4 mitos sobre las Enfermedades de Transmisión Sexual…

Pareja joven cariñosa, en la cama

… Que debe dejar de creer

El crecimiento del número de casos de ETS en España es alarmante, según la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC): cada año aumenta el número de contagios.

Conviene aclarar algunas falsedades y creencias –mitos– sobre el contagio de la Enfermedades de Transmisión Sexual, las ETS.

Mito 1: El VIH sólo lo contraen los hombres gays y los drogatas

Hay gente que todavía piensa que el VIH, el temible virus del sida, afecta solo a hombres que practican sexo con hombres o a gente que se inyecta drogas. La realidad es que puede afectar a cualquiera, incluyendo mujeres y hombres heterosexuales, quienes, en general, tienden a bajar la guardia y a minimizar los riesgos de contagio.

Pero el VIH no discrimina. De la estimación de entre 130.000 y 160.000 personas con VIH en España en 2014, el 33,4% se contagió por relaciones heterosexuales. El 23,5% de la cifra total son mujeres. (Fuente: MSSSI.)

Es muy importante empezar el tratamiento del VIH lo antes posible, para lo que una detección precoz es fundamental. Si cree que ha podido estar en contacto con el virus, vaya inmediatamente a su Centro de Salud a hacerse un test.

Mito 2: Las ETS no se contagian por sexo oral

En general, el riesgo de contagio de las ETS por sexo oral es más bajo que por sexo vaginal o anal, pero sigue habiendo riesgo. E incluso algunas infecciones se contraen con mayor facilidad por vía oral, como el herpes simple, la gonorrea o la sífilis.

La mejor manera de protegerse durante el sexo oral es usar preservativos (masculinos o femeninos) o un cuadrado de látex para cubrir la zona genital o anal.

Mito 3: Se puede afirmar si alguien tiene una ETS

Mucha gente asocia bultos y moratones, erupciones o flujos y secreciones anormales a las ETS. Pero lo cierto es que las ETS no siempre presentan síntomas, o aparecen semanas o meses después de contraerlas. Por ejemplo, el 70% de las mujeres infectadas con Chlamydias, y el 50% de los hombres NO presentarían síntomas o signos obvios de la infección, o serían tan leves que ni se notarían.

Mujer sentada en la cama

Mito 4: Si los tests de su pareja son negativos, los suyos también lo serán.

Es una gran noticia, el que su pareja no padezca ninguna ETS (VIH, gonorrea, sífilis, Chlamydias, hepatitis B o C), pero lamentablemente no asegura que usted también lo esté. Puede tener sin saberlo una infección latente, contraída con una pareja anterior, que podría no dar síntomas.

Háganos caso: es realmente importante que se haga usted los tests.

¿Dónde?

Es muy sencillo: en su Centro de Salud, o pida cita con su Médico de Familia.

Los centros de salud generalmente disponen de la posibilidad de solicitar un “perfil de ETS”, que realiza las pruebas de detección de VIH y sífilis. Si el médico lo considera oportuno, solicitará pruebas más específicas de otras ETS, como Chlamydias, gonococia o hepatitis B o C.

.

¿Le ha parecido interesante?

25 votos, media: 3.96 sobre 5

Comparta en Redes Sociales