6 razones para beber agua con limón

El agua con limón es una opción perfecta para hidratar tu cuerpo con algo de sabor.

Numerosos estudios científicos ya han confirmado sus propiedades saludables y muchas celebrities ya se han apuntado a la moda del agua con limón… ¿Quieres saber por qué?

Hoy te muestro 7 razones importantes basadas en estudios científicos que confirman por qué el agua con limón es tan buena para tu salud.

¿Qué es el agua con limón?

El agua con limón es simplemente una bebida hecha a base de zumo de limón y agua.

Para elaborarla, tan solo tienes que exprimir uno o varios limones, según tu gusto y la cantidad que quieras obtener, y mezclar el jugo con agua.

Yo prefiero añadirle también algunas hojas de menta o hierbabuena o la propia piel del limón y, a veces, también le pongo rodajas de lima; pero tú puedes ponerle cualquier ingrediente saludable que te guste.

Además, lo bueno de esta bebida es que puedes tomarla tanto fría como caliente, lo que te permite adaptarla a la estación del año en la que estemos y convertirla en una bebida fresquita y refrescante en verano o una bebida calentita y reconfortante en invierno, por ejemplo.

En realidad, un vaso de agua con limón no te aporta muchos nutrientes, pero debes tener en cuenta que por cada vaso de agua mezclado con el zumo de un único limón estarás consumiendo (1):

  • Vitamina C: 36 % CDR (cantidad diaria recomendada).
  • Calorías: 11,7.
  • Azúcar: 1,1 g.

En otras palabras, el agua con limón es una bebida muy baja en calorías y azúcares y rica en vitamina C.

Con tan solo beber 3 vasos de agua con limón ya habrás satisfecho la necesidad diaria de vitamina C que tu cuerpo requiere; y eso sin tener en cuenta que la vitamina C aumenta con el número de limones que exprimas.

¿Por qué es bueno beber agua de limón?

1. Reduce el riesgo de piedras en el riñón

Tomar agua con limón puede reducir notablemente el riesgo de piedras en el riñón, principalmente en personas proclives a ello.

Las piedras en el riñón o cálculos renales se forman debido a la acumulación excesiva de restos de minerales que se cristalizan en la orina y pueden prevenirse con una sustancia que contienen los limones.

El ácido cítrico es un compuesto presente en cantidades muy elevadas en las frutas cítricas y del que se ha demostrado que reduce el riesgo de cálculos renales mediante su unión con el calcio.

Según confirman los estudios, el ácido cítrico es capaz de reducir la concentración de calcio en la orina, lo que evita su cristalización y previene la formación de piedras de oxalato y fosfato de calcio (2).

Asimismo, son muchos los estudios que han analizado concretamente los efectos de la ingesta de agua con limón en la prevención de piedras del riñón y los resultados han sido muy favorables (3, 4).

2. Ayuda a regular la glucosa

Los limones son una fruta rica en sustancias antioxidantes con potentes efectos en la salud.

Dos de estas sustancias, pertenecientes a la familia de los antioxidantes flavonoides, son los responsables, en este caso, de ayudarte a tener unos niveles normales de glucosa en sangre.

De acuerdo con varios estudios, la hesperidina es tan eficaz como la fenformina o la metformina a la hora de disminuir y regular el azúcar en sangre en personas diabéticas (5).

El antioxidante diosmina, por su lado, también participa en el proceso de la glucemia favoreciendo un nivel óptimo de glucosa en sangre.

En otras palabras, si eres diabético o tienes problemas de azúcar en sangre, beber unos vasitos de agua con limón cada día mejorará notablemente este síntoma de la diabetes.

3. Te protege contra el cáncer

El agua con limón posee varias cualidades que lo convierten en un alimento anticancerígeno.

