15 cosas que debería saber sobre el método del ritmo como anticonceptivo

El método anticonceptivo Ogino-Knaus, del ritmo o del calendario, se refiere al proceso por el que la mujer basa en su ciclo menstrual los días en que puede tener relaciones sin riesgo de embarazo. También se le llama método “natural”, porque no se basa en ningún dispositivo o fármaco externo.

Pareja en la cama, cada uno en su lado

Si no se mantienen relaciones durante la menstruación, el ritmo exige dos semanas al mes sin sexo

Si está pensando en adoptar este método, exponemos a continuación 15 aspectos sobre él que deben tenerse en cuenta.

1. No es lo mismo que el coitus interruptus (o la marcha atrás), método basado en que el hombre retira literalmente el pene de la vagina antes de la eyaculación. El método del ritmo y el coitus interruptus pueden practicarse juntos, pero en puridad, la “marcha atrás” no es parte del método del ritmo. La efectividad del coitus interruptus no pasa del 78%, lo que es decir muy poco.

2. El uso perfecto del método del ritmo es teóricamente tan efectivo como la píldora. Un estudio alemán que siguió a 900 mujeres durante un periodo de 20 años muestra que su efectividad es del 98,2%, lo que resulta hasta cierto punto comparable con la píldora (efectiva en más del 99% de los casos).

Artículo Relacionado
Anticoncepción, ¿qué método es más efectivo?

Hay una gran diversidad de métodos anticonceptivos

3. Pero ese uso perfecto es muy difícil de lograr. El problema es que no sólo depende de lo precisa que sea la medición del ciclo, sino de la regularidad del ciclo mismo. Y es que en muchas mujeres el ciclo no es constante; el tiempo que transcurre entre el comienzo de la regla hasta la ovulación puede ser tan variable como de dos o de cuatro semanas. Y variaciones tan pequeñas como un día pueden suponer un embarazo no deseado.

4. … Y esta es la razón por la que cualquier otro método es más efectivo que el ritmo; por dar dos ejemplos, los preservativos tienen una efectividad real del 92%, y la píldora, del 99%.

5. El esperma puede sobrevivir en el cuerpo hasta cinco días. Mucha gente desconoce este hecho y es un riesgo en caso de que un mes dado la ovulación tenga lugar un día o dos antes de lo esperado. No es necesario tener relaciones durante la ovulación para que haya embarazo: basta simplemente que el esperma esté ahí.

6. No previene ninguna enfermedad de transmisión sexual (ETS). Esto resulta obvio, pero hay que recalcar que este método no es un método de barrera, como pueden ser los preservativos, masculinos o femeninos. Y lo recalcamos porque hay un repunte de las ETS en la sociedad occidental.

7. Durante el momento fértil, el coitus interruptus no elimina el riesgo de embarazo. Si se adopta el método del ritmo, hay que ser consciente que para que existan ciertas garantías (teniendo en cuenta lo que decimos en el punto 3) deberá darse un periodo de abstinencia de una semana entera antes y después de la ovulación. De manera que si no se mantienen relaciones durante la menstruación, serán dos semanas al mes de abstinencia. ¡Esto es lo que hay!

Termómetro digital

Durante la ovulación la temperatura del cuerpo aumenta ligeramente

8. Hay varias maneras diferentes de seguir el método del ritmo: basándose en la temperatura, en el moco cervical, en el calendario y el tradicional de los días. Todos vienen a ser lo mismo, que es el seguimiento del ciclo menstrual.

9. El método del termómetro o de la temperatura basal radica en que durante la ovulación la temperatura del cuerpo aumenta ligeramente. Por ejemplo, una mujer cuya temperatura habitual es de 36,6ºC, verá que su temperatura aumenta entre 0,2 y 0,6ºC (lo que obliga a usar un termómetro muy preciso). Los días en que sube la temperatura son los fértiles, en los que se debe evitar el sexo. Sólo es fiable si se toma la temperatura a primera hora de la mañana, antes de levantarse.

10. El método del moco cervical consiste en el control del flujo cervical. Durante la ovulación, la mayoría de las mujeres tienen un flujo lechoso, o sea de color blanquecino o transparente, diferente del flujo vaginal habitual. Este método exige la comprobación diaria del flujo vaginal, y la anotación de sus características en un cuadro adecuado.

Artículo Relacionado
Anticoncepción, ¿qué método es más efectivo?

Hay una gran diversidad de métodos anticonceptivos

11. El método del calendario es lo que indica su nombre. Muchas mujeres utilizan un calendario para el seguimiento de sus ciclos, lo que supuestamente les permite predecir los días fértiles. La recomendación es apuntar los ciclos al menos seis meses antes de usar este método (lo que supone estar seis meses ya sea sin sexo, ya sea usando otro método no hormonal, como preservativos).

12. Hay apps de ayuda, pero mucho ojo. En enero de 2018, 37 mujeres suecas presentaron quejas contra una app por otros tantos embarazos no deseados. “Natural Cycles” se lanzó como la primera app en la Comunidad Europea de ayuda al método del calendario. La app usa un algoritmo que determina los días fértiles y evita el embarazo. Pero claramente no funcionó en 37 casos.

13. La combinación de la temperatura, el moco cervical y el calendario es claramente la mejor manera –es decir, la más segura– de usar el método del ritmo. “La más segura”… en términos relativos, claro está; hablamos de una efectividad de no más de entre el 76 y el 88%.

14. Este método no está recomendado en mujeres con síndrome de ovario poliquístico, o cualquier otro trastorno que cause reglas irregulares.

15. La mayoría de los médicos dirán que el método del ritmo no es precisamente el mejor, aunque lo siga -con el mayor de los cuidados- alguien que conozca muy bien su propio cuerpo (o crea conocerlo). Y a lo anterior debe sumarse la falta de protección ante las ETS.

Artículo Relacionado
Publicidad

.

¿Le ha parecido interesante?

2 votos, media: 3.50 sobre 5

Comparta en Redes Sociales