
    • Depresión.

    La mujer que llegue a este punto deberá plantarse la siguiente idea: culpabilizarse y abandonarse a los sentimientos negativos no resolverá nada, ni permitirá cambiar lo que ya está hecho. Puede seguir los siguientes consejos:

    • Hay que adoptar una actitud positiva, hay que mirar hacia el futuro.
    • Es bueno hablar al principio de sus sentimientos e ideas con alguien de confianza, la pareja, un familiar, un amigo, etc. Hay que explayarse desde el primer momento.
    • Pasada esta primera etapa, hay que ser riguroso: no se pueden permitir los pensamientos recurrentes, no hay que recrearse en posibilidades que no existieron y que nadie jamás sabrá cómo hubieran sido, no hay que permitir que los sentimientos negativos impidan seguir disfrutando de la vida.
    • Para ello es importante, además de la fortaleza psíquica de la persona, el apoyo de quienes le rodean. Si existe un plan de vida desde el punto de vista sentimental o laboral es más fácil superar estas situaciones.

    El planteamiento más adecuado es pues romper con las ideas obsesivas y actuar positivamente. Si se hace así, probablemente los sentimientos y emociones irán mejorando.

    Si pasado un tiempo prudencial, la mujer no ha sido capaz de recuperarse y sus pensamientos y emociones le están imposibilitando llevar una vida normal, puede solicitar la ayuda de un psicólogo o psiquiatra. Existen terapias psicológicas para el tratamiento de ideas obsesivas, así como el duelo patológico o la depresión que pudiera haberse instaurado.

    .

    ¿Le ha parecido interesante?

    88 votos, media: 4.05 sobre 5

    Contenido Relacionado

    Comparta en Redes Sociales