En primer lugar, debes saber que la vitamina C se ha asociado muy positivamente con un menor riesgo de numerosos tipos de cáncer gracias a su acción como antioxidante (6, 7):

  • Inhibe y reduce el estrés oxidativo en moléculas, células, proteínas…
  • Reduce la inflamación crónica.
  • Evita la formación de sustancias carcinógenas.

En segundo lugar, entra en juego la hesperidina, de la que ya he hablado justo en el punto anterior y la cual contribuye a un menor riesgo de cáncer al combatir dos factores de riesgo: la inflamación y la oxidación (8).

4. Previene enfermedades del corazón

A estas alturas, estoy segura de que no te sorprendes cuando enumero todas las propiedades saludables que posee la vitamina C, ya que las he tratado una y otra vez en muchos artículos.

Pero es que una vez más en este post vuelve a ser la vitamina C la responsable de que el agua con limón tenga la virtud de fomentar y mejorar la salud de tu corazón.

¿Sabías que si tienes déficit de vitamina C tienes 2,4 veces más riesgo de sufrir un infarto, especialmente si eres hipertenso o tienes sobrepeso? (9)

Sí, sí, como lo lees: la vitamina C juega un papel muy importante a la hora de proteger tu corazón contra enfermedades cardíacas y también crónicas.

Pero eso no es todo…

También es importante mencionar que existen otros compuestos antioxidantes presentes en el agua con limón que reducen las probabilidades de enfermedades cardiovasculares: la hesperidina y la diosmina.

Para que te hagas una idea, la hesperidina reduce ciertos marcadores de inflamación y mejora la función endotelial y el perfil de lípidos (colesterol, triglicéridos…), lo que se traduce en una mejor salud del corazón y, por tanto, un riesgo reducido de padecer cualquier enfermedad cardíaca (10).:

Otros beneficios

Hasta ahora, solo he hablado de los beneficios que posee el agua con limón por contener jugo de limón, pero… ¿qué me dices de las propiedades saludables que posee el agua corriente?

El agua con limón está elaborada con dos ingredientes, agua y zumo de limón, y aunque este último posee nutrientes y otras sustancias esenciales para el organismo, no debemos olvidar todo lo que nos aporta el agua.

Algunos de los beneficios más importantes y destacados de tomar agua incluyen:

5. Favorece la pérdida de peso

Muchos estudios han confirmado que el simple hecho de tomar medio litro de agua antes de cada comida aumenta en un 44 % la reducción de peso y hace que la persona ingiera menos calorías (11).

Además, si bebes los 2 litros de agua diarios (al menos) que los expertos recomiendan, estarás quemando 96 calorías más cada día. Recuerda que el agua con limón apenas contiene calorías y azúcares, al contrario que otras bebidas, y esto también favorece la pérdida de peso.

6. Aumenta el rendimiento físico

Tomar agua es la mejor forma de mantener hidratado tu cuerpo, tanto en reposo como cuando haces ejercicio.

Si practicas deporte con cierta frecuencia, sabrás que el tema de los líquidos es vital para llevar a cabo cualquier entrenamiento y que tu rendimiento depende en gran medida del grado de hidratación de tu organismo.

De hecho, se ha observado que las personas que están perfectamente hidratadas antes de empezar una actividad física tienen un mayor rendimiento que aquellas que tienen un déficit de líquidos (12).

Además, puedes hacer que el agua con limón se convierta en tu bebida isotónica.

Añádele sal y azúcar y tómala cuando acabes tu sesión de entrenamiento: esto te ayudará a recuperarte más rápidamente.

Una advertencia

El ácido del limón puede dañar el esmalte dental y aumentar el riesgo de caries si se toma agua con limón en grandes cantidades. Usa una pajita para evitar el contacto con los dientes o lávate los dientes una hora (nunca antes) después de tomar agua con limón.

Dra. Miriam Nieto, especialista en Nutrición. Nutrición Sin Más

Publicidad


¿Le ha parecido interesante?

6 votos, media: 5 sobre 5

Comparta en Redes Sociales