Ciclo menstrual

¿Qué es la menstruación?

La menstruación (tener la regla) es parte del ciclo reproductor femenino que empieza en la pubertad, cuando se adquiere la madurez sexual. La sangre de la menstruación procede del interior de la matriz y, através de la vagina, fluye al exterior. La regla dura entre 3 y 7 días y se presenta aproximadamente cada 28 días.

Algunas mujeres no sienten ningún dolor, mientras que otras experimentan síntomas muy desagradables

¿Saber más?

En nuestra sección 'Salud femenina' encontrará toda la información sobre el ciclo menstrual, la ovulación, el papel de las hormonas y un largo etcétera.

    ¿Por qué se produce?

    La menstruación es un proceso muy complicado en que intervienen diferentes hormonas, los órganos sexuales de la mujer y el cerebro.

    Los órganos sexuales internos de la mujer son: los ovarios, las trompas de Falopio, el útero o matriz y la vagina. Los ovarios contienen los óvulos. Durante cada ciclo menstrual madura uno de estos óvulos debido a la acción de las hormonas que circulan por la sangre. Cuando el óvulo está maduro, se separa del ovario y discurre por la trompa de Falopio hasta el útero. A su vez, el revestimiento del útero (el endometrio) aumenta de grosor por la acción de las hormonas.

    Si el óvulo es fecundado por un espermatozoide, se adherirá al endometrio:la mujer está embarazada. Si el óvulo no ha sido fertilizado, el endometrio se descamará y comenzará la menstruación. El flujo menstrual se compone de la pared del endometrio engrosada durante la fase de proliferación y de sangre causada por la rotura de pequeños vasos sanguíneos del endometrio cuando éste se separa del útero. La cantidad de sangre que se pierde en una menstruación normal suele ser inferior a 80 cc.

    ¿Cuándo empieza la menstruación?

    Actualmente, las niñas empiezan a tener la menstruación entre los 10 y los 14 años. La edad media es 12 años. Las mujeres continuarán teniendo menstruaciones hasta la menopausia, lo que ocurre entre los 45 y los 55 años. Una mujer tendrá aproximadamente unas 500 menstruaciones a lo largo de su vida.

    ¿Se puede sentir la ovulación?

    La ovulación suele producirse 14 días después del comienzo de la menstruación; sin embargo, el tiempo exacto varía de una mujer a otra. Algunas mujeres saben que están ovulando porque sienten un ligero dolor en la parte inferior del abdomen. Otras mujeres pueden sangrar ligeramente en la mitad del ciclo.

    El flujo vaginal también cambia en la ovulación. Aumenta en cantidad y es más acuoso debido a los cambios hormonales. En esos cambios del flujo vaginal se basa uno de los métodos de planificación familiar natural.

    Las mujeres que no experimentan estos síntomas durante la ovulación pueden saber con posterioridad cuándo han ovulado, tomándose la temperatura. Esta subirá medio grado centígrado un día después de la ovulación. Para medir la temperatura eficazmente debe tomarse cada mañana antes de levantarse de la cama. Las lecturas de la temperatura tomada en diferentes partes del cuerpo, por ejemplo, en la boca, debajo del brazo, en el oído o en el recto, ofrecerán resultados ligeramente diferentes. Por esta razón, es importante escoger un lugar y mantenerlo. Al comprobar la temperatura puede haber aumentos por diversas razones (por ejemplo infecciones); por lo tanto, no debería utilizarse como único método para detectar la ovulación.

    ¿Qué afecta a la menstruación?

    Como se ha descrito anteriormente, la menstruación es un proceso muy complejo que implica a diferentes hormonas, los órganos sexuales femeninos y el sistema nervioso.

    Es importante resaltar que las hormonas influyen y condicionan el ciclo menstrual. Si están alteradas, el ciclo se verá afectado de igual modo. Si las menstruaciones de una mujer son muy irregulares, su médico puede solicitar un análisis hormonal para detectar si están alteradas. Así se podrá detectar un problema hormonal grave; sin embargo, las cifras normales de estas hormonas tienen un rango muy amplio, por lo que algunos desequilibrios leves que afectan al ciclo pueden pasar deapercibidos.

