8 sutiles síntomas de que tu dieta no es adecuada

Desde luego que el síntoma más claro de que la dieta es, o no, adecuada es engordar. Pero no es la única forma que el cuerpo –que es muy listo– tiene de protestar, y dispone de algunos signos para indicarnos que lo que estamos comiendo no es conveniente.

Plato de lentejas

Y es necesario saber interpretarlos, porque el problema es que pueden ser signos muy sutiles. A continuación, exponemos los más frecuentes.

Artículo Relacionado
7 señales de que toma demasiada azúcar

Prácticamente todo lo que comemos tiene azúcar, a veces en cantidades insospechadas.

1. Mal aliento: no comes lo suficiente

El mal aliento, o halitosis, puede ser consecuencia de un proceso metabólico llamado cetosis. Cuando el cuerpo no tiene suficiente glucosa para generar energía, recurre a la grasa almacenada, lo que genera unos compuestos llamados cuerpos cetónicos. Estos compuestos pueden ser los causantes del mal aliento, cuyo olor recordaría al disolvente usado para quitar el esmalte de uñas.

Quienes siguen una dieta baja en hidratos son más proclives a tener cetónicos en el aliento. El caso extremo son los diabéticos tipo 1, que si detectan “aliento cetónico” deben acudir a su médico, pues indicaría que el cuerpo no libera suficiente insulina.

Con todo, hay que indicar que los cuerpos cetónicos no son la única causa de mal aliento: el café, el tabaco y una mala salud dental pueden también causarlo y no tienen nada que ver con si se come mucho o poco.

2. Pelo más fino: tienes falta de hierro

El hierro es necesario para la producción de los glóbulos rojos de la sangre, que sirven para llevar el oxígeno a las células, a través de la sangre. Si está falto de hierro, el pelo puede hacerse más delgado, además de producir un estado tendente a la letargia.

Verduras como las espinacas o el brécol, legumbres, como lentejas, garbanzos y guisantes, y carne roja pueden paliar esta carencia. Las mujeres en edades fértiles deberían asegurarse de seguir una dieta con suficiente hierro, pues la menstruación puede afectar a los niveles de hierro.

Artículo Relacionado
6 alimentos que no sabía que contienen calcio

Algunos de ellos son sorprendentes

Publicidad

3. Diarrea persistente: podrías ser celíaco

La enfermedad celíaca, descrita hace relativamente poco tiempo, es una reacción inmune al gluten, una proteína que se encuentra en el trigo y otros cereales.

Diversos panes en una mesa, con espigas de trigo

La respuesta de los celíacos a la ingestión de gluten tiene lugar en el intestino delgado, y puede incluir diarrea, hinchazón, pérdida de peso, indigestión y dolor abdominal. Los síntomas desaparecen al suprimir el gluten de la dieta.

Hay que señalar que la celiaquía no es lo mismo que la intolerancia al gluten, aunque los síntomas sean similares. Cualquier persona con los síntomas descritos debería acudir a su médico para investigar el problema.

4. Estreñimiento: no bebes la suficiente agua

Si tiene problemas para defecar, se asume como norma que su dieta está falta de fibra. Lo que probablemente es cierto; pero no menos cierto –y más frecuente– lo es que tiene un problema de deshidratación, que lo que le falta es agua.

Tanto la fibra como el agua son necesarios para el movimiento regular del intestino. La fibra atrae el agua, que ayuda al tránsito intestinal. Las personas estreñidas deberían beber más agua e incrementar la ingesta de fibra.

Artículo Relacionado
3 claves para evitar el exceso de azúcar

Las tres cosas que miran los nutricionistas

5. Grietas en la comisura de los labios: posible falta de hierro

O estomatitis angular o, comúnmente, boqueras, esas molestas (y dolorosas) grietas que se producen en las comisuras. Pueden ser consecuencia de falta de hierro, o de una infección bacteriana o vírica. Merece la pena intentar aplicaciones de manteca de cacao o de vaselina; pero si en unos días no mejoran, hay que acudir al médico para que investigue la causa.

6. Bajo de energía, o cansancio: estás tomando demasiada azúcar

A veces, el exceso de carbohidratos (como el azúcar) puede causar “bajones” de forma y de energía. La causa es que el azúcar provoca inicialmente una subida de insulina en el organismo, pero la consiguiente bajada del azúcar en sangre puede causar esa falta de energía.

Sirviendo agua de una botella en el vaso

Mucha gente achaca a falta de azúcar esa falta de energía y lo que hace es tomar aún más azúcar. Y el círculo vicioso continúa, cuando no empeora. Por el contrario, reducir la ingesta de azúcar estabilizará paulatinamente los niveles energéticos, y lo hará en poco tiempo.

Artículo Relacionado
9 cosas sencillas para reducir la hinchazón de estómago

Estrategias para disminuir la sensación de hinchazón

Publicidad

7. Necesitas orinar con frecuencia: puedes estar deshidratado

Esto es confuso, porque se diría que debería ser al contrario. Pero si bien la vejiga llena desencadena una señal al cerebro urgiéndole a ir al baño, otro desencadenante es el hecho de que la orina esté demasiado concentrada, lo que podría indicar un principio de deshidratación.

Si sucede con frecuencia, la vejiga puede irritarse y requerir múltiples viajes al cuarto de baño. Curiosamente, la cafeína puede tener análogos efectos en los receptores químicos de la vejiga, irritándola. El nivel de tolerancia a la cafeína es diferente en cada persona; pero si necesita ir con frecuencia al baño sería cuestión de reducir la cafeína, a ver qué efectos tiene.

8. Reflujo esofágico: bebes demasiado alcohol

No es la única causa del reflujo, el alcohol, pero es una de los factores desencadenantes. El reflujo gastroesofágico (ERGE) es consecuencia, por lo general, de que el musculo en forma de anillo al final del esófago –el esfínter esofágico– no funciona como debiera, abriéndose para permitir el paso de la comida al estómago y cerrándose para evitar que del estómago vuelva al esófago.

Hay factores que provocan el síndrome: fumar, el café, el embarazo y el exceso de peso. Y el alcohol, que puede causar que el músculo en cuestión se relaje y no cumpla adecuadamente su función.

Artículo Relacionado
.

¿Le ha parecido interesante?

1 votos, media: 5 sobre 5

Comparta en Redes Sociales