Cáncer de huesos: osteosarcoma

¿Qué es un osteosarcoma?

El osteosarcoma puede dar metástasis, es decir, las células cancerosas del hueso pueden viajar hasta otros lugares lejanos a través de la sangre.

Un osteosarcoma es el tipo más frecuente de cáncer de hueso. Afecta sobre todo a niños, adolescentes y adultos jóvenes y más a varones que a mujeres. El lugar en el que aparece más frecuentemente es en los huesos largos de la rodilla (fémur y tibia), seguido de la parte superior del húmero (hueso que forma el brazo) aunque puede aparecer en cualquier hueso.

El osteosarcoma puede dar metástasis, es decir, las células cancerosas del hueso pueden viajar hasta otros lugares lejanos a través de la sangre. Uno de los órganos dónde suele producir metástasis es el pulmón. También puede extenderse a otros sitios del mismo hueso o a otros huesos. Cuando un osteosarcoma que ya ha sido tratado vuelve a aparecer en el mismo sitio o muy cerca se llama recurrente.

Hay varios tipos de osteosarcoma, según predominen en su composición un tipo de células u otro y según se localicen en el centro o en la superficie del hueso.

Saber más

Vea en nuestra sección 'El cáncer' otros artículos de interés.

    ¿Por qué se produce el osteosarcoma?

    Como en la mayoría de los cánceres, la causa precisa del osteosarcoma no se conoce. Se cree que se debe a mutaciones (alteraciones del contenido genético de las células) ya sea heredadas o adquiridas después del nacimiento. En personas jóvenes parece relacionarse con épocas de crecimiento esquelético rápido, precisamente porque las células en crecimiento son más sensibles a las mutaciones. Algunos hechos se relacionan más frecuentemente con el osteosarcoma, y a éstos los llamamos "factores de riesgo":

    • Tratamientos previos de otros cánceres con radiación
    • Tener una enfermedad ósea de base
    • Tener enfermedades hereditarias raras, como síndrome de Li-Fraumeni o retinoblastoma.

    ¿Cuáles son los síntomas del osteosarcoma?

    Desgraciadamente, los cánceres óseos dan pocos síntomas hasta que están bastante desarrollados y no se detectan en un análisis de sangre. Los primeros síntomas que pueden poner sobre aviso son:

    • Dolor en el hueso afectado
    • Bulto o masa palpable en un brazo o pierna
    • Cojera o disminución de la movilidad en una articulación
    • A veces, las células cancerosas reemplazan la estructura normal del hueso debilitándolo y haciendo que se rompa. Esto se llama fractura patológica y suele complicar el resultado final del tratamiento.

    ¿Cómo se diagnostica un osteosarcoma?

    Cuando se va al médico con alguno de los síntomas anteriores, éste, además de hacer una buena historia clínica y una exploración, empezará por pedir unas radiografías simples del hueso afectado. Con éstas se identifican los tumores óseos en la mayor parte de los casos. Si es su médico de familia el que ha pedido estas pruebas, le derivará al especialista, es decir, al traumatólogo. Lo mejor es que tenga experiencia en el tratamiento de estos tumores. Para analizar la lesión, el especialista pedirá más pruebas de imagen:

    El siguiente paso es confirmar que se trata de un osteosarcoma, pues hay otros tipos de tumores aunque menos frecuentes y otras lesiones benignas que lo son más. Para ello es necesario tomar una muestra del tumor. Este proceso se denomina biopsia. La biopsia puede ser:

    • Cerrada: mediante una aguja guiada, por lo general, por tomografía axial computarizada (TAC)
    • Abierta: haciendo una incisión para llegar al hueso

    El anatomopatólogo es el especialista encargado en mirar la muestra al microscopio y determinar si es cáncer o no.

    Si se confirma la existencia de un osteosarcoma, será necesario estudiar la extensión, es decir, si sólo afecta al hueso (osteosarcoma localizado) o también otros órganos (osteosarcoma metastático). Esto se llama estadiaje y es muy importante para determinar el tratamiento y el pronóstico individual de cada paciente.

    Publicidad

    Consultas al médico

    Vea en nuestra sección 'Pregunte al médico' dudas de nuestros usuarios

      ¿Qué más puede ser?

