Enfermedades alérgicas

¿Qué es la alergia?

Alergia, o hipersensibilidad de tipo 1, es una reacción fisiopatológica del organismo frente a sustancias de naturaleza proteica que se comportan como antígenos extraños, contra los cuales el sistema inmunológico promueve la producción de anticuerpos, a partir de una exposición previa.

Si una persona alérgica se expone a estas sustancias extrañas -denominadas alergenos o alérgenos- las diferentes células que componen el sistema inmunológico ejecutan una serie de mecanismos biológicos encaminados a la producción de anticuerpos para combatirlos.

La alergia al polen es de las más frecuentes

¿Saber más?

Consulte nuestra sección 'Asma y alergia'

    Los glóbulos blancos denominados linfocitos B son los responsables de la producción de los anticuerpos. Estos se adhieren a la superficie de las células mediadoras de la reacción alérgica. El organismo se prepara de esta manera para combatir los alérgenos extraños en una próxima exposición. Este primer proceso -reconocimiento de una sustancia extraña y presentación al sistema inmune para desarrollar una primera síntesis de anticuerpos- se denomina sensibilización.

    A partir de este momento, cuando el organismo ya está preparado para reconocer esa sustancia extraña, cada vez que el sujeto se exponga de nuevo a dicho alérgeno, se desencadenará una reacción alérgica.

    El alérgeno se adhiere a los anticuerpos de la superficie de las células mediadoras de la reacción alérgica. Este acoplamiento traerá como consecuencia la liberación al torrente sanguíneo de determinados productos celulares responsables de la cascada alérgica (como la histamina o las bradikininas) desde los gránulos o vesículas de almacenamiento de la célula mediadora. Estas sustancias son las que producen la sintomatología fundamental.

    Prueba del parche

    Vea en qué consiste, y qué alergias comunes suele detectar.

      Dependiendo del grado de exposición al alérgeno y del órgano diana donde se desencadena la reacción alérgica, las manifestaciones clínicas se presentaran en forma de:

      • Rinoconjuntivitis
      • Asma
      • Urticaria u otras lesiones cutáneas
      • Inflamación de tejidos blandos
      • Shock anafiláctico
      • Colapso vascular

      La histamina produce una dilatación de los vasos sanguíneos, y hace que las membranas mucosas (tejidos de revestimiento de la pared nasal y las vías respiratorias) se inflamen, debido a la secreción de líquido y estimulación de las glándulas secretoras mucosas nasales y de las vías respiratorias.

      Además de histamina, se liberan otros productos que hacen que la musculatura de las vías respiratorias se contraiga, dificultando el paso al flujo aéreo y produciendo accesos de tos irritativa, dando lugar a una respiración silbante y pudiendo ocasionar una crisis de asma.

      ¿Qué son los alérgenos?

      Los alérgenos son sustancias de naturaleza proteica que se comportan como agentes extraños para el organismo y que son capaces de inducir una respuesta inmune que da lugar a la síntesis y liberación de anticuerpos, que al interaccionar ambos, provocan la definitiva reacción alérgica. Las sustancias que pueden provocar este tipo de reacción son:

      • Polen de plantas, flores y árboles arbustos y malezas
      • Hongos y levaduras
      • Ácaros del polvo doméstico y de lugares de almacenamiento
      • Venenos de insectos: abejas, avispas
      • Otros insectos: cucarachas, mosquitos
      • Epitelio de animales: gato, perro, caballo, conejo, hámster, ratones
      • Plumas de aves
      • Fármacos y sustancias de diagnóstico
      • Cosméticos

      ¿Qué otras situaciones pueden provocar exacerbaciones de enfermedades alérgicas?

      Las personas alérgicas tienen una membrana mucosa muy sensible, que puede fácilmente irritarse por varios agentes de diferente origen, como el humo del tabaco y de cocinados, la contaminación, perfumes y algunos olores fuertes.

      Los niños que suelen verse expuestos al humo del tabaco tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedades alérgicas respiratorias.

      ¿Son frecuentes las reacciones alérgicas?

      La predisposición al desarrollo de diferentes reacciones de hipersensibilidad tiene un componente hereditario importante. Si el padre, la madre o ambos, o los familiares más cercanos, padecen atopia (predisposición a sintetizar inmunoglobulinas responsables de reacciones alérgicas inmediatas), es aconsejable consultar a un especialista en alergología, y aprender a minimizar el riesgo de exposición a alérgenos, adoptando las medidas oportunas.

      ¿Cómo se realiza el diagnóstico de alergia o hipersensibilidad?

      La entrevista clínica con el alergólogo suele orientar el diagnóstico. A continuación, tras establecer un primer diagnóstico, se realizará un reconocimiento especializado que incluye pruebas cutáneas frente a los posibles alérgenos responsables, y si es preciso, se determinará el nivel de anticuerpos mediante un análisis de sangre.

      Si existe una sospecha clínica de asma, se realizarán pruebas de función respiratoria básicas, y si procede, se llevará a cabo una valoración del nivel de reactividad de los bronquios a sustancias broncoconstrictoras (inespecíficas o específicas) frente a alérgenos implicados.

      . .

      ¿Le ha parecido interesante?

      2 votos, media: 3 sobre 5

      Comparta en Redes Sociales