Áreas de Salud
Enciclopedia
Noticias
Servicios de Salud
Publicidad

Chequeo médico anual en los hombres a partir de los 40 años

Actualmente en nuestro país y, en general, en el mundo occidental, las causas de muerte más importantes en términos cuantitativos son el cáncer y las enfermedades cardiovasculares, que incluyen las que afectan al corazón y al cerebro. Entre las tres constituyen aproximadamente el 50% de todas las muertes anuales, es decir, una de cada dos personas muere por causa de alguna de ellas.

Colillas

Se ha demostrado reiteradamente que el abandono del tabaco supone un enorme beneficio para la salud.

©NetDoctor/Geir

En el varón, los tipos de cáncer más frecuentes, causantes de muerte, son el de tráquea, bronquios y pulmón en primer lugar, seguido del cáncer de estómago y el de próstata.

Hoy en día, con los conocimientos de que disponemos podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que muchas de estas muertes podrían evitarse si se pusieran en práctica medidas de promoción de la salud y de prevención de la enfermedad cardiovascular, que se han mostrado eficaces.

En el hombre la primera causa de muerte por cáncer en nuestro país es el cáncer de bronquios y el de pulmón, con cifras de mortalidad de 54 personas por cada 100.000 habitantes. Una de las medidas que se deben tomar para reducir drásticamente la mortalidad por cáncer de pulmón es dejar de fumar. Se ha demostrado reiteradamente que el abandono del tabaco supone un enorme beneficio.

¡Deje ya de fumar!

con NetDoctor. Entre en StayQuit, el programa definitivo para dejar de fumar.

    Acciones preventivas

    En la actualidad la puesta en práctica de actividades preventivas sistemáticas en el ámbito de la Atención Primaria de salud se basa en la realización de un examen periódico de salud. Éste consiste en la aplicación de diversas medidas de promoción de la salud y de prevención de la enfermedad con los intervalos adecuados a la edad y al sexo de aquellos a quienes van dirigidos.

    Tradicionalmente, y hasta bien avanzada la década de los años 70, los exámenes preventivos, también llamados chequeos, se realizaban con una periodicidad fija, en general anualmente. A medida que los estudios epidemiológicos y clínicos aportaron datos más precisos acerca de la historia natural de las enfermedades, se fueron conociendo los periodos de vulnerabilidad (susceptibilidad para padecer una determinada enfermedad) y se fue optando por la realización de exámenes periódicos de salud. En algunos casos la aplicación de una medida preventiva puede estar indicada con una periodicidad anual, y en otros se puede realizar con intervalos más largos. En ocasiones, sin embargo, las variables edad y sexo por sí solas pueden no justificar tomar una medida preventiva, por lo que es necesario identificar los grupos que comparten una serie de características que aumentan la probabilidad de padecer una determinada enfermedad. Es de esta forma como surge el concepto de alto riesgo.

    Los grupos de alto riesgo pueden estar determinados por motivos tan diversos como los condicionantes genéticos, la presencia de enfermedades preexistentes, los hábitos o conductas personales o simplemente la pertenencia a una población con una gran frecuencia de la enfermedad.

    En este artículo abordaremos las siguientes actividades de promoción de salud y prevención de la enfermedad de las que se pueden beneficiar los varones mayores de 40 años:

    • Detección del tabaquismo y consejos para dejar de fumar.
    • Detección de la hipertensión arterial o presión arterial elevada.
    • Detección de la hipercolesterolemia o colesterol elevado en la sangre.
    • Otras actividades.

    Tabaquismo

    Se estima que en España fuma aproximadamente una de cada tres personas, y entre la población mayor de 40 años fuma una de cada dos personas. También se sabe que fuman más las personas de clase media alta (en torno al 45%) y las que viven en las grandes ciudades.

    Hoy en día es incuestionable que el tabaquismo es la causa evitable más frecuente de muerte prematura en los países desarrollados. En España mueren cada año unas 40.000 personas por enfermedades relacionadas directamente con el tabaco, entre las que destacan la cardiopatía isquémica o enfermedad por obstrucción de las arterias coronarias, que son las que riegan el músculo cardíaco, el cáncer de pulmón, la enfermedad obstructiva crónica de los bronquios y la enfermedad de los vasos sanguíneos del cerebro.

    Se ha comprobado que el grado de conocimiento de la población acerca de los efectos nocivos del tabaco es bajo. Por esta razón el médico debe asumir las siguientes tareas respecto a sus pacientes:

    • Interrogar a todos sus pacientes sobre su hábito de fumar
    • Aconsejar a todos los fumadores que dejen de fumar
    • Ayudar a los que quieran dejar de fumar a conseguirlo
    • Acordar visitas de seguimiento.

    Dejar de fumar es, por tanto, una de las principales actividades de prevención de las enfermedades cardiovasculares, causantes, como se ha dicho, de un gran número de muertes en España.

    Detección de la hipertensión arterial o presión arterial elevada

    Se define la hipertensión arterial como la elevación mantenida de las cifras de presión arterial por encima de las consideradas como normales y que, en este momento, debido a las evidencias acumuladas por numerosos estudios científicos a lo largo de los últimos años, se ha fijado en 140/90 mmHg (o milímetros de mercurio).

    Sabemos a ciencia cierta que esta enfermedad es un factor de riesgo de primera magnitud para el corazón y los vasos sanguíneos. Actualmente una de cada tres personas adultas tiene esta enfermedad.

