6 cosas que quisiera que mis pacientes dejaran de creer sobre la diabetes tipo 2

La comunidad científica considera hoy día la diabetes como una epidemia. Es consecuencia, principalmente, del estilo de vida “moderno”, caracterizado por una dieta inadecuada y por el sedentarismo, merced al cual se ha producido un aumento alarmante de la obesidad.

Marcador del nivel de azúcar y diversas verduras

En 2004, se calculaba que en España había 1,5 millones de personas diagnosticadas como diabéticos y hasta otro millón sin diagnosticar, con un total estimado de 2,5 millones de enfermos; igualmente, se pensaba que serían casi 4 millones para el año 2025.

La realidad es peor de lo que los más pesimistas avanzaban. El estudio Estudio di@bet.es, de 2015, el mayor realizado en nuestro país a día de hoy (2017) muestra que el 13,8% de los españoles mayores de 18 años tiene diabetes tipo 2, lo que equivale a más de 5,3 millones de personas. De ellos, casi 3 millones ya están diagnosticados pero 2,3 millones, o sea el 43% del total, desconocen que padecen la enfermedad. Las cifras son apabullantes.

Con todo, la diabetes tipo 2 es una gran desconocida, y hay muchas creencias erróneas, cuando no desconocimiento, sobre ella. Mostramos a continuación algunas de ellas que se ven frecuentemente en las consultas.

Artículo Relacionado
La diabetes oculta, una de las enfermedades del siglo XXI

En España hay 5 millones de diabéticos y más de dos millones de ellos no lo saben.

1. La tipo 2 es la diabetes “leve”

Esto es completamente falso. Tanto la diabetes tipo 1 como la tipo 2 son enfermedades muy serias. Ambas impiden que el cuerpo procese adecuadamente el azúcar y, con independencia de cómo surjan, las dos pueden causar trastornos muy serios e incluso acortar la esperanza de vida.

La diabetes tipo 2 conlleva un riesgo claro de padecer otras enfermedades, como la enfermedad cardíaca y el accidente cerebro-vascular (o ictus), causantes de miles de muertes anuales en España.

Artículo Relacionado
Glucosa en la sangre: niveles

Es fundamental controlar la glucemia en sangre: aquí explicamos los niveles adecuados y las "líneas rojas".

2. La diabetes afecta solo al azúcar en la sangre

Es verdad que la diabetes afecta al control del azúcar en la sangre (glucosa en sangre, o glucemia), pero tiene muchas más consecuencias que el azúcar en sangre. Puede causar daños irreversibles en la vista (retinopatía diabética), en el riñón (nefropatía diabética) o en las terminaciones nerviosas (neuropatía diabética), que puede provocar la pérdida de inervación en las extremidades lo que, en última instancia, exige la amputación. La afectación de los vasos sanguíneos pequeños del cuerpo también puede provocar problemas de disfunción eréctil y de demencias por falta de riego.

En 2017, la diabetes comparte con las maculopatías la principal causa de ceguera en España. Se teme que en un futuro próximo pase a ser la primera causa.

Publicidad

Artículo Relacionado
Diabetes Infantil

La aparición de la diabetes tipo 1 generalmente tiene lugar poco antes de la pubertad.

3. Sólo se presenta en los gordos

No es así. Es cierto que hay más prevalencia en quienes tienen exceso de peso, pero hay factores muy importantes que intervienen. Fundamentalmente, los antecedentes familiares, la etnia y la edad: tener más de 45 años. También es crucial el estilo de vida sedentario o, en el caso de las mujeres, si han padecido diabetes durante el embarazo. Todos ellos son factores de riesgo que deben conocerse.

4. La diabetes tipo 2 es la de inicio tardío

En efecto, esto era así hasta hace algunos años en que la tipo 2 se solía manifestar a partir de los 45 ó 50 de edad. Pero la epidemia actual de obesidad infantil ha provocado un aumento más que alarmante de jóvenes a quienes se diagnostica como diabéticos tipo 2.

5. Sólo se presenta en los muy golosos: los que abusan de los dulces

Tampoco esto es cierto. Existen factores, como hemos visto, que influyen en gran medida en desarrollar la enfermedad: el sedentarismo, el exceso de peso o la obesidad, los antecedentes familiares… No sólo el abuso de los dulces propicia su aparición.

6. La diabetes tipo 2 se controla con la dieta

Sí, en alguna medida. Pero esto conlleva un peligro serio y es que tiende a olvidarse la gravedad de la enfermedad. En las etapas tempranas de la diabetes tipo 2, puede controlarse bien, e incluso revertirse, controlando la dieta. Si evitamos, fundamentalmente, el azúcar y los hidratos de absorción rápida, el trastorno puede mantenerse bien a raya. Pero esto requiere un control realmente exhaustivo, lo que exige educación, motivación y una gran fuerza de voluntad. La mayoría de los diabéticos de tipo 2 acaba necesitando medicamentos: no nos referimos a la insulina, sino a medicamentos por vía oral (pastillas) que controlan el azúcar en la sangre y que, como todos los fármacos, tienen efectos secundarios.

Con todo, a medida que avanza la enfermedad muchos pacientes acaban por necesitar inyecciones de insulina.

Publicidad

Artículo Relacionado
Diabetes (general)

La diabetes se considera una de las "enfermedades del siglo XXI"

.

¿Le ha parecido interesante?

3 votos, media: 3.33 sobre 5

Comparta en Redes Sociales