    El peso es otro factor que afecta al equilibrio hormonal. Si una mujer tiene un peso inferior al adecuado, sus hormonas no funcionarán correctamente y la menstruación pueden desaparecer. Las últimas investigaciones demuestran que la obesidad también puede desequilibrar las hormonas y dificultar que las mujeres se queden embarazadas. Por otro lado, el estrés también afecta a las hormonas. Muchas mujeres sienten que estar preocupadas por algo afecta a su menstruación. En algunos casos, la menstruación puede detenerse si a una mujer le preocupa mucho la posibilidad de quedarse embarazada.

    El ejercicio regular y mantenerse en forma puede ayudar a regular el ciclo menstrual. Sin embargo, demasiado ejercicio y un esfuerzo físico excesivo pueden tener un efecto negativo sobre las hormonas hasta el punto de que cese la menstruación.

    Publicidad

    ¿Cuáles son los síntomas de las menstruaciones dolorosas?

    El grado de malestar que se siente durante la menstruación varía de una mujer a otra. Algunas mujeres no sienten ningún dolor, mientras que otras experimentan síntomas muy desagradables:

    ¿Qué puede hacer una mujer para aliviar sus síntomas?

    Hay diversas medidas que pueden ayudar a aliviar el malestar:

    • Durante la menstruación, evitar tomar bebidas con cafeína como café, té, cola o cacao.
    • Evitar el estrés. La relajación y los masajes pueden hacer maravillas.
    • El ejercicio y mantenerse en forma puede ayudar a prevenir las menstruaciones dolorosas.
    • Mantener el abdomen caliente.
    • Utilizar medicamentos para aliviar el dolor si es necesario.
    • La ingestión de ácidos grasos omega 6 y omega 3, presentes en el aceite de borraja, prímula u onagra, parecen tener un efecto beneficioso para aliviar tanto los síntomas premenstruales como las menstruaciones dolorosas.

    ¿Cuál es la causa de las menstruaciones dolorosas?

    No hay ninguna teoría probada, pero hay varias razones posibles:

    • Contracciones del útero similares a las que se sienten durante el parto, debido a la acción de las prostaglandinas.
    • Dilatación del cérvix o cuello de la matriz para permitir la salida de la sangre.
    • Infecciones o inflamaciones del útero, o tumores benignos en la matriz.
    • En algunos casos, las menstruaciones dolorosas son hereditarias. Si una mujer sufre menstruaciones dolorosas es probable que sus hijas también las sufran.

    ¿Por qué algunas mujeres dejan de tener la regla (amenorrea)?

    Las menstruaciones pueden detenerse por diversos motivos. Los más frecuentes son:

    • Embarazo
    • Menopausia prematura (puede afectar a las mujeres desde los 35 años)
    • Pérdida de peso
    • Aumento de peso
    • Algunos medicamentos, como los fármacos antidepresivos e incluso la píldora anticonceptiva
    • Consumo de drogas, como la heroína
    • Períodos de estrés
    • Desequilibrios hormonales como descenso de la actividad de la glándula tiroides o exceso de producción de una hormona llamada prolactina.
    • Alteraciones hormonales sexuales específicas como la enfermedad de los ovarios poliquísticos, son una causa frecuente de menstruaciones irregulares o ausencias de reglas.
    • Menopausia prematura; que aparece en mujeres menores de 35 años.

    El tratamiento se sugerirá según el diagnóstico. Si no está segura de por qué han desaparecido sus menstruaciones, acuda a su médico. El examen que éste realice habitualmente precisará un análisis de sangre para medir los niveles de varias hormonas en la sangre.

    Menstruaciones irregulares y poco frecuentes (oligomenorreas)

    Las menstruaciones pueden ser cortas, poco frecuentes o irregulares bien cuando la mujer empieza o bien cuando se acerca a la menopausia porque la ovulación no se produce cada mes. Por esta misma razón las menstruaciones de las niñas al empezar en la pubertad tampoco son largas y frecuentes.

    En mujeres jóvenes la causa más común de menstruaciones irregulares y poco frecuentes es el síndrome de ovario poliquístico. Este es un problema común que afecta a una de cada diez mujeres. Se caracteriza por un desequilibrio hormonal. El diagnóstico de esta enfermedad se realiza mediante uno o más análisis de sangre para medir las hormonas; también puede realizarse una ecografía pélvica de los ovarios como prueba adicional.

    El tratamiento sólo es necesario si existe preocupación por la irregularidad de las menstruaciones o si la mujer tiene dificultades para quedarse embarazada.

    . . .

    ¿Le ha parecido interesante?

    89 votos, media: 4.28 sobre 5

    Contenido Relacionado

    Comparta en Redes Sociales