    Los beneficios del tratamiento han sido claramente establecidos y demostrados en numerosos estudios médicos. En la actualidad se recomienda medir y registrar la presión arterial de la sangre cada dos años en los varones mayores de 40 años. En los casos en que la presión arterial sea elevada de forma mantenida en diversos registros, a menudo se requerirá un tratamiento y un seguimiento médico a largo plazo.

    Hipercolesterolemia o colesterol elevado en la sangre

    Numerosos estudios científicos nos han enseñado que las cifras de colesterol en la sangre están relacionadas con la enfermedad y la muerte producidas por problemas del corazón y de los vasos sanguíneos. El riesgo de sufrir alguno de estos problemas de salud aumenta progresivamente conforme se elevan las cifras de colesterol en la sangre, de tal forma que suponen un factor predictor o anunciador de todo tipo de muertes en los varones de 40 a 60 años. En este grupo de personas son mucho más frecuentes los factores de riesgo cardiovascular clásicos, como la presión arterial elevada, el consumo de tabaco y el sedentarismo o la falta de ejercicio físico, entre otros.

    En la actualidad el tratamiento de la hipercolesterolemia en prevención primaria, es decir, antes de que aparezca la enfermedad, requiere clasificar a los pacientes de acuerdo con la valoración del riesgo individual, y tratar con medicamentos sólo los casos en que sea más probable que los beneficios superen a los riesgos.

    La cosa cambia cuando hablamos de prevención secundaria, es decir, cuando el paciente presenta la enfermedad en sus estadios iniciales, todavía no claramente manifiesta. En estos casos, los medicamentos para el tratamiento del colesterol elevado en la sangre han demostrado sobradamente su utilidad en diferentes estudios médicos.

    En términos generales, se recomienda realizar a los varones con edades comprendidas entre los 35 y 40 años y hasta los 65 años, una determinación del colesterol total en la sangre cada 5 años y también de forma oportunista, es decir, aprovechando otros motivos de consulta al médico.

    Hablaremos de cifras elevadas de colesterol en la sangre cuando el paciente presente un nivel mayor de 250 mg/dl; hablaremos de colesterol en el límite alto con cifras de colesterol entre 200 y 250 mg/dl; y colesterol deseable aquellas cifras por debajo de 200 mg/dl.

    Cuando un paciente ya ha tenido una enfermedad cardiovascular, como una angina de pecho, un infarto de miocardio o un accidente vascular cerebral, el diagnóstico de hipercolesterolemia (colesterol elevado) se establece según una fracción del colesterol llamada LDL (siglas en inglés de la llamada lipoproteina de baja densidad o low density lipoprotein). Hablamos en estos casos de hipercolesterolemia cuando la cifra de colesterol-LDL (o colesterol “malo”) es mayor de 130 mg/dl; de colesterol en el límite alto cuando el colesterol-LDL se encuentra entre 100 y 130 mg/dl; y colesterol deseable cuando se encuentra por debajo de 100 mg/dl.

    Tratamiento de las enfermedades cardiovasculares

    En el tratamiento de estos problemas de salud las medidas iniciales siempre pasan por modificaciones en el estilo de vida, como el seguimiento de una dieta con bajo contenido en grasas de origen animal (reduciendo el consumo de carnes grasas, embutidos, leche entera, huevos, productos grasos de pastelería, etc.), la práctica de ejercicio físico de forma regular y evitar el sobrepeso y el consumo elevado de alcohol. En algunos casos y cuando estas medidas fracasan es necesario el uso de medicamentos específicos.

    Actividades o medidas para la prevención de las enfermedades cardiovasculares

    Las siguientes medidas o actividades han demostrado su eficacia para promover la salud y prevenir la enfermedad:

    • Practicar ejercicio físico de forma regular, adaptado a las características individuales de cada persona.
    • Evitar el sobrepeso y la obesidad, controlando la alimentación.
    • Seguir una dieta con bajo contenido en grasas de origen animal y rica en frutas, verduras, legumbres, pescados, etc. (la llamada dieta mediterránea). Determinar el nivel de colesterol en la sangre al menos cada 5 años.
    • Evitar el abuso de alcohol.
    • No fumar o dejar de hacerlo si es fumador.
    • Medir y registrar su presión arterial periódicamente, al menos cada 2 años. Acudir a su médico en caso de presentar cifras persistentemente elevadas de presión arterial.
    • Vacunarse contra el tétanos cada 10 años y la gripe todos los años, especialmente si pertenece a alguno de los grupos de mayor riesgo.
    • Evitar una exposición solar excesiva.
    • Detección precoz de algunos tipos de cáncer como el de colon, en pacientes con antecedentes familiares de esta enfermedad o con factores de riesgo.
    • Detección precoz y el tratamiento de pacientes con factores de alto riesgo de enfermedad de las arterias coronarias, tan frecuentes en varones mayores de 40 años.

    Dr.  Salvador Pertusa Martínez  (especialista en Medicina Familiar y Comunitaria) .

    Última versión: 2011-08-06

    NetDoctor tiene un servicio de consultas gratuitas en la Red. Por favor si tiene alguna duda que consultarnos, diríjase al servicio 'Pregunte al médico'. No atenderemos ninguna consulta en este foro ni en ningún otro. Este servicio no trata de sustituir la visita a su médico, sino que se presta a título orientativo. Por favor, recuerde que siempre que esté enfermo o tenga dudas sobre el estado de su salud debe ponerse en contacto con su médico.