      La mayor parte de las lesiones que aparecen en una radiografía no son un osteosarcoma. Hay otras muchas lesiones que son más frecuentes que él.

      • Infecciones
      • Infartos óseos
      • Antiguas fracturas o fracturas por sobreuso o de estrés
      • Calcificaciones
      • Enfermedades metabólicas óseas
      • Tumores benignos

      ¿Qué se puede hacer por uno mismo?

      Es poco lo que uno puede hacer. Es siempre recomendable acudir al médico cuando se note un bulto sospechoso o tenga un dolor que no cede después de unos días. Al ser un cáncer frecuente en niños y adolescentes activos, a veces los dolores se atribuyen a golpes o al crecimiento. La mayor parte de los dolores de huesos no son debidos a un osteosarcoma pero debemos preocuparnos más si el dolor:

      • No cede el reposo o con aspirina o analgésicos habituales.
      • No tiene relación con los movimientos o actividades.
      • Va aumentando de intensidad o frecuencia a lo largo del tiempo.
      • Es más intenso por la noche.

      ¿Qué puede hacer el médico?

      El tratamiento específico para cada osteosarcoma es determinado por el equipo que forman oncólogo y traumatólogo especialista en tumores y se basa en:

      • El estado de salud general, la edad y los antecedentes médicos
      • La extensión de la enfermedad (estadío)
      • La tolerancia individual a los distintos medicamentos y procedimientos
      • Los sucesos que ocurren durante el tratamiento

      El tratamiento suele incluir en general:

      • Quimioterapia antes de la cirugía (neoadyuvante)
      • Cirugía
      • Quimioterapia después de la operación
      • En algunos casos excepcionales, radioterapia
      • Tratamiento de las metástasis si las hubiera

      La quimioterapia puede incluir varios fármacos en distinta combinación. Su misión es no sólo reducir el tamaño del tumor sino eliminar las pequeñas micrometástasis que pudieran existir. Los efectos secundarios de la quimioterapia son muchos, pero sin ella la muerte debida a un osteosarcoma es casi segura. La cirugía que precisa el osteosarcoma es tan amplia como sea necesario para quitar la porción de hueso afecto más los tejidos que lo rodean. Por eso, a veces es necesario llegar a la amputación, aunque su traumatólogo estudiará todas las maneras posibles para evitar que esto ocurra. Al quitar un trozo de hueso, el espacio restante se recompone con una prótesis o con un hueso, ya sea de cadáver (aloinjerto) o con hueso propio de otro lugar (autoinjerto).

      Las metástasis pulmonares son también susceptibles de ser resecadas con cirugía. Esta operación es llevada a cabo por un cirujano torácico.

      Desde que se diagnostica hasta que se termina el tratamiento se precisan varios meses. Durante este tiempo, los efectos secundarios de la quimioterapia y la cirugía lo hacen pasar bastante mal, por lo que es muy importante el apoyo familiar y si es preciso la ayuda psicológica tanto al paciente como al grupo familiar.

      Después de terminar el tratamiento, se deben hacer chequeos completos cada pocos meses durante los primeros años. La probabilidad de que el cáncer vuelva, ya sea en el hueso o en otro lugar, es más alta durante los primeros años y luego va disminuyendo.

      ¿Cómo se vive con un osteosarcoma?

      El pronóstico de un osteosarcoma es individual y depende sobre todo de lo avanzado de la enfermedad (si existen o no metástasis) y del tamaño, localización, y tipo de osteosarcoma. Las personas mayores tienen peor pronóstico que los niños. Las lesiones que aparecen en la pelvis o en la columna son peores que en las extremidades. En un osteosarcoma clásico de adolescente sin metástasis, más del 70% de los casos sobrevive a los cinco años. La supervivencia si uno tiene metástasis al ser diagnosticado se reduce al 30%. Otros factores importantes para el pronóstico son la respuesta a la quimioterapia inicial, que se estudia en la pieza resecada, y si mediante cirugía se ha podido extirpar todo el tumor.

      .

      ¿Le ha parecido interesante?

      85 votos, media: 4.45 sobre 5

      Contenido Relacionado

      Comparta en Redes